Las dudas y misterios que rodean a la muerte de Charlie Watts

El legendario baterista de los Rolling Stones falleció a los 80 años en un hospital en Londres, acompañado por su familia

asdsadqw

Charlie Watts falleció este martes a los 80 años, rodeado de sus familiares, en un hospital londinense. Un mes atrás, el histórico baterista de los Rolling Stones había sido sometido a una intervención de urgencia.

Su entorno no precisó las causas de su muerte. Sin embargo, entre la escasa información disponible hasta el momento sobre los motivos que habrían desembocado en tal desenlace, la agencia de noticias italianaANSA señaló que el músico habría fallecido después de atravesar una operación cardíaca de emergencia.

No queda claro si este último procedimiento médico al que se hace mención es el acontecido semanas atrás o si el artista debió ser operado nuevamente en los últimos días por nuevas dolencias.

La noticia del deceso de Charlie Watts generó conmoción no solo en el mundo de la música. Fue su representante el encargado de anunciar que la leyenda del rock había fallecido pacíficamente y rodeado de su familia, pero sin dar mayores datos sobre las causas de su muerte.

El comunicado, publicado en la cuenta oficial de la banda, decía: “Es con inmensa tristeza que anunciamos la muerte de nuestro amado Charlie Watts. Falleció pacíficamente en un hospital de Londres rodeado de su familia. Charlie fue un querido esposo, padre y abuelo y también como miembro de The Rolling Stones uno de los mejores bateristas de su generación”.

Y agregaba: “Solicitamos amablemente que se respete la privacidad de su familia, miembros de la banda y amigos cercanos en este momento difícil”.

Charlie Watts, el baterista de los Rolling Stones, durante un concierto de la banda en Nanterre, a las afueras de París, el 22 de octubre de 2017
Charlie Watts, el baterista de los Rolling Stones, durante un concierto de la banda en Nanterre, a las afueras de París, el 22 de octubre de 2017

Cáncer de garganta

En agosto de 2021, Watts se sometió a una intervención por un problema médico no especificado que tuvo consecuencias: el baterista se vio obligado a bajarse de la próxima gira estadounidense de la legendaria formación y sería reemplazado por Steve Jordan.

Su portavoz informaba a comienzos de este mes que el baterista no iba a ser parte de la gira de la banda por los Estados Unidos. Sin dar demasiadas especificaciones, detallaba que el músico se estaba recuperando de una operación.

“Charlie se ha sometido a un procedimiento que ha sido totalmente exitoso, pero deduzco que sus médicos concluyeron esta semana que necesita un descanso para recuperarse. Al empezar los ensayos en un par de semanas, es muy decepcionante anunciarlo, pero también es justo advertirlo, que nadie vio que esto podía pasar”, rezaba el comunicado publicado en las cuentas oficiales de la banda británica.

En el año 2004, el baterista había recibido tratamiento médico por un cáncer de garganta. Los médicos habían diagnosticado la enfermedad al artista en junio de ese año y el músico se sometió entonces a seis semanas de radioterapia en el Hospital Real Marsden de Londres.

En aquel momento, su representante señalaba que Watts esperaba recuperarse completamente para poder comenzar a trabajar con el resto de la banda ese mismo año y aseguraba que el tratamiento no había interferido en ningún plan de viaje ni de grabación de los Rolling Stones, que se encontraban “descansando de sus compromisos de trabajo” después de la gira mundial del 2003.

Watts, con entonces 63 años, había abandonado su adicción al tabaco hacía años y era ya reconocido por llevar un estilo de vida sano. En los años 80, el músico también había iniciado un tratamiento para recuperarse de sus problemas de alcoholismo.

Fuente: La Nación