La Real Academia Española quiere entrenar a las máquinas para que hablen un correcto castellano

La RAE, que preside Santiago Muñoz Machado, tratará en el congreso de Sevilla el tema Lengua española e Inteligencia Artificial

3125437w1033

La Real Academia Española (RAE) quiere «entrenar en el idioma castellano», según su director, Santiago Muñoz Machado, a las grandes tecnológicas con cuyas máquinas y editores de texto nos comunicamos a cada instante: Telefónica, Microsoft, Amazon, Google, Twitter y Facebook. Que las máquinas estén al servicio de las personas y empleen un » español académico«, no que chapurreen una jerga que empobrezca el lenguaje. Ese es el caballo de batalla para los próximos años de un idioma que hablan 580 millones de personas y el tema estrella del XVI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale), que se celebrará en Sevilla del 4 al 8 de noviembre.

En la capital andaluza, con representantes de las 23 academias hermanas de la lengua española, se escenificará el proyecto Lengua Española e Inteligencia Artificial (LEIA), con la firma de un acuerdo entre la RAE, la Asale y las siete tecnológicas, en un acto que presidirán los Reyes como clausura de esta cita, el 8 de noviembre. «Se trata de regular el lenguaje de las máquinas, mejorar los correctores, las traducciones… porque hay unas 8.000 palabras del Diccionario que se las han comido las máquinas», según Muñoz Machado. Esto quiere decir que, por ejemplo, cuando un editor de texto subraya una palabra en rojo por considerarla incorrecta y el usuario hace caso y no la emplea, la máquina no vuelve a sugerirla, la elimina.

El congreso desarrollará, por un lado, un extenso programa académico y, por otro, uno cultural, abierto al público. Entre los debates institucionales destaca la reunión de los responsables de la 24ª edición del Diccionario de la Lengua Española. «Esta obra va a tener muchas transformaciones. Cada edición suele publicarse cada 10 años, más o menos. El próximo estará para 2026 [el actual es de 2014] y la edición digital nos permitirá crecer. Hay que tener en cuenta que el Diccionario físico tiene unas 93.000 entradas, cuando hay quien cifra en 300.000 el número de palabras en español», explicó el director de la RAE.

Precisamente, el formato que tendrá ese próximo Diccionario ya es objeto de discusiones entre los académicos. Muñoz Machado reconoció que él es partidario de que se mantenga la versión en papel, entre otras razones, «porque las editoriales nos dicen que hay un repunte de la ventas en papel».

Antes, a finales de 2019, se explicarán, como es habitual, las novedades anuales del Diccionario: las palabras que entran, las que desaparecen, las que cambian su significado… De ello también se hablará en Sevilla, aunque Muñoz Machado avanzó que en la próxima puesta a punto del Diccionario habrá «entre 1.000 y 2.000 novedades».

El congreso, que toma el relevo del celebrado en México hace cuatro años, tendrá comisiones sobre lexicografía, gramática, fonética, ortografía, enseñanza del español. y se debatirá si la Academia Nacional del Judeoespañol, recién nacida en Israel, será aceptada en el club de la Asale. No se abordara, sin embargo, un asunto latente como el del lenguaje inclusivo. «Lo que no impide que puedan presentarse mociones en las comisiones», añadió el director de la institución tricentenaria.

La cita se abrirá con un coloquio, el día 4, sobre si hay una literatura panhispánica, en el que participarán los autores Fernando Iwasaki, Carme Riera, Luisa Valenzuela y Leonardo Padura. La programación cultural para el público contará con debates sobre la propiedad intelectual o el papel de Internet como amenaza o no para la unidad del castellano. Fernando Savater y Jordi Gracia hablarán de educación, Arturo Pérez-Reverte de la figura del Cid y Mario Vargas Llosa dialogará con Juan Cruz a propósito de los 50 años de Conversación en La Catedral.

Siguiendo con libros, durante el congreso se presentarán unos 50, algunos institucionales y otros de autores y académicos. De todos ellos, Muñoz Machado subrayó la edición de las Obras completas de Cervantes, dirigida por Francisco Rico. Con este programa, la Asale quiere, como apuntó su secretario general, el venezolano Francisco Javier Pérez, «llevar las academias de la lengua a la calle, que buena falta hace».

Fuente: Manuel Morales, La Nación