Los neandertales sabían nadar, y hasta buceaban para buscar objetos

La conclusión se desprende de un estudio sobre conchas marinas y rocas volcánicas encontradas en una cueva italiana

asd

Los neandertales sabían nadar y hasta buceaban en aguas poco profundas para buscar conchas y almejas que luego usaban como herramientas. La conclusión se desprende de un nuevo estudio, en el cual un grupo de arqueólogos analizó más de 170 herramientas forjadas a partir de conchas marinas encontradas en una cueva italiana hace casi 50 años.

EL estudio sugiere que los neandertales podrían haber usado rocas para afilar las conchas, que luego servían al menos dos propósitos: cortar objetos y ser usadas como puntas de lanza, de las que los neandertales se valían para cazar ciervos. Algunos de ellos tenían una antigüedad aproximada de 100.000 años.

El uso de ese tipo de materiales es poco común, considerando que la mayoría de herramientas usadas por los neandertales eran de piedra.

Quien determinó que las personas de aquella época buceaban fue Carlos Smriglio, un especialista en conchas marinas de la universidad Roma Tre. Al analizarlas bajo un microscopio, confirmó había algunas más brillantes que otras. Esto, indicó confirmaba que las primeras se encontraban en el lecho marino, mientras que las segundas habían perdido el brillo como consecuencia del efecto que la luz solar y el roce de la arena.

El equipo confirmó que aproximadamente un cuarto de las conchas encontradas habían sido obtenidas del mar y para ello se habían sumergido hasta profundidades de entre 2 y 4 metros.

El estudio contribuye a confirmar estudios previos que sugerían la posibilidad de que los neandertales nadaran y que hasta llegaron a desarrollar afecciones relacionadas, tales como el oído de nadador. Esta conclusión llegó luego de que se encontraran protuberancias en los huesos de las orejas de algunos esqueletos de neandertales. Otros trabajos concluyeron que también pescaban.

“La gente está comenzando a entender que los neandertales no solo cazaban mamíferos de gran tamaño”, explicó Paola Villa, autora principal del estudio. “También pescaban y hasta buceaban”, concluyó.

Fuente: Infobae