Murió por coronavirus Eduardo Bechara El Khoury, director ejecutivo de Cine Fértil y del Festival LatinArab

El director ejecutivo de Cine Fértil y del prestigioso Festival Internacional LatinArab, del cual fue su fundador, falleció en Buenos Aires por coronavirus a los 50 años.

Edgardo-Bechara-El-Khoury

Egresado de la Carrera de Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires, especializado en Relaciones Internacionales con foco en política y cultura del mundo árabe, recorrió los centros culturales porteños con la exhibición de cine árabe, hasta que un viaje a España y un convenio con la Casa Árabe de Madrid, lo empujó a la iniciativa de acercar los filmes árabes subtitulados al castellano. Al crear el primer Festival de Cine Árabe de Argentina y América Latina, además alentó a la producción audiovisual de jóvenes cineastas a narrar historias de dos países entre ambas regiones.

Fruto de ese esfuerzo, en 2018 llegaría el reconocimiento a la trayectoria de Cine Fértil en la Ceremonia de entrega de la 15ta. edición del Premio Unesco-Sharjah de Cultura Árabe con el premio “Asociación Civil Argentina no gubernamental del Creciente Cine Fértil para la Promoción de la Diversidad Cultural”.

El trabajo de LatinArab también logró posicionarse durante 2018 y 2019 en el Festival de Cannes como uno de los 100 actores más relevantes de la industria cinematográfica árabe según la revista Arab Cinema Magazine.

Desde el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) se despidió “con profundo dolor” al promotor cultural, mientras que la Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales (Rafma) escribió en su cuenta de Facebook que Bechara El Khoury “trabajó de manera incansable por nuestra red y por la consolidación de los festivales nacionales de todo el país”.

En otro párrafo de la declaración de Rafma se resaltó “su compromiso inquebrantable, su pasión por el cine y la diversidad cultural de los pueblos, son algunos de los valores con los que lo recordaremos”.

Desde el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), se reseñó que “su identificación con el mundo árabe hizo de su espíritu de fuerza, pasión y perseverancia un credo. Su misión fue tender puentes, crear redes entre las regiones del sur y trabajar por un mundo en el cual los pueblos puedan convivir en armonía. La firme convicción de que ‘el futuro es sur-sur’, lo decidió a estudiar en nuestra Especialización en Epistemologías del Sur”.