Francis Bacon: París será escenario de una retrospectiva memorable

La semana que viene se inaugura la exposición más relevante del año. Se trata de una retrospectiva de Francis Bacon que, junto a Pablo Picasso, posiblemente sea el artista más importante del Siglo XX

rtxqmyi_crop1567643995866.jpg_258117318

El próximo miércoles se inaugura la exposición más importante del arte de este año. Será una retrospectiva de Francis Bacon (1909-1982), este genial irlandés que es, junto a Pablo Picasso, posiblemente el más importante artista del Siglo XX. Será la tercera retrospectiva que se realiza en París de su obra.

En el Gran Palais, y en vida de él, se realizó la primera en 1971. Justo se había suicidado su pareja Georges Dyer y esto lo llevó a pintar unos trípticos que se los denominó «negros» en recuerdo de su amante y ahora serán exhibidos.

Luego en el Centro Pompidou, en 1996, se realizó otra con 86 obras, y ahora en el mismo Museo se expondrán 60 pinturas que reflejan los últimos 25 años de su producción, en donde se destacan 12 trípticos que son sus obras más famosas, incluido el referido a su amigo Lucian Freud que fuera adquirido hace seis años en u$s 142 millones por la ex esposa de Steve Wynn, propietario de casinos en Las Vegas y destacado coleccionista.

El artista vivió 67 años en Londres y era la gran figura del arte británico, representado por la Galería Marlborough que lo promocionó adecuadamente.

Es un artista singular que «pintó el grito en lugar del horror». La exposición se titula «Bacon con todas las letras», ya que el curador la relaciona a sus obras con los textos de los 2000 libros que tenía en su biblioteca. Sus autores preferidos eran Esquilo, Nietzsche, Bataille, Conrad, T. S. Elliot.

Bacon trabajaba en base a fotos y generalmente sus modelos eran sus amantes, John Edwards y Georges Dyer, o sus amigos pintores, y también su amiga y coleccionista Henrietta Moraes o la pintura de Diego Velázquez «El Papa Inocencio X», obra que nunca quiso ver en Roma, pero la tenía en cientos de fotos en su desprolijo estudio.

Pese a que manifestó que odiaba su cara, también realizó muchos autorretratos. El precio de sus obras es de las de mayor valorización en los últimos 40 años. Este año se han vendido tres de sus obras. Un autorretrato pequeño de 36×31 cm se vendió en junio en 21 millones de dólares. Había costado 24 millones hace 4 años, pero creemos que seguirán subiendo de valor e incluso superarán sus récords si aparece alguno de sus trípticos a la venta. Estas exposiciones son cada vez mas difíciles de realizar ya que los valores de seguros son enormes y en este caso es posible que supera los u$s 20 millones.

Posiblemente la muestra será visitada por más de 800 mil personas que pagarán diez euros la entrada, con lo cual la recaudación por este concepto será de unos 9 millones de dólares y ni siquiera cubre el 50% del costo del seguro, por lo tanto será un evento a subvencionar.

Francia es el país que más cuida el atractivo de la oferta cultural y en el Pompidou han realizado exposiciones de Picasso y de Dalí que llevaron esta cantidad de gente.

El Museo del Louvre es el más visitado del mundo con diez millones de personas por año y el Pompidou recibe 3,4 millones. Estas multitudes hacen que sea necesario sacar entradas por internet y tener horario de ingreso para no tener que soportar largas colas.

Fuente: El Cronista