Hollywood: películas que mostraron escenas sexuales al límite de lo prohibido

Por su elevada carga erótica o sus planos explícitos, estos films probablemente permanezcan en la memoria de quienes los vieron.

123

Es vox populi que El último tango en ParísSaló o los 120 días de Sodoma e Irreversible escandalizaron a medio mundo con sus escenas sexuales.

A lo largo de la historia del cine hubo directores que filmaron escenas sexuales sumamente originales y explícitas, rompieron barreras éticas con agresiones inmirables e hicieron ver trabajos que se creían de “cine arte” como si fueran films porno. No quedó terreno sin explorar.

La siguiente lista no presentará películas controversiales por sus escenas de sexo en otro idioma que no sea inglés y por ahí los títulos no serán los más populares. 

En Hollywood, la cosa resultó muy difícil para aquellos y aquellas entusiastas del nudismo y las noches de pasión sin sábanas. Desde 1934 a 1967, en Estados Unidos rigió un bloqueo legal conocido como Código Hays que hizo toda la fuerza posible para que los films de estudios se sumieran en el más estricto puritanismo.

Uno de los líderes republicanos de la época, William Hays (de ahí el nombre del código), estableció una serie de reglas restrictivas para las producciones estadounidenses relacionadas a la protección de las clases bajas y el antibelicismo.

Lo que comenzó como una idea relativamente “progresista” terminó sumido en el conservadurismo total que no admitió, entre otras cosas, escenas de desnudez de ninguna índole.

A la larga, el Código Hays también terminó prohibiendo la exhibición de films extranjeros en Estados Unidos y aquellos nacionales que eran proyectados debían someterse a representar aquello que se entendía como el “estilo de vida estadounidense”.

Dándole la razón a quienes aseguran que las reglas se hicieron para destruirlas, a partir de los sesenta empezó el bienvenido desmadre cinematográfico.

Si bien Hollywood y las películas de estudio casi nunca desafiaron (incluso en esta época) los límites de lo pornográfico, los directores y las directoras cada vez empezaron a mostrar más. Desde el ‘67, los excesos están controlados por la conocida clasificación por edades que aún continúa hasta nuestros tiempos.

Este breve recorrido comienza con la primera película que se le animó al Código Hays. Allí vamos.

1- ¡Promesas! ¡Promesas!

Jayne Mansfield (izquierda) se desnudó por completo en la película.

Jayne Mansfield (izquierda) se desnudó por completo en la película.

«Ella hace lo que ninguna estrella de Hollywood hace excepto en la desesperación: ella hace un desnudo”, dijo en su momento el gran crítico del Chicago Sun-Times Roger Ebert. Hacía referencia a Jayne Mansfield.

La protagonista de Promises! Promises! fue la primera estrella de Hollywood que se mostró desnuda en una película en inglés en la era de posguerra. Y lo hizo cuando aún no regían las clasificaciones. De ahí la controversia de la película, que fue un éxito de taquilla.

2- Blow Up

El actor David Hemmings y la modelo Verushka en Blow Up.

El actor David Hemmings y la modelo Verushka en Blow Up.

La importancia de esta magistral obra de Michelangelo Antonioni (basada en un cuento de Cortázar) recae principalmente en su calidad artística, pero también, por qué no, en que fue una de las precursoras de los desnudos en películas distribuidas por grandes estudios.

Blow Up mostró por primera vez el vello púbico de una mujer y por ese motivo no recibió la aprobación del Código. A MGM, uno de los estudios más importantes de Hollywood de aquel entonces, no le importó y la distribuyó igual.

3- Perros de paja

George no aceptó la primera idea de Peckinpah a la hora de hacer la escena de la doble violación.

George no aceptó la primera idea de Peckinpah a la hora de hacer la escena de la doble violación.

Sam Peckinpah era reconocido por hacer de sus rodajes completos desastres. No por eso salían películas mediocres, sino todo lo contrario. De hecho, gracias a él podría decirse que el western no desapareció.

En Perros de paja hay una escena que fue censurada en varios países y hasta el día de hoy genera controversia. En ella se puede ver una violación doble sufrida por el personaje de Susan George.

Asustada por los rumores que escuchó sobre el director, George se negó a hacer una primera versión de la escena que al parecer era terrible. Al comienzo, su personaje se resiste al ataque de un hombre, pero no puede y ¿acepta? estar con él.

Cuando ella parece sentirse a gusto (se da a entender que piensa en otra persona), un tercero se abre lugar en la escena y la sodomiza contra su voluntad.

4- La naranja mecánica – Ojos bien cerrados

La naranja mecánica es controversial por donde se la mire.

La naranja mecánica es controversial por donde se la mire.

Este es un puesto doble porque se trata de películas creadas por el mismo artista. Con Stanley Kubrick se puede ejemplificar cualquier cosa porque, si bien no dejó una obra tan extensa como Alfred Hitchcock o Howard Hawks, su filmografía es completamente heterogénea y perfeccionista.

La naranja mecánica, que fue estrenada como “X” y tras un recorte de segundos la convirtieron en “R”, muestra una durísima escena de violación mientras uno de los agresores canta “Singing in the Rain”.

La actriz que participó de esa escena no aguantó y renunció a las pocas tomas. La persona que se ve en plano en el corte del estreno es su reemplazo.

Tom Cruise tenía 37 años cuando protagonizó la película.

Tom Cruise tenía 37 años cuando protagonizó la película.

Ojos bien cerrados es, sin dudas, una de las mejores tres películas eróticas de las últimas décadas. La carta de despedida de Kubrick mostró a los reyes del sex appeal Nicole Kidman y Tom Cruise en escenas candentes y al protagonista fisgoneando en medio de una perturbadora orgía.

5- Blue Velvet – Mulholland Drive

Isabella Rossellini y Hopper en el extraño film de Lynch.

Isabella Rossellini y Hopper en el extraño film de Lynch.

El camino de lo truculento sigue con el inigualable erotismo de dos películas del referente moderno del surrealismo: David Lynch.

En Blue Velvet, probablemente una de las más “accesibles” para el público masivo del director estadounidense, Dennis Hopper e Issabella Rossellini dejan correr su líbido mientras el personaje de Kyle MacLachlan, como siempre, observa desde las sombras.

Watts y Laura Harring en una de las escenas míticas de Mulholland Drive.

Watts y Laura Harring en una de las escenas míticas de Mulholland Drive.

Mulholland Drive, a pesar de ser cualquier cosa menos un film alegre, cuenta con un par de escenas eróticas insuperables en la obra del director. Están relacionadas a una noche de pasión que mantienen las protagonistas y a una masturbación. La artífice de ambas es la talentosísima Naomi Watts.

6- Showgirls

Berkley, la actriz principal, no consiguió un protagónico relevante tras protagonizar Showgirls.

Berkley, la actriz principal, no consiguió un protagónico relevante tras protagonizar Showgirls.

El director holandés Paul Verhoeven es el irreverente que Hollywood siempre necesitó. Showgirls probablemente sea la película de estudios con más escenas de desnudos que existe. En sus dos horas de metraje, treinta minutos por lo menos son de sensuales bailarinas en topless.

De las innumerables escenas eróticas de esta película de culto se pueden destacar una de sexo salvaje en una pileta, los bailes en los cabarets y una en la cual la protagonista interactúa con hielos…

7- Perdida

Rosamund Pike y Ben Affleck tienen una extraña relación en Perdida.

Rosamund Pike y Ben Affleck tienen una extraña relación en Perdida.

Como representante de los films de la década del ‘10, David Fincher les regaló a sus fanáticos una escena sexual inolvidable. De ella participan Rosamund Pike y Neil Patrick Harris.

Los personajes están teniendo sexo y cuando él se encuentra en el clímax de la situación ella saca una navaja de abajo de la almohada y le corta el cuello. Excelentes actuaciones, precisión y ritmo de edición. Shock. No hay dudas de que la escena aún está en la memoria de quienes vieron el film.

Fuente: Clarín