Green Flags: 5 señales que indican que estás con la persona adecuada

Aspectos negativos y positivos de una pareja, conocidos en la virtualidad como ‘green flags’ y ‘red flags’

dsdfsdf

Conocer de antemano las ‘green flags’(banderas verdes) o ‘red flags’ (banderas rojas) puede ser útil en una relación que recién comienza. Ambos términos provenientes del inglés y viralizados en redes sociales ponen el foco en los buenos indicios de una persona en el caso de las verdes y en las conductas negativas o tóxicas en el de las rojas. Son indicadores importantes para saber con antelación si la persona (potencial pareja) realmente vale la pena y hace bien a la relación.

Una vez finalizada “la fase de luna de miel” la realidad se impone y en muchas ocasiones empiezan a aparecer aspectos desconocidos hasta el momento como pueden ser los celos excesivos e injustificados, el exigir revisar el celular del otro o demostrar desconfianza cuando la pareja se junta con otras personas. Las señales pueden ser difíciles de identificar, especialmente si no se cuenta con demasiada experiencia en el plano amoroso.

“Después de haber crecido en la era Disney del amor romántico, creo que es pertinente definir una relación sana como un vínculo que no necesitás, pero que por algún motivo te hace sentir mejor y elegís de forma consensuada sostenerlo, sin ningún tipo de coerción”, dice la licenciada en Psicología, Florencia Berrade (M.N. 69320).

¿Qué es lo que se necesita para tener una pareja o vínculo exitoso y saludable? Según Berrade cada persona le da mayor relevancia a características distintas, lo que hace que sea imposible generalizar. Sin embargo existen ¨green flags¨ o indicios positivos que caracterizan a aquellas personas que cuidan sus relaciones afectivas.

1) Comunicación

Una buena comunicación se basa en la expresión clara y asertiva y en la escucha activa. Para Berrade, la primera característica incluye poder hablar en primera persona desde las emociones. Y citaejemplos: ¨me hace sentir más tranquila hablar de esto¨ o ¨me pone feliz compartir esta charla¨.

Asegura también que implica evitar la crítica hacia el otro y en su lugar hablar de los propios deseos, “Esto sería similar a decir ¨cuando cenamos juntos, me gustaría que uses menos el celular para compartir un momento más íntimo¨, dice la especialista y aclara que es importante dejar de lado la actitud defensiva y pensar que el diálogo se da entre pares que tienen los mismos objetivos.

Respecto a la escucha activa, un buen indicador es la empatía. Mostrarse interesado en la opinión de la pareja y validar la misma. “Darle lugar pese a no estar de acuerdo significa darle posibilidad a la existencia de lo que la pareja siente y piensa y no necesariamente a la coincidencia de opinión”, destaca Berrade.

2) Acuerdos

“La clave para cualquier relación exitosa es llegar a acuerdos”, dice Kate Moyle, psicoterapeuta de relaciones y presentadora del podcast The Sexual Wellness Sessions. En el mismo, Moyle declara: “Siempre existirá una lucha entre las necesidades individuales de cada uno de los integrantes de la relación y no debemos esperar a estar perfectamente alineados o de acuerdo en todo”. En esta misma línea, la psicóloga clínica e instructora de mindfulness, Bárbara Ayub explica que si en ocasiones no se presentan discusiones o desacuerdos es porque una de las partes está cediendo mucho o no tiene interés en la relación. Todo debe darse en su justa medida y procurando lograr un equilibrio.GASLIGHTING: QUÉ ES Y CÓMO DARTE CUENTA SI SOS UNA VÍCTIMA DE ESTE ABUSO PSICOLÓGICO

3) Individualidad

Ninguna de las personas que formen parte del vínculo amoroso deben sentirse obligadas a estar disponibles las 24hs del día para el otro u otra. La cultura de la inmediatez en la que está sumergida la sociedad con la tecnología evidencia que si no se responde un mensaje lo suficientemente rápido es porque no hay interés. “Lo cierto es que aparte de sus vínculos sexo afectivos la pareja debe poder tener otras actividades: profesionales, sociales, de ocio, momentos en soledad, etc.”, declara la especialista.

Las banderas verdes son características de la personalidad que pueden ser indicadores positivos o de apertura a la posibilidad de construcción y engrandecimiento del vínculo
Las banderas verdes son características de la personalidad que pueden ser indicadores positivos o de apertura a la posibilidad de construcción y engrandecimiento del vínculoshutterstock – Shutterstock

4) Independencia

Según Berrade, la independencia emocional tiene su base en que los integrantes del vínculo amoroso sepan que son capaces de generar felicidad, satisfacción o emociones positivas para ellos mismos -entiéndase individualmente- y sin necesidad de sentirse obligados a hacerlo por su pareja. Asimismo, la profesional hace énfasis en la importancia de asimilar que estas emociones positivas que se generan no dependen de “permanecer o no en el vínculo” sino que se puede obtener por motu proprio.

5) Potenciación

“Un vínculo nos debe potenciar y llevar hacia el engrandecimiento personal. No limitar nuestras capacidades, proyectos u objetivos personales”, dice la psicóloga. Y añade que las parejas deben tratar de impulsar todos los aspectos positivos del otro e incluso, colaborar con la mejora de aquellas características negativas que su enamorado pueda tener.

Las red flags suelen ser aspectos negativos que se repiten constantemente y generan patrones de conducta difíciles de cambiar
Las red flags suelen ser aspectos negativos que se repiten constantemente y generan patrones de conducta difíciles de cambiarshutterstock – Shutterstock

¿Qué son las ‘Red Flags’?

Por otro lado, también están de manera muy visible las ‘red flags’ o señales de alarma; estas podrían pensarse como el contrapunto a los buenos indicadores (ya mencionados) que generan un vínculo sano. Suelen ser aspectos negativos que se repiten constantemente y suscitan patrones de conducta difíciles de cambiar. Según la Lic. Bárbara Ayub, una relación hace daño emocional cuando empieza a afectar el día a día. Para la profesional, existen algunas preguntas que sirven para orientarse sobre si la relación no es del todo sana. Algunas de estas pueden ser: ¿existen situaciones de falta de respeto? ¿hay dependencia de la pareja en algún sentido (emocional/económicamente)? ¿qué emociones genera esta relación? ¿produce daño o emociones negativas?E

¿Cómo salir de una relación no saludable?

“Levantar la mano y pedir ayuda siempre. No tenés que poder solo o sola. No es sencillo salir de un vínculo donde las red flags priman, principalmente porque están acompañadas de actitudes de manipulación que invisibilizan estos maltratos a ojos de quien los recibe. Creo que una herramienta o recurso fundamental es poder hablar de lo que implican las conductas saludables o funcionales en un vínculo y cuales no. Visibilizarlas en conversaciones entre familia y amigos para que sean más fáciles y poder identificarlas rápidamente cuando las vivimos en carne propia”, amplía Berrade.

Por último, Ayub recalca que una buena alternativa para trabajar los vínculos es pensándolos como necesitados de cuidado, atención, cariño, y sobre todo revisión por medio del diálogo. “Nunca demos nada por sentado, los acuerdos son primordiales y sugiero revisarlos en cada etapa del ciclo vital”, remata.

Fuente: Victoria Vera Ziccardi, La Nación