Qué busca una mujer en una pareja, según su nacionalidad

Las mujeres latinoamericanas se enfocan más en la educación, mientras que las europeas buscan más amabilidad. Los resultados varían de país a país, pero hay un elemento común en todos ellos. Cuál es

pareja

Qué prefiere el género femenino en cuanto las personas que elegirán para pasar el resto de sus vidas (Shutterstock)

Si a las mujeres se les diera un menú limitado de características para elegir en una pareja, ¿cuáles serían los no negociables? Eso busca explicar una reciente investigación realizada por la aplicación Clue en conjunto con la Universidad de Gotinga que encuestó a decenas de miles de mujeres de 180 países diferentes para conocer cuáles eran sus prioridades en términos de cualidades físicas y características emocionales a la hora de elegir una pareja.

El informe reveló que las mujeres italianas son, por mucho, las más preocupadas por las hazañas sexuales pasadas de sus parejas, mientras que las estadounidenses se preocupan más por la religión.

Sin embargo, hay algunas cosas en las que todas las mujeres estuvieron de acuerdo, por ejemplo, la mayoría de las mujeres busca un hombre con una bonita sonrisa y ojos, mientras que el rasgo de la personalidad más popular de todos fue la amabilidad.

“La amabilidad es como la gravedad, esencial pero poco notada hasta que se va. Dado el énfasis de hoy en el aspecto y la riqueza, puede sorprenderle que la amabilidad sea un rasgo deseable en todo el mundo. Pero la amabilidad es clave para la capacidad humana de formar los lazos sociales a largo plazo tan esenciales para nuestra evolución. Sin esos lazos y la amabilidad de ayudarnos a superar los inevitables momentos difíciles, no habríamos sobrevivido», aseguró la doctora Virginia J. Vitzthum, científica senior del Instituto Kinsey, directora de investigación científica en Clue y profesora de antropología en la Universidad de Indiana.

Cuando se les preguntó sobre la elección de una pareja a largo plazo, el 46,1% de las mujeres de todas las orientaciones sexuales dijeron que el deseo de una posible pareja de ser padres era muy importante (Shutterstock)
Cuando se les preguntó sobre la elección de una pareja a largo plazo, el 46,1% de las mujeres de todas las orientaciones sexuales dijeron que el deseo de una posible pareja de ser padres era muy importante (Shutterstock)

En todo el mundo, las mujeres de todas las orientaciones sexuales dijeron que la amabilidad, el apoyo, la inteligencia, la educación y la confianza eran rasgos muy importantes en una pareja a largo plazo.

Un cuerpo atractivo, un rostro atractivo, la ambición, la asertividad y la seguridad financiera se consideraron como cualidades moderadamente importantes para un socio a largo plazo.

Cuando se les preguntó sobre la elección de una pareja a largo plazo, el 46,1% de las mujeres de todas las orientaciones sexuales dijeron que el deseo de una posible pareja de ser padres era muy importante. Sin embargo, la mayoría de las mujeres dieron poca importancia a la similitud étnica y religiosa.

Cuando se trata de características físicas, según datos arrojados por la investigación, una sonrisa atractiva es más importante que todo lo demás (incluidos los genitales). Tanto para las mujeres heterosexuales como para las homosexuales, una sonrisa atractiva y ojos atractivos eran las características físicas más relevantes.

Pene, glúteos y senos de tamaño promedio, manos grandes y espalda atractiva

Para las mujeres heterosexuales la característica física destacada como más importante fue un pene de tamaño promedio, que era considerablemente más deseable que un pene grande (Shutterstock)
Para las mujeres heterosexuales la característica física destacada como más importante fue un pene de tamaño promedio, que era considerablemente más deseable que un pene grande (Shutterstock)

Para las mujeres heterosexuales la característica física destacada como más importante fue un pene de tamaño promedio, que era considerablemente más deseable que un pene grande. Las mujeres con más experiencia sexual eran más propensas a dar mayor importancia al tamaño del pene. El pelo corto, las manos grandes, una espalda atractiva, brazos musculosos y vello facial fueron las siguientes características físicas que se seleccionaron con mayor frecuencia como deseables.

Para las mujeres que se identificaron como homosexuales, los senos y glúteos promedio, espalda atractiva y cabello largo, en ese orden, fueros considerados como aspectos valiosos.

El dinero es importante en Japón, México, Colombia y los Estados Unidos y la educación en Colombia, México y Brasil

Japón, México, Colombia y los Estados Unidos tuvieron el mayor porcentaje de encuestados que declararon que la seguridad financiera de una pareja a largo plazo era muy importante. El país con menos probabilidades de elegir la seguridad financiera como muy importante fue Francia.

Las mujeres en Colombia, México y Brasil declararon con mayor frecuencia que buscaban a alguien educado, mientras que las mujeres de países como el Reino Unido y Dinamarca tenían menos probabilidades de encontrar la educación como una característica importante en una pareja a largo plazo.

Las mujeres en Brasil y EE. UU. Fueron las más propensas a decir que la similitud política era importante en una pareja a largo plazo, mientras que Francia, México y Rusia fueron las menos probables.

Los hombres muestran una preferencia por la juventud y la belleza

Los resultados de un estudio sugieren que, en general, los hombres muestran una preferencia por la juventud y la belleza, mientras que las mujeres lo hacen por la capacidad de satisfacer las necesidades económicas (Shutterstock)
Los resultados de un estudio sugieren que, en general, los hombres muestran una preferencia por la juventud y la belleza, mientras que las mujeres lo hacen por la capacidad de satisfacer las necesidades económicas (Shutterstock)

Según otro informe que realizó la Universidad de Swansea en el Reino Unido, en general, los hombres muestran una preferencia por la juventud y la belleza, mientras que las mujeres muestran una preferencia por las buenas perspectivas financieras.

El estudio, publicado en el Journal of Personality, comparó las preferencias de citas de estudiantes de dos países tradicionalmente considerados como «orientales» (Singapur y Malasia) y tres considerados «occidentales» (Australia, Noruega y el Reino Unido). El mismo ofrecía ocho atributos en los que los participantes podían gastar «dólares de pareja»: atractivo físico, buenas perspectivas financieras, bondad, humor, castidad, religiosidad, deseo de tener hijos y creatividad.

Al principio, los participantes “gastaron” mucho en todo, pero a medida que su presupuesto se achicaba en cada ronda del estudio, tuvieron que limitarse a invertir en lo que realmente anhelaban.

Después de la bondad, los hombres favorecieron casi universalmente el atractivo físico y las mujeres eligieron buenas perspectivas financieras
Después de la bondad, los hombres favorecieron casi universalmente el atractivo físico y las mujeres eligieron buenas perspectivas financieras

«Este es un hallazgo que surge una y otra vez dentro de la psicología evolutiva. La teoría más convincente es que los hombres y mujeres ancestrales evolucionaron para elegir parejas de manera que los ayudaran a reproducirse con éxito, y que los hombres y mujeres modernos continúan haciendo esto hoy», aseguró en una entrevista con la revista Time Andrew G. Thomas, profesor titular de Psicología en Swansea y autor principal de la investigación.

«Debido a que la fertilidad de las mujeres disminuye con la edad, los hombres ancestrales priorizaron la juventud y la belleza para asegurarse de elegir una pareja fértil. Del mismo modo, debido a que los recursos pueden facilitar la crianza de un hijo, y debido a que la capacidad de proporcionar recursos varía de un hombre a otro, las mujeres ancestrales evolucionaron para priorizar el estatus social para asegurarse de elegir un compañero que pudiera invertir en ellos y en su descendencia», continuó el especialista.

Como psicólogo evolutivo, Thomas sostiene que algunos comportamientos que surgen de manera consistente en todas las culturas son “universales humanos”. “Observar grupos culturales muy diferentes nos permite probar esta idea. Si descubrimos que los hombres y las mujeres actúan de manera similar en todo el mundo, entonces esto agrega peso a la idea de que algunos comportamientos se desarrollan a pesar de la cultura y no debido a ella”, explicó.

Fuente: Infobae