Hollywood se adapta al Oscar de la pandemia

La Argentina decidirá en diciembre qué film envía, aunque la opción más firme es "Crímenes de familia". Crímenes de familia. Se estrenó en Netflix, pero será admitida.

david de miguel angel

En un año donde el cine mundial se abrió paso como pudo, y cuando pudo, la Academia de Hollywood comenzó a recibir de forma restringida algunos largometrajes para el Oscar al Mejor Film Extranjero (o, más correctamente, al mejor film hablado en una lengua distinta del inglés).

Las normas académicas, históricamente estrictas pero que el año pasado ya se flexibilizaron con la concesión simultánea del Oscar principal y el de Film Extranjero a un mismo film, “Parásitos”, este año, con la pandemia que subvirtió las reglas de juego, serán más laxas. Tanto, que ya hasta se acepta para la eligibilidad de un film que haya sido mostrado en un autocine..

La Argentina, que al igual que otros países de férrea cuarentena pudo haber quedado fuera de competencia al cerrar sus salas en marzo último, ahora tiene la chance de que Hollywood admitirá, por única vez, el estreno de un film en plataformas reconocidas de streaming, siempre y cuando ese film hubiese estado destinado originariamente a salas, y que por la crisis sanitaria no pudo estrenarse.

Las películas debieron haber sido estrenadas en salas entre el 1 de octubre de 2019 al 31 de diciembre de 2020, pero “se podrán considerar en la votación local aquellas películas que tenían una fecha de estreno original en sala pautada pero optaron por estrenar en estos meses a través de una plataforma de streaming reconocida o VOD”, dice textualmente el reglamento. “Para esto, la película elegida tendrá que dar constancia de su fecha de estreno y sala de cine original, cancelada por la pandemia. No se aceptan las películas que se iban a estrenar directa y originalmente por plataforma de streaming”.

La Academia de Cine de la Argentina, organismo que desde hace años vota el film que el país envía a la preselección del Oscar, decidió este año acogerse a la mayor flexibilización de fechas de Hollywood y recién en diciembre tomará la decisión. Todo indica, sin embargo, que la elección recaerá sobre el drama familiar y judicial “Crímenes de familia”, de Sebastián Schindel, con Cecilia Roth y Miguel Ángel Solá, que ya fue el título elegido para representar al país en los premios Goya de España. La película de Schindel cumple con el requisito de haber sido programado para salas cinematográficas y más tarde, ante la imposibilidad de hacerlo, estrenado vía Netflix.

Este año, los Oscar fueron diferidos del 28 de febrero al 25 de abril. El 18 de marzo se anunciarán los nominados pero los correspondientes a Film Extranjero, como es costumbre, se anticipan en una primera selección. Esta lista se conocerá el 9 de febrero: el año pasado participaron 91 países pero esta vez, por los efectos de la pandemia, se espera que sean bastante menos. Uno de los primeros que ya reveló su película candidata es Dinamarca, con “Another Round”, de Thomas Vinterberg, la historia de un profesor que atraviesa una crisis de mediana edad y empieza a experimentar con el alcoholismo. Colombia es el otro país que ya develó que enviará “El olvido que seremos”, del consagrado director españoll Fernando Trueba, que realizó su film en Bogotá y con producción colombiana. El film está basado en la novela homónima del colombiano Héctor Abad Faciolince, y protagonizado por Javier Cámara. Trueba ya tiene experiencia en ganar un Oscar: lo obtuvo en 1994 con “Belle Epoque”.

Se sumaron también a la precompetencia: “Mi hermanita” (Stéphanie Chuat y Véronique Reymond, Suiza), “Nocturno” (Gianfranco Rosi, Italia), “Atlantis” (Valentyn Vasyanovych, Ucrania), “Comienzo” (Dea Kulumbegashvili, Georgia), “Nunca volverá a nevar” (Małgorzata Szumowska, Michał Englert, Polonia), “La noche de los reyes” (Dyula Philippe Lacôte, Costa de Marfil), “Quo Vadis, Aida?” (Jasmila Žbanić, Bosnia y Herzegovina), “Cuentos del río” (Julie Schroell, Luxemburgo) y “Un sol” (Chung Mong-hong, Taiwan.

La ceremonia –en principio– tendrá lugar de manera presencial en el Dolby Theatre de Hollywood y será televisada a más de 225 países. No se anunció hasta ahora un conductor, pero se sabe que no habrá alfombra roja ni las tradicionales cenas y festejos posteriores. Un Oscar amargo.

Fuente: Ámbito