Guillermo Arriaga ganó el Premio Alfaguara

El escritor mexicano, reconocido por ser el guionista de las películas "Amores perros" y "21 gramos", resultó ganador por unanimidad de la 23ra. edición del Premio Alfaguara de Novela con su obra "Salvar el fuego".

Guillermo Arriaga (1)

Se impuso entre siete finalistas, surgidas de 602 manuscritos presentados.

«Salvar el fuego», es una obra polifónica sobre los contrastes sociales que según el jurado presidido por el escritor mexicano Juan Villoro narra «una historia de violencia en el México contemporáneo donde el amor y la redención son posibles».

Hace ya varias ediciones que los galardonados con el Premio Alfaguara dejaron de ser autores ignotos a los que el certamen deposita en un sitio de repentina visibilidad que les abre la puerta hacia ventajosos contratos. Así como en 2017 la distinción recayó en el mexicano Jorge Volpi y el año pasado sobre el argentino Patricio Pron -ambos con relación preexistente en la casa editora- este año el elegido fue Arriaga, de quien el sello ya publicó su obra «El salvaje».

No solo eso: el flamante ganador del premio fue artífice junto al realizador Alejandro González Iñárritu de la trilogía más exitosa llevada adelante por una dupla mexicana: «Amores perros», «21 gramos» y «Babel», de la que fue responsable de sus guiones, aunque no es esta precisamente una palabra que lo entusiasme, tal cual ha aclarado en numerosas ocasiones: «guión es una palabra peyorativa, yo no le digo así porque es simplemente hacer una guía para que alguien haga la verdadera obra. Yo hago obras, no guiones».

Arriaga fue anunciado como el ganador del Premio Alfaguara por «Salvar el fuego», una historia que el presidente del jurador, el mexicano Juan Villoro, definió como una obra «polifónica que narra con intensidad y con excepcional dinamismo, una historia de violencia en el México contemporáneo donde el amor y la redención aún son posibles».

«El autor se sirve tanto de una extraordinaria fuerza visual como de la recreación y reinvención del lenguaje coloquial para lograr una obra de inquietante verosimilitud. Los distintos planos narrativos tienen como hilo conductor el cuerpo humano, motivo de celebración y expuesto a numerosos excesos», destacó también el jurado.

El fallo fue dado a conocer en una videoconferencia entre Madrid y Latinoamérica a la que enseguida se sumó el propio Arriaga desde Zaragoza, una localidad mexicana ubicada en el estado de Puebla, en su país: «Vivimos en una sociedad en la que todo está programado, pero en el amor todo es posible», sostuvo apenas fue consultado sobre los disparadores de su novela.

«Salvar al fuego» narra la historia de Marina, una coreógrafa casada y perteneciente a una clase social acomodada que entabla una relación clandestina con un presidiario, bajo el trasfondo de una sociedad llena de contradicciones.

«Vivimos en un México escindido, con una distribución de la riqueza desigual. He visto la desesperación de los campesinos que se quedan sin trabajo. Quería mostrar este México tan contrastante», aseguró Arriaga, que además ha publicado las novelas «Escuadrón Guillotina» (1991), «Un dulce olor a muerte» (1994), «El búfalo de la noche» (1999) y la colección de cuentos «Retorno 201» (2006).

«El amor es la fuerza que salva el tejido social, sobre todo en sociedades tan desgastadas como la mexicana» dijo también el narrador a propósito de esta novela que tardó cuatro años y medio en escribir.

Nacido en la Ciudad de México, Arriaga conoció desde pequeño la compleja frontera con Estados Unidos y vivió de cerca las inequidades y los peligros que acechan la sociedad mexicana: «Estoy a unos kilómetros de la frontera y de Piedras Negras, y la frontera la conozco desde que soy niño, viajo a la frontera unas ocho o diez veces por año, me la paso aquí mucho tiempo y está la gente más buena que conozco. Pero al mismo tiempo, por la cercanía de la frontera he podido atestiguar los hechos del narcotráfico. Es una zona que conozco bastante bien y me ha permitido conocer este otro México», aseguró durante la videoconferencia.

Además de Villoro, el comité seleccionador estuvo integrado por la narradora argentina residen en Francia Laura Alcoba, la historiadora y novelista española Edurne Portela, el periodista y poeta Antonio Lucas, el librero Jesús Rodríguez Trueba y Pilar Reyes (con voz, pero sin voto), directora editorial de Alfaguara.

A esa edición se presentaron entre 602 manuscritos de los cuáles 281 han sido remitidos desde España, 94 desde Argentina, 86 desde México, 57 desde Colombia, 32 desde Estados Unidos, 19 desde Chile, 18 desde Uruguay y 15 desde Perú.

El galardón, uno de los más importantes otorgados a una obra inédita escrita en español, otorga 175.000 dólares, una escultura y la publicación simultánea de la novela ganadora en España y Latinoamérica, prevista para el próximo 19 de marzo.

La obra de Arriaga ha sido traducida a dieciocho idiomas. Además de escribir las películas «Amores perros», «21 gramos» y «Babe»- escribió el guión de «Los tres entierros de Melquiades Estrada», que recibió el premio al mejor guion en el Festival de Cannes 2005 y en 2008 presentó su ópera prima como director: «The Burning Plain». Recientemente produjo y coescribió «Desde allá», primera película iberoamericana que ha ganado el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia.