La hermana de Lennon en el WhatsApp: “John era el poeta y Paul, el letrista”

Julia Baird escribió el libro “Imagine This”, para contar su relación con el Beatle y aclarar algunos puntos.

AS

“So I sing a song of love, Julia…”

Fue hija de Julia Stanley, igual queJohn Lennon. También se llama Julia, como su madre, y la de John, quien murió atropellada por un policía borracho en 1958, frente a la casa donde vivía su hijo. Es la hermana del beatle y la hija mayor de su madre, Julia, con otro hombre. Días atrás, John hubiera cumplido 80 años. Julia tiene 73 años. También nació en Liverpool.

Llegamos a la Hermana De gracias a Estef Lennon, único tributo femenino dedicado exclusivamente a la obra del Inmortal. Para los adoradores de lo autóctono, no existe en el mundo ninguna otra Juana Lennon. En 2015, Estef fue convocada al Cavern de Liverpool y la incluyeron en una gala teloneando al legendario Donovan. En ese viaje Estef conoció a Julia Baird (la hermana de John) y a May Fung Yee Pang, amante oficial de Lennon.

En el CV de Estef consta que le hicieron notas en medios como la BBC de Londres: “La música de Lennon me traspasa”, declaró en su momento. Consultada sobre si ex Beatle hoy estaría usando remeras de “Salven las ballenas” con el logo de Greenpeace, Estef le dijo a Clarín: “Antes de su asesinato iba a irse al Oeste de los Estados Unidos para defender a unos trabajadores que estaban en medio de una pelea salarial y sindical. John se metía en muchos aspectos sociales y supongo que por los animales también lo hubiera hecho”.

Estef y Julia se hicieron muy amigas. "Me dice que pudo llamarla tía", cuenta Estef , que la conoció cuando fue a Liverpool a concursar en un certamen beatle.

Estef y Julia se hicieron muy amigas. «Me dice que pudo llamarla tía», cuenta Estef , que la conoció cuando fue a Liverpool a concursar en un certamen beatle.

Resulta que Estef escribe para preguntarnos si, por casualidad, nos interesaría hablar con la hermana de John, que acaba de publicar un libro narrando sus memorias. ¡Obvio Estef, querida! Para el periodismo, un Lennon es un Lennon.

-¿Te parece bien entonces? Buenísimo, le aviso. Se va a poner contenta la Tía Julia.

-¿Tía le decís?

-Hace poco me dijo que podía ser mi tía postiza y empecé a decirle “Auntie Julia”… -se alegra Estef.

Antes de ser “familia”, Estef y Julia eran amigas. Julia la vio actuar en vivo y, Oh my God!!!, quedó asombrada con la querida presencia de nuestra específica artista clon. Desde ese momento, WhatsApp mediante, se volvieron inseparables. Por eso Estef decidió tenderle una mano sudamericana en la promoción de Imagine This, libro de Julia recientemente editado en castellano. Todo artesanal, amable, putativo, simpático, cariñoso.

Se llama igual que la destinataria de la canción del Álbum Blanco: Julia. Entre paréntesis, hay otros dos temas de John que fueron explícitamente consagrados a su madre: My Mummy’s Dead y Mother. El libro en cuestión habla de Julia y su relación liverpolita con un joven John. Habla también de un Paul McCartney en pantalones cortos, de Los Beatles y, fundamentalmente, de los Quarrymen, la banda rock and roll formada en 1956 por Lennon.

Según Imagine This, Julia (madre) fue quien le compró la primera guitarra al futuro beatle; o sea, Lennon no hubiera sido quien fue sin su apoyo. “Una guitarra de fabricación sudafricana que le encargó por correo a Londres y costó 10 libras”, cuenta Julia.

Léxico familiar: “Cada vez que John me llamaba, yo siempre estaba allí”, dirá esta mujer, idéntica nariz de hermano, desde su casa de Chester, ciudad inglesa que data del siglo I d. C. “Sin embargo -agrega-, cuando yo lo llamaba a él, no siempre podía hablar…

(Mother, you had me, but i never had you: Madre vos me tuviste, pero yo nunca te tuve).

Yoko contestaba el teléfono, filtraba y así el tiempo fue pasando y las llamadas de John pararon. En un momento nos resultaba imposible localizarlo”, se lee en la tirada española impresa por Teófilo Edicions.

Durante una entrevista promocional en Madrid, Julia dijo que la idea de lanzarse a contar su versión privada de los hechos surgió como respuesta a un documental de la BBC sobre Lennon, en el que se contaban ciertos detalles que nunca habían sucedido. “Cuando las historias se volvieron tan salvajes e inexactas me sentí obligada a dejarlo todo claro. No pueden andar difamando o decir lo que se les cante de ellos”.

En enero, cuando Julia presentó sus memorias, "Imagine this", en España.

En enero, cuando Julia presentó sus memorias, «Imagine this», en España.

-¿Pero a qué te referís?

-En el documental contaban cosas que no eras ciertas. El productor, por ejemplo, dijo que él no tenía hermanas. Me comuniqué y le dije que estaba hablando con una de ellas y él insistió que no, que John era hijo único. Una lástima, parecieron olvidarse de que él no nació solo, que tenía una familia… Era mi deber arreglar esto, tanto por nuestra madre como para el mismo John. Entonces escribí, John Lennon, mi hermano, y después lo actualicé para que se convierta en Imagine This.

-¿Cómo fue tu relación con el John famoso?

-Soy la hija del medio. John es más grande. El nació en 1940 y yo en el 47. Nuestra hermana menor, en 1949, así que tuve la clásica relación de hija del medio. Ni hija mayor ni la niña. ¿El John famoso? John nunca fue famoso para nosotras, incluso cuando era un ícono mundial, siempre fue sólo John, el hermano.

-El le dedicó una canción a Julia, tu mamá. ¿Escribió alguna para vos?

-No. Tampoco para Jackie, mi otra hermana, pero todos conocemos a Julia. A mí me llamaron así por ella. Es un nombre de hace muchos años en nuestra tradición. La familia salió de Irlanda y se estableció en Liverpool, inclusive una parte que se mudó a Nueva Zelanda sigue usando los mismos nombres.

-¿Participaste de alguna gira de Los Beatles?

-Fuimos a todos los shows de Liverpool. Esto comenzó en la cocina de casa, con los ensayos. Nuestra madre fue la única madre que permitió que los niños se reunieran con sus instrumentos cuando estábamos todos allí. Era un hogar muy musical. A ella le gustaba tocar el banjo. Los Quarrymen se juntaban en casa. El baterista, Colin Hanton, traía todo en el autobús. Vimos a Quarrymen tocando en los centros comunitarios y en Rosebury Street, cuando fueron convocados para actuar en el homenaje por los 750 años de la ciudad de Liverpool. Ese concierto se hizo detrás de un camión de carbón muy sucio y casi se pelean por problemas en la organización… ¡Un policía nos tuvo que escoltar hasta la parada del autobús! Un mes después, toda la familia estaba en San Pedro para el festival de la iglesia: fue la primera vez que había una música que no era la banda del Ejército de Salvación…

-¡Jajajá…!

-Luego, ya con Los Beatles, vimos todos los conciertos en el teatro Everyman, en Liverpool, cuando tocaron como soporte de Roy Orbison. Después estuve en el espectáculo de Navidad del Finsbury Park Astoria, en Londres. Y en el estreno de Hard Day’s Night, en Liverpool. Esa fue la segunda vez que la ciudad se cerró por completo para una celebración. En definitiva, vi todas las todas esas actuaciones. Pero el Woolton Fete fue el primero en tener un grupo de pop y eso se debió a que la mamá de Pete Shotton, integrante de Quarrymen, estaba en el comité de la iglesia. Mi madre había comprado camisas en el mercado local. Eran unas camisas que parecían de cowboy y usaron en el show, cosa que se puede apreciar en las fotos de época. Para nosotros, ellos estaban haciendo lo mismo que hacían en la cocina de casa.

Las inquietudes van y vienen por WhatApp y ahora, un día cualquiera de octubre, podemos presumir de algo: quizás vos tengas el contacto de Alberto o de Juana Viale, pero nosotros, ¡qué tul!, tenemos acceso directo a la hermana de John Lennon. Es tan simple como echarle un vistazo al celular, ver si está en línea o calcular la diferencia horaria y dirigir una próxima pregunta.

-Julia, ¿por qué John se tuvo que ir a vivir con la tía Mimi?

-Esa es toda una larga historia y la razón por la que escribí mi libro, que ahora podés leer en español yendo a la web juliabaird.eu. Lo voy a firmar y te lo envío. También hice una entrevista con Paul que está en el sitio web y donde habla de todo esto. Entendeme, la pregunta que me hacés es demasiado compleja para dar una respuesta aquí.

"John era un poeta como Bob Dylan o Leonard Cohen", piensa Julia. FOTO: DYN/Ricardo Abad

«John era un poeta como Bob Dylan o Leonard Cohen», piensa Julia. FOTO: DYN/Ricardo Abad

-¿Cómo era tu mamá y la de John?

-Era maravillosa y todavía está en nuestras vidas hoy, influyendo en nuestros pensamientos y acciones cotidianas. Lo que busca el libro, justamente, es pintar una imagen detallada de ella.

Ahora la pregunta es por Julian Lennon, el hijo de John con Cynthia Powell, nacido en 1963, con una carrera solista que tuvo un punto alto en el álbum Valotte (1984). Musicalmente ya no se sabe casi nada de él. Por toda respuesta, nos llega un seco y galvanizado “No mention of Julian”. Sobre Cynthia, en cambio, habrá una línea entrañable: “Llevaba un pañuelo en la cabeza. Era rubia y hermosa”.

-¿Podrías contribuir con alguna información «extra» sobre la separación de Los Beatles?

-Internet está lleno de eso. Algunos deben tener razón y otros tienen teorías conspirativas. Era hora de que la parte de giras de la banda se terminara. Nadie escuchaba las canciones. Cuando estaban en el escenario del gran estadio de Candlestick Park, en San Francisco, a fines de agosto de 1966, abrieron sus bocas, pero en realidad nunca cantaron una nota. Está registrado que estaban allí arriba, en medio del caos y gritando, dando a entender que ese era el final de la actuación pública para ellos. Y eso es lo que sucedió. Después de un breve descanso para recargar energías, volvieron a reunirse en los estudios de Abbey Road. De ese período de descanso tenemos Strawberry Fields Forever, el único poema psicoanalítico de John. Una sola cosa: Yoko no fue responsable del final de los Beatles.

-En una conferencia de prensa dijiste: “John fue un poeta que puso letra a la música de Paul McCartney”.

-No, John era el poeta y Paul, el letrista. Esto es lo que fueron para mí durante la vida de Los Beatles. No puedo especular sobre su relación musical. Sería pura suposición, pero creo que John era un poeta como Bob Dylan o Leonard Cohen, y que Paul tenía oído para la melodía. Esto no es una ley, es apenas mi pensamiento.

-¿Cuándo fue la última vez que hablaste con John?

-El 17 de noviembre de 1980. Hablamos de cómo nos encontraríamos todos en Liverpool.

Fuente: Clarín