Murió Henry Silva, actor de La gran estafa y uno de los villanos más recordados de Hollywood

El intérprete tenía 95 años e integró recordados elencos con figuras como Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davies Jr.

wsaqw

urante las últimas horas trascendió la noticia sobre la muerte de Henry Silva, un actor de una vasta trayectoria en Hollywood que, durante los años 60, formó parte de innumerables proyectos en cine en los que compartió la pantalla con populares actores. Según informó el sitio especializado Variety, tenía 95 años y su deceso se produjo por “causas naturales”.

Las dos películas que más quedaron asociadas a la carrera de Silva, fueron La gran estafa, de 1960, y El embajador del miedo, de 1962. En ambas piezas trabajó con Frank Sinatra, y supo destacarse en a fuerza de talento y de un innegable carisma en la pantalla. La hija de Dean Martin, Deana Martin, despidió al intérprete en Twitter y escribió: “Nuestros corazones lloran la pérdida del querido Henry Silva, uno de los más agradables, amables y talentosos hombres a los que tuve el placer de contar entre mis amigos. Él era el último con vida de las estrellas originales de La gran estafa. Te amamos Henry, y te extrañaremos”.

Nacido en New York en 1926, Silva se mostró muy interesado en la actuación a la temprana edad de 13 años. A mediados de los años 50 logró sus primeros roles en el cine, papeles pequeños en los que pudo construir sus primeras armas interpretativas. Y en 1960 tuvo su primera gran oportunidad, cuando fue convocado para participar en la mencionada La gran estafa, junto a verdaderos íconos como Sinatra, Martin, Sammy Davis Jr. y Angie Dickinson. Con los miembros estelares del afamado Rat Pack volvió a trabajar en 1962 para la película Sergeants 3.

El estreno de El embajador del miedo, de John Frankenheimer, supuso también un momento clave en la carrera de Silva. En ese thriller político, el actor compuso a Chunjin, un personaje que le permitió protagonizar una escena de pelea con Sinatra. Al año siguiente, en 1963, protagonizó Johnny Cool, un film noir que fue un discreto éxito de taquilla.

Por esos años, Silva solía interpretar a villanos o amantes de la violencia. Su rostro era fácilmente reconocible, y su versatilidad le permitía imprimirle rasgos distintivos a papeles que podían adolecer de lugares comunes. Durante su carrera, Silva también participó en episodios de conocidas ficciones para TV, entre las que se destacaron La hora de Alfred Hitchcock, The Outer Limits, El Show de Joey Bishop, Los Intocables, Tarzán e incluso Las calles de San Francisco.

A finales de la década del 60 y durante los 70, el actor tuvo la posibilidad de viajar a Europa, donde trabajó en varios títulos de acción.

Los 80 encontraron a Silva en roles de todo tipo, aunque los papeles de relevancia comenzaban a disminuir. Durante esos años trabajó con actores como Chuck Norris, Burt Reynolds, Steven Seagal y hasta tuvo una original participación en el film Dick Tracy, de Warren Beatty. El productorBruce Timm lo llamó para que le prestara su voz a Bane, para Batman: la serie animada. A finales de los 90, también fue convocado por Jim Jarmusch para un papel en Ghost Dog. La última aparición del intérprete en cine fue un cameo en la versión de George Clooney de La gran estafa.

Fuente: La Nacióm