Murió Mikis Theodorakis, gran compositor griego del siglo XX

Famoso por la música de la película ‘Zorba, el griego’, fue encarcelado en los sesenta por la junta militar de su país y cuando llegó la democracia ejerció de ministro. Falleció en Atenas a los 96 años.

Mikis2004
Mikis-Theodorakis-

Theodorakis, que en los últimos años estuvo varias veces al borde de la muerte, falleció en su casa de Atenas, dejando un enorme legado musical, no solo en Grecia.

Con su composición en 1964 de la banda musical de la película «Zorba el griego» protagonizada por Anthony Quinn y dirigida y montada por Michael Cacoyannis, basada en la novela «Vida y aventuras de Alexis Zorbas», de Nikos Kazantzakis, Theodorakis consiguió llevar la música popular griega al mundo entero.

Su militancia en la izquierda le llevó a ser detenido y torturado durante distintos periodos negros de la historia griega, a sufrir en carne propia las consecuencias del autoritarismo y a ser forzado al exilio.

Mikis Theodorakis, en una imagen de 1968.
Mikis Theodorakis, en una imagen de 1968.ULLSTEIN BILD DTL. / GETTY IMAGES


El compositor griego Mikis Theodorakis ha muerto a los 96 años en su casa de Atenas, según ha anunciado este jueves la ministra de Cultura helena, Lina Mendoni. Uno de los grandes músicos del país, siempre será conocido por componer la banda sonora de la película Zorba, el griego, dirigida en 1964 por Michael Cacoyannis y protagonizada por Anthony Quinn, y por su implicación política y lucha por la democracia en Grecia.

Theodorakis, que nació en 1925 en la isla de Quíos, llevaba retirado algunos años debido a sus problemas de salud. El músico tiene una gran relevancia política en su país. Después del golpe militar de 1967 la junta militar lo encarceló y su música fue prohibida. Fue incluso torturado. Artistas como Leonard Bernstein o Arthur Miller encabezaron una campaña para pedir su liberación.

Ya en libertad en París, se opuso sin descanso desde el exilio a la junta militar. Comenzó una campaña internacional de conciertos y contactos con líderes mundiales que ayudaron a derrocar el régimen en Atenas años después. Regresó en los setenta a su país y desde entonces compatibilizó la carrera artística con la política. Militó en grupos de izquierda hasta que en 1988 se pasó al partido conservador debido a los casos de corrupción de las formaciones progresistas. Fue diputado en dos etapas en los años ochenta y noventa, y ministro en el Gobierno de coalición entre centro-derecha y los comunistas.

En una entrevista en 1989 se le preguntó cómo podía pasar de la izquierda a la derecha. Él respondió: “Para Grecia, hoy, lo que importa no es entronizar la dictadura del proletariado, construir el comunismo o el socialismo. Es una cuestión de democracia. Tenemos una democracia de 15 años, como en España. Ustedes han salido de una dictadura de 40 años, pero cuando hubo aquel atentado en las Cortes [en referencia a la intentona golpista de febrero de 1981] todos los partidos apoyaron la democracia, incluyendo a mi amigo [Santiago] Carrillo. ¿Por qué aquí no hay una posición común sobre las cuestiones nacionales, como la democracia y el terrorismo?”.

Fue el compositor más ilustre de Grecia. Escribió sinfonías, óperas, ballets, música para teatro y hasta marchas de protesta. Cientos de piezas clásicas y populares, algunas compuestas mientras estaba encarcelado. Lo que más popularidad le dio fueron las bandas sonoras. Además de Zorba, el griego, realizó las de Z (1969), dirigida por su compatriota Costa-Gavras, o Serpico (1973), el thriller de Sidney Lumet protagonizado por Al Pacino.