¿Las bebidas calientes realmente inducen el sueño?

Muchas personas toman un vaso de leche caliente o una taza de té antes de dormir ¿Pero es la bebida o la rutina lo que funciona?

avav

Está comprobado que bebidas como el café contienen sustancias, como la cafeína, que evitan conseguir el sueño, por eso es responsable de que la gente no duerma con facilidad. Matthew Walker, autor del libro Por qué dormimos, expresa que hay que tener en cuenta que los productos llamados descafeinados no carecen de cafeína: una taza de café descafeinado, por lo general, contiene entre 15 y 30 por ciento de la dosis de una taza de café normal, por lo que si bebes de a tres o cuatro tazas de descafeinado por la noche, es tan perjudicial para el sueño como una taza de café normal.

Cada vez más personas necesitan algún estimulante para poder ir a la cama. Durante los últimos años los millennials han necesitado algún tipo de bebida para poder dormir gracias al estrés, y los adolescentes se inclinan por tomar bebidas relajantes para poder descansar. Pero ¿en realidad ayuda a dormir? ¿O es la rutina de hacer cada una de esas cosas lo que realmente provoca el sueño en una persona?

La cafeína es la principal sustancia por la cual no podemos dormir (Shutterstock)
La cafeína es la principal sustancia por la cual no podemos dormir (Shutterstock)

Neil Stanley, experto independiente del sueño, afirma que las bebidas calientes sí estimulan el sueño, aunque se trata más de la rutina de hacer el vaso con leche, ya que no hay una conexión entre la leche y el dormir que la convierta en una recomendación universal. No se ha confirmado que pueda impactar en los niveles de melatonina, hormona clave para regular los ciclos de sueño y la vigilia, que produce nuestro cuerpo.

Desde hace muchas generaciones se ha recomendado tomar leche tibia con miel para poder dormir mejor, sin embargo, depende de cada persona y su nivel de estrés, las dietas que siguen y muchos otros factores. No se puede depender de solo una bebida para alcanzar el descanso que el cuerpo necesita.

La experta Magda Carlas, licenciada en Medicina y Cirugía con máster en Nutrición y Ciencias de los Alimentos, afirma que la leche más que producir un efecto relajante induce un equilibrio mental, por eso recomienda crear rutinas antes de dormir, ya que ayudan al cuerpo y a la mente a conciliar el sueño. En cuanto al té, también existen muchas dudas sobre si tomarlo ayudará a conciliar el sueño, pero la respuesta es no: los tés que son rojos o verdes contienen una gran cantidad de teína, que es una sustancia estimulante químicamente igual a la cafeína.

Leer un libro en vez de ver tv ayuda a inducir el sueño (Shutterstock)
Leer un libro en vez de ver tv ayuda a inducir el sueño (Shutterstock)

Si bien es cierto que algunas bebidas contienen triptófano, que es un aminoácido que puede beneficiar al concilio del sueño, tomar estas bebidas no hace que el cuerpo instantáneamente quiera ir a dormir, la Revista de Neurología Española afirma que lo mejor para alcanzar el concilio del sueño es crear una serie de rutinas:

  • Evitar una siesta si contribuye a una mayor dificultad para dormir
  • Regularizar el horario de despertar: no más de dos horas de diferencia entre días de trabajo y días libres
  • Propiciar un ambiente de calma las horas previas a dormir
  • Leer un libro en vez de ver la tv antes de dormir
  • No tener radios, televisores ni ningún aparato electrónico que interrumpa el sueño
  • Tomar un baño caliente 1 hora y media antes de dormir
  • Realizar ejercicio regularmente

Lo que sí es cierto es que existen alimentos y bebidas que contribuyen a mayor dificultad conciliar el sueño, por eso es recomendable, y se sugiere evitarlos por la noche, alimentos que contengan tirosina y fenilalanina, que son los encargados de despertarnos y activarnos.

Fuente: Infobae