Qué hará Netflix con quienes comparten una cuenta en diferentes hogares

La compañía ofrecerá contratar un abono a precio preferencia, y mudar el perfil creado en la cuenta original

regeey

Netflix se cansó de ser buena onda y ahora comenzará a mirar con más detalle quiénes comparten una misma cuenta. La compañía siempre dijo que estaba enterada de las cuentas compartidas (con un mismo usuario oficial, pero con varios accesos en lugares físicamente lejanos), pero hasta ahora nunca hizo nada porque el número era relativamente bajo y, en última instancia, le servía para promocionar su servicio.

Pero todo esto cambió: la compañía confirmó una baja en el número de suscriptores en el último trimestre (la primera vez en 10 años); calcula que los próximos meses perderá todavía más usuarios (unos 2 millones), así que está ajustando todas las tuercas para asegurarse que su servicio es todo lo rentable que puede ser. Traducción: comenzará a verificar desde qué lugar se usa una misma cuenta, y a comunicarle a quienes se conectan desde lugares lejanos geográficamente que deben regularizar su situación.

Según comunicó la propia Netflix, lo que pondrán en práctica ahora es una herramienta para compartir una cuenta fuera del hogar al que está asociado, y lo probarán primero en Chile, Costa Rica y Perú.

Pagar por los extras

Esta nueva función supone dos cosas:

  • Por un lado, los usuarios de las cuentas Estándar y Premium podrán sumar hasta dos cuentas nuevas, pagas, para que usen personas que no viven con ellos. El monto será menor al de una cuenta estándar en esos países; estas cuentas asociadas tendrán un costo de 2380 pesos chilenos, o 3 dólares en Costa Rica, y 7,9 soles en Perú.
  • Para suavizar el impacto permitirán la migración de perfiles de la cuenta compartida a la nueva, para que no se pierda el historial de contenido visto, las recomendaciones personalizadas y demás.

Spotify comenzó a hacer algo similar en 2019 para los planes familiares: pedir una confirmación de la dirección donde viven los usuarios para evitar que una cuenta fuera compartida por varios domicilios. Esto lo hace porque asume que si viven en casas diferentes no son una familia, pero varios usuarios han reclamado, a lo largo de los años, que una pareja separada pero con hijos en común puede constituir, igual, una familia.

Lo mismo pasa con Netflix: una persona podría contratar una cuenta y usarla en su casa, en lo de sus padres, de su pareja, etcétera. Es decir, hay casos lícitos para que se acceda a una misma cuenta desde varios lugares.

Como sea, por ahora Netflix tiene este nuevo modo de servicio en prueba en estos tres países; no está claro si esta nueva medida se aplicará en todos los territorios donde está disponible Netflix, ni qué hará la compañía si los usuarios se niegan a contratar una sub cuenta e insisten en que son un mismo grupo familiar o persona.

Fuente: La Nación