La increíble historia del cartel más famoso del mundo: Hollywood

Recibe 3.000.000 de visitantes al año y encierra secretos de todo tipo, incluida la sistemática aparición de una actriz que se suicidó tirándose de la letra H hace casi 90 años.

2

¿Cuándo nace Hollywood? En 1880, cuando Daeida la esposa de un promotor inmobiliario procedente de Texas, de apellido Wilcox, llamó así a su rancho situado en la zona. En 1903 Hollywood se convirtió oficialmente en un municipio independiente y en 1910 pasó a formar parte de Los Ángeles.

Hollywood nunca hubiera alcanzado su fama sin un golpe de suerte. Y eso sucedió en 1911, cuando en el lugar se fundó el primer estudio de cine.

Fue como una invitación. En poco tiempo se establecieron en el lugar otros quince estudios más. ¿Porqué el cine convirtió esa zona en su casa? El clima y la cantidad de horas de sol para filmar eran un maná.

Pero además había una situación monetaria de peso: al estar lejos de Nueva York y Nueva Jersey no tenían que pagar la abusiva tasa Edison, el hombre que poseía la patente como inventor del cine.

Corría 1923 y un promotor inmobiliario, H.J. Whitley, colocó el cartel para publicitar una urbanización que tenía proyectada en la zona: "HOLLYWOODLAND".

Corría 1923 y un promotor inmobiliario, H.J. Whitley, colocó el cartel para publicitar una urbanización que tenía proyectada en la zona: «HOLLYWOODLAND».

En 1915, las estrellas del espectáculo se hacían construir lujosas mansiones en esas colinas. Todo era champagne y dólares gracias al dinero que llegaba de los 40 millones de espectadores que cada semana iban al cine en Estados Unidos.

Pero el famoso cartel sobre la colina, el más conocido en la faz de la Tierra, llegó indirectamente por el cine. Corría 1923 y un promotor inmobiliario, H.J. Whitley, que se había hecho millonario vendiendo terrenos a actores y actrices, colocó el cartel para publicitar una urbanización que tenía proyectada en la zona: «HOLLYWOODLAND».

Su publicidad en los diarios decía: «¿Dónde vivirás cuando consigas tu segundo millón de dólares? ¿Crees que le gustará a tu familia una preciosa casa en el aire limpio y puro de las montañas de Hollywoodland o preferirá vivir apretada en las anodinas y cuadriculadas casas de la ciudad?».

El cartel lo construyó la empresa Crescent Sign Company que recibió U$S 21.000 (unos 250.000 actuales) de mano de Whitley.

Cada letra estaba formada por placas de metal cuadrado unidas por alambres y sujetas por detrás con postes de madera.

Fue inaugurado el 13 de julio de ese 1923 y el enorme cartel tenía 4.000 lamparitas rodeando las letras, junto a un gran foco. Nunca se había visto algo igual en el mundo hasta esa época.

Fue inaugurado el 13 de julio de ese 1923 y el enorme cartel tenía 4.000 lamparitas rodeando las letras, junto a un gran foco. Nunca se había visto algo igual en el mundo hasta esa época.

Fue inaugurado el 13 de julio de ese 1923 y el enorme cartel tenía 4.000 lamparitas rodeando las letras, junto a un gran foco. Nunca se había visto algo igual en el mundo hasta esa época.

El promotor dispuso que estuviera un año y medio, tiempo suficiente para desarrollar su proyecto. Pero nunca imaginó algo: el cartel se convirtió en un símbolo mundial de la industria cinematográfica y de Los Ángeles.

LA TRAGEDIA ARRIBÓ EN 1932

En 1932, una actriz de Broadway, Millicent «Peg» Entwistle, después de hacer una obra de teatro junto a un jovencísimo Humphrey Bogart había sido contratada por la RKO y la incluyeron en su primera película: «Trece mujeres», en cuyo reparto estaban las famosas Irene Dunne y Mirna Loy.

Pero la película fue destrozada por los críticos en el pre estreno y la RKO decidió retirarla y filmarla nuevamente. En el nuevo montaje la mayor parte de las escenas de Peg fueron suprimidas.

Desde allí la actriz pasó varios meses recorriendo los estudios cinematográficos sin conseguir trabajo.

Millicent "Peg" Entwistle tuvo un triste final.

Millicent «Peg» Entwistle tuvo un triste final.

La noche del 18 de septiembre de 1932 caminó dos kilómetros desde la casa de su tío, en donde vivía, subiendo la montaña en dirección al cartel. Dobló cuidadosamente su abrigo, lo dejó en el suelo junto a su bolso y comenzó a trepar por la escalera que hay detrás de la letra H. Llegó arriba, observó las luces de Los Ángeles y se arrojó a la muerte.

Al día siguiente una excursionista encontró el bolso y el abrigo y lo llevó a comisaría. En el bolso había una nota de suicidio. La policía fue al lugar y halló el cadáver pero no pudieron identificarla. Decidieron publicar en el periódico la noticia acompañada de la nota de suicidio que sólo decía: «Tengo miedo, soy una cobarde. Lo siento por todo. Si hubiera hecho esto hace tiempo me habría evitado mucho dolor». Firmado con las iniciales P.E.

Al leer la noticia, el tío de la actriz, que la esperaba desde hacía un día en su casa, fue a la morgue e identificó el cadáver.

Lo increíble es que esa misma mañana había llegado una carta a la casa del tío de la actriz. Era de la compañía Beverly Hills Playhouse que le ofrecía a Peg Entwistle el papel principal en una nueva película. ¿Cuál era la trama? Una joven actriz que termina suicidándose. Macabro destino.

UN CARTEL QUE CAE A PEDAZOS

Más allá de la tragedia, había un problema con el cartel. El mantenimiento y cuidado lo llevaba la organización Hollywood Sign Trust, que debía velar por las letras y las 4.000 lamparitas de 20 vatios que se encendían por etapas a la noche: primero se iluminaban las letras «Holly», y luego las de «woodland».

Pero con el correr de los años empezó a desgastarse, a lo que hay que sumar que sufrió varios actos vandálicos. Para colmo de males, el cuidador del cartel, Albert Kothe, a principios de los años 40, estrelló su coche, un Ford A, contra la mole, una noche que conducía borracho y derrumbó la letra H.

Alguien tenía que tomar cartas en el asunto. Era uno de los emblemas más famosos de Estados Unidos.

Con el correr de los años empezó a desgastarse, a lo que hay que sumar que sufrió varios actos vandálicos.

Con el correr de los años empezó a desgastarse, a lo que hay que sumar que sufrió varios actos vandálicos.

El que se hizo cargo en 1949 fue la Cámara de Comercio de Hollywood, que firmó un contrato para la restauración del cartel con una condición: había que eliminar del mismo la parte final. Es decir que LAND desapareció. Los descendientes de Whitley se desprendieron del cartel como quitándose un peso de encima. Lo entregaron por el precio simbólico de un dólar.

Se quitaron las lamparitas y se cambió la estructura de las letras que pasó a ser de madera y metal. Todo los cambios, que costaron U$S 2.000, fueron para peor.

El cuidado quedó en manos del departamento de Parques y Jardines de Los Ángeles, que no se esforzó mucho en el lugar.

Recién en 1978 llegó la restauración definitiva y provino de la persona menos esperada: el cantante Alice Cooper, que inició una campaña para restaurar el letrero.

Recién en 1978 llegó la restauración definitiva y provino de la persona menos esperada: el cantante Alice Cooper, que inició una campaña para restaurar el letrero.

La letra O final se cayó y la primera O se partió a la mitad pareciendo una u minúscula. Durante años el cartel parecía decir: «HuLLYWOD».

Entre los actos vandálicos, el 1 de enero de 1976 el cartel se transformó en HOLLYWeeD (weed es marihuana en inglés), luego de la aprobación de una ley que despenalizaba la marihuana en el estado de California. El ataque lo realizó un hombre llamado Daniel Finegood.

Entre los actos vandálicos, el 1 de enero de 1976 el cartel se transformó en HOLLYWeeD (weed es marihuana en inglés), luego de la aprobación de una ley que despenalizaba la marihuana en el estado de California.

Entre los actos vandálicos, el 1 de enero de 1976 el cartel se transformó en HOLLYWeeD (weed es marihuana en inglés), luego de la aprobación de una ley que despenalizaba la marihuana en el estado de California.

EL NUEVO CARTEL Y ALICE COOPER

Recién en 1978 llegó la restauración definitiva y provino de la persona menos esperada: el cantante Alice Cooper, que inició una campaña para restaurar el letrero.

Esta vez la Cámara de Comercio hizo las cosas como se debía. Se colocó un cartel de acero y cada una de sus letras de 15,2 metros de altura costó 27.777 dólares. Los 250.000 dólares de costo total fueron recaudados gracias a donaciones de particulares.

La letra H fue pagada por el editor del diario Hollywood Independent Newspaper y la primera O fue donada por el productor de cine italiano Giovanni Mazza.

El nuevo cartel de acero. Cada una de sus letras de 15,2 metros de altura costó 27.777 dólares.

El nuevo cartel de acero. Cada una de sus letras de 15,2 metros de altura costó 27.777 dólares.

La primera L fue donada por el ex jugador de fútbol americano Les Kelley y la segunda L fue pagada por el actor y cantante de country Gene Autry, el único en tener 5 estrellas en el paseo de la fama de Hollywood.

La Y fue donada por el fundador del imperio Playboy: Hugh Hefner.

Andy Williams, otro famoso cantante, pagó la letra W.

La segunda O fue donada por la compañía discográfica Warner Bros. Records y la última O fue pagada por el impulsor de la iniciativa, el rockero Alice Cooper que lo hizo en memoria de Groucho Marx.

La última letra, la D, fue donada por el empresario Dennis Litdke.

El cartel se encuentra protegido y promocionado por Hollywood Sign, una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de su mantenimiento y de su divulgación histórica.

El cartel se encuentra protegido y promocionado por Hollywood Sign, una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de su mantenimiento y de su divulgación histórica.

Las letras perdieron un metro y medio de altura (ahora miden 13,7 metros de alto cada una) y ocupan una superficie lineal de 106,7 metros.

El nuevo cartel fue descubierto en el 75º aniversario de Hollywood, el 14 de noviembre de 1978 y su televisación fue vista por 60 millones de espectadores.

Los ataques de Finegood al cartel siguieron: en 1987 sacó la H letra para criticar el rol del gobierno en el escándalo Irán-Contra y ese mismo año, el cartel pasó a llamarse HOLYWOOD, con motivo de la visita del papa Juan Pablo II a Los Ángeles.

En el 2000 la policía instaló un sistema de seguridad con detectores de movimiento y cámaras de circuito cerrado. Cualquier movimiento en la zona restringida activa una alarma que alerta a la policía. Se encuentra protegido y promocionado por Hollywood Sign, una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de su mantenimiento y de su divulgación histórica.

Entre sus más recientes renovaciones se incluyen una nueva pintura y la instalación de webcams, que permiten que puedas ver el letrero a cualquier hora del día.

NO APARECE EN GOOGLE MAPS POR LOS VECINOS

¿Y qué fue del cartel original de 1923? Fue vendido en 2005 en una subasta en EBay por el productor y empresario Dan Bliss y comprado por el artista Bill Mack.

Mientras, el nuevo está de pie en el 3202 de Canyon Lake Drive, la dirección del cartel más famoso del mundo, que aparece al fondo del logo de la 20th Century Fox.

Ese cartel que apareció en famosas películas como «Terremoto», «Superman» o «El día de mañana» donde era destruido por las fuerzas de la naturaleza.

Los fines de semana cerca de 10.000 turistas visitan el cartel y los millonarios vecinos del lugar no los soportan.

Los fines de semana cerca de 10.000 turistas visitan el cartel y los millonarios vecinos del lugar no los soportan.

En la película «Chaplin», con Robert Downey Jr. y Kevin Kline, interpretando a Charlot y a Douglas Fairbanks, los personajes charlaban sobre su futuro encaramados a sus letras.

Pero también aparece en otros filmes como «The artist», «Demolition man», «Argo», «Ed Wood», «Mi gran amigo Joe» o «Pretty woman» y en series televisivas como «Nip/Tuck», «Héroes» y «Los Simpsons».

En el 2000 la policía instaló un sistema de seguridad con detectores de movimiento y cámaras de circuito cerrado. Cualquier movimiento en la zona restringida activa una alarma que alerta a la policía.

En el 2000 la policía instaló un sistema de seguridad con detectores de movimiento y cámaras de circuito cerrado. Cualquier movimiento en la zona restringida activa una alarma que alerta a la policía.

Los fines de semana cerca de 10.000 turistas visitan el cartel y los millonarios vecinos del lugar no los soportan, a tal punto que consiguieron que al buscar la ubicación del cartel en Google Maps, la indicación es la del vecino Observatorio Griffith, desde donde se puede admirar el cartel, pero no de cerca.

Si el símbolo de Roma es el Coliseo, el de París la torre Eiffel, el de Nueva York la Estatua de la Libertad y el de Argentina el Obelisco, el cartel de Los Ángeles es la marca de fábrica de la industria del cine: Hollywood, cuna de alegrías, tristezas, glamour y secretos e historias de todo tipo.

UNA HISTORIA ESCALOFRIANTE

Como una que eriza la piel. Ya pasaron casi 90 años del suicidio de Peg Entwistle. Son muchos los que aseguran haber visto cerca del cartel a una mujer joven vestida a la moda de los años 30. Cuando quieren acercarse a ella, desaparece bruscamente.

Los guardias que vigilan con cámaras de circuito cerrado y detectores de movimiento el entorno del cartel fueron al lugar cientos de veces porque los aparatos hacían sonar la alarma indicando que en el lugar había un intruso.

La tumba de Peg Entwistle. Dicen que su fantasma aparece seguido cerca del letrero.

La tumba de Peg Entwistle. Dicen que su fantasma aparece seguido cerca del letrero.

Lo extraño es que en las cámaras no aparecía nadie. Igualmente los guardias deben ir a revisar. Y todas las veces que fueron no encontraron a nadie pero los guardias cuentan que siempre que acuden hay un aroma penetrante a gardenias a pesar que en la colina sólo crecen jazmines, salvia y flores silvestres.

De Peg se sabe algo: su perfume preferido que usaba día y noche, incluso el día de su suicidio, era con aroma a gardenias…

Fuente: Clarín