Llegó a las librerías argentinas y es furor en Colombia el libro de las memorias de García Márquez

Vendió 20.000 ejemplares en dos horas y 60.000 a lo largo del día

ASad

Con un día y medio de anticipación respecto del resto de los países hispanohablantes, «Vivir para contarla», la primera parte de las memorias de Gabriel García Márquez, arrasa en las librerías y las tiendas comerciales de Colombia. Desde su aparición, a las 20 de anteayer (las 22 en la Argentina), sólo en las primeras dos horas se vendieron 20.000 ejemplares editados por Norma.

En la Argentina, Editorial Sudamericana, dueña de los derechos para nuestro país, Uruguay y Chile, editó 80.000 copias que se pondrán en circulación hoy, a partir de las 6.30, cuando comience la distribución en librerías de Buenos Aires y del interior. El precio de tapa es de $ 29,90. También se venderá en Uruguay y Chile. La tirada inicial para todos los países hispanohablantes consta de 1.150.000 copias. España hizo una edición récord de 600.000 ejemplares.

El lanzamiento oficial de las memorias del autor fue anteanoche, en la Biblioteca Virgilio Barco, de Bogotá, a las 19. Por esa razón, la venta comenzó una hora más tarde. Se distribuyeron 60.000 copias, de una tirada total de 160.000, que se agotaron anoche. La edición colombiana circulará también en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú, República Dominicana y Costa Rica. En México se editaron 200.000 ejemplares.En otras lenguas, las ediciones aparecerán en las próximas semanas y se estima que la actual circulación se triplicará.

En diálogo telefónico desde Bogotá, el editor Moisés Melo, de Editorial Norma, dueña de los derechos de la obra del escritor para ese país y otros vecinos andinos, expresó a LA NACION «su asombro» por el revuelo que causó la salida del libro. La editorial modificó su inicial proyección de venta de 150.000 copias hasta fin de año por la de 300.000. Ya está en imprenta la segunda edición, de 60.000 ejemplares.

Furor de lectura

Melo realizó ayer un recorrido por los principales puntos de venta y descubrió «con sorpresa» que los ejemplares eran literalmente «barridos » de las estanterías. En un hecho infrecuente en la historia de la literatura de Colombia, en el día del lanzamiento las ventas prosiguieron hasta la medianoche. Las librerías ya están previendo extender su horario comercial.

Melo confirmó que en su país había estallado la «gabomanía», un fenómeno de entusiasmo colectivo por tener el libro más temprano que tarde, que incluye a los niños.

La revista Cambio, de la que García Márquez es socio mayoritario, lanzó con anticipación una campaña entre sus lectores suscriptos. Puso a la venta un número determinado de ejemplares autografiados por el autor de «Cien años de soledad». La publicación dedicó varios artículos a la aparición de las memorias, con la firma de columnistas destacados.

Entre ellos, el reconocido escritor y periodista colombiano Plinio Apuleyo Mendoza, quien reveló que García Márquez «somete siempre a prueba lo suyo», razón por la cual dio a conocer el primer capítulo de sus memorias, que fue publicado por los principales diarios del mundo (LA NACION lo hizo el domingo último). «De esta manera, Gabo hace un discreto sondeo esperando siempre la reacción de algunos amigos», dijo Mendoza.

El presidente cubano, Fidel Castro, con quien el autor mantiene una sólida amistad, escribió: «En mi próxima reencarnación querría ser escritor. Y además querría serlo como Gabriel García Márquez». Y la catalana Carmen Balcells, ex agente literaria del narrador colombiano en Europa, admitió su timidez «frente a una personalidad tan poderosa».

Fuente: Susana Reinoso, La Nación