La Casa del Bicentenario reabrió sus puertas con una instalación de luces y sonidos

La Casa Nacional del Bicentenario (CNB) reabrió sus puertas con el ciclo "La Casa por la ventana", una propuesta realizada en conjunto con el Centro de Arte Sonoro (CASo), con el objetivo de retomar la actividad y el vínculo con el público de manera presencial.

asd

Con reserva previa en https://compartir.cultura.gob.ar/, esta institución puede visitarse los días viernes y sábados de 17 a 20, cumpliendo con el aforo (9 personas) y el protocolo sanitario vigente.

Se abrió el espacio de la planta baja, que conforma un nuevo ámbito expositivo, los ventanales que dan a la calle fueron transformados en espacios de exhibición para que el público pueda apreciar las obras desde afuera y también desde adentro del edificio.

A su vez, la primera acción del ciclo «La Casa por la ventana» es «Todo mientras sucede parece eterno», una instalación de luces y sonidos realizada por el artista sonoro Facundo Suasnabar.

Por su parte, el Museo Nacional del Grabado, que funciona con sede temporal en la CNB, inició esta etapa con una intervención en la fachada: una nueva activación del proyecto «POST. Imaginar el después | Sesiones de experimentación gráfica», curado por la historiadora del arte Silvia Dolinko y la actual directora del museo, Cristina Blanco.

CNB y Grabado se suman a los Museos Nacionales que ya reabrieron sus puertas al público con el programa «Museos abiertos al cielo»: Museo Regional de Pintura «José A. Terry» (Jujuy), Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento (San Juan), Museo Nacional de Bellas Artes, Manzana de las Luces, Museo del Cabildo, Museo Nacional de Arte Decorativo, Museo Histórico Nacional, Museo Casa de Ricardo Rojas, Museo Histórico Sarmiento, Museo Casa de Yrurtia y Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur (CABA).