Murió Ramona Galarza, leyenda del chamamé

La artista correntina, popularmente conocida como Novia del Paraná, tenía 80 años y había sido internada en el Hospital Pirovano de Buenos Aires

ramonagalarza

Ramona Modesta Onetto -popularmente conocida por su nombre artístico como Ramona Galarza– falleció este martes. La mítica cantante de chamamé -apodada como Novia del Paraná– tenía 80 años y había sido internada en el Hospital Pirovano luego de haber sufrido un paro cardiorespiratorio en su casa de Buenos Aires.

La triste noticia fue anunciada por Gabriel Romero, presidente Instituto de Cultura de Corrientes. “Me acaban de avisar que falleció en el Hospital Pirovano de Buenos Aires la querida Ramona Galarza. ¡Que en paz descanses Novia del Paraná!”.

Nacida en la capital de Corrientes, Ramona Modesta Onetto comenzó su carrera musical durante su infancia. Ya de adolescente, realizó sus primeras presentaciones como cantante en fiestas familiares y escolares. Además, integró la Orquesta Folclórica de la Provincia de Corrientes -dirigida por Naum Salis- en donde compartió el rol de solista junto al cantante y compositor Efraím Maidana -popularmente conocido como Ernesto Dana-.

En 1958, e impulsada por el maestro paraguayo Herminio Giménez, Ramona tuvo una pequeña participación en Alto Paraná, película dirigida por Catrano Catrani, en la que realizó una interpretación de «Kilometro 11”.

Luego de haber alcanzado popularidad, decidió mudarse a Buenos Aires para continuar con su carrera musical. Allí, hizo una prueba en un sello discográfico, empresa en la que conoció al productor Fernándo López, quien luego sería su esposo.

La máxima estrella del chamamé grabó más de 40 discos y tuvo participación en nueve películas. Se erigió como la principal referente de la música litoraleña en todo el país y en el exterior, a partir de sus interpretaciones de clásicos como «Merceditas», «La vestido celeste», «Galopera» y su versión en guaraní de «Kilómetro 11».

Precisamente, la primera gran aparición pública de esta figura, nacida en la Ciudad de Corrientes bajo el nombre de Ramona Modesta Onetto, se produjo en la pantalla grande, cuando en 1958 participó del filme «Alto Paraná», de Catrano Catrani, protagonizado por Ubaldo Martínez, en donde cantaba un chamamé.

Instalada en Buenos Aires desde 1960, formó parte del llamado «boom del folclore», que agrupaba a otras figuras como el caso de Los Chalchaleros, nombre con el que se conoció al auge de este ritmo en grandes centros urbanos.

Además de la gran cantidad de discos, la popularidad de la cantante la llevó a ser parte de filmes musicales como «Argentinísima», «Ya tiene comisario el pueblo» y «Mire que es lindo mi país», entre otras.

Pero esa fama trascendió las fronteras al punto de ser reconocida no solo en América latina, sino también en Estados Unidos, en donde realizó actuaciones en el mítico Carnegie Hall de Nueva York.

Toda esa trayectoria abundó en distintos premios en los que siempre se le reconoció su aporte a la difusión del género, lo que la convirtió en una referente ineludible.

Consternación en el ambiente artístico correntino por la muerte de Ramona Galarza

La muerte de la popular cantante de chamamé generó en Corrientes una serie de manifestaciones en señal de duelo y homenaje.

En representación del Gobierno provincial, el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero, escribió en su cuenta de la red social Facebook: «Me acaban de avisar que falleció en el Hospital Pirovano de Buenos Aires de la querida Ramona Galarza. Que en paz descanses novia del Paraná!».

Por su parte, el grupo chamamecero Los Alonsitos manifestó su adhesión al duelo a través de Twitter.

«Adiós querida novia del Paraná. Una gran artista chamamecera que supo acompañarnos siempre y llevó nuestra música a lo más alto», expresaron Los Alonsitos, que además recordaron que la cantautora grabó más de 30 discos y participó en nueve películas.

A su vez, el humorista Luís Landriscina dijo que sentía no solo «dolor» por perder a la persona, sino por la figura para la música: «Es un baluarte para todos los que hemos defendido la identidad del chamamé».

En declaraciones a la AM LT7 Corrientes, Landriscina reveló que en la noche del lunes había recibido una llamada de la cantante, pero no pudieron hablar.

«Nosotros hablábamos mucho, con ella y con Antonito (Tarragó Ros), yo la hacía reír, le hacía bromas y voces distintas y se divertía conmigo», recordó Landriscina, y añadió: «Creo que se sintió morir y pidió para hablar con nosotros, lamentablemente no pudo y me queda ese dolor».

El intendente correntino, Eduardo Tassano, en una publicación realizada en redes sociales envió su «abrazo a los familiares y amigos de la querida Ramona Galarza, artista que nació en nuestra ciudad y que, con una extensa y exitosa carrera, nos representó en muchísimos lugares dentro y fuera del país».

«La recordaremos con cariño como la Novia del Paraná», concluyó el jefe comunal.