Quino cumplió 88: vive mirando a los Andes, sigue las noticias y festejará con pastas y vino tinto

sdad

Cuenta Quino que cuando era pequeño no se festejaban los cumpleaños. Cincuenta años después, el día de su nacimiento pasó a ser una gran celebración. Alicia Colombo, quien fue su compañera de vida, reunía a la familia y los amigos. Abrazos, brindis y música de Los Beatles para homenajear al creador de Mafalda​. El tiempo es veloz. Hoy Quino cumple 88. Nada volverá a ser igual. Vive en Mendoza, su ciudad natal, acompañado y cuidado por sus sobrinos.

La pandemia lo sorprendió como a todos y no podrá reunir al resto de la familia que vive en Buenos Aires y Chile. Igual habrá festejo. El Ministerio de Cultura de su provincia tiene preparado un abrazo virtual con anécdotas y mensajes de aliento que han dejado sus amigos y admiradores. La celebración familiar, en su casa de Chacras de Coria, será más íntima y de placer mundano: pasta seca italiana, vino tinto y torta de hojaldre con dulce de leche.

Suena Yellow Submarine. Joaquín Salvador Lavado Tejón, el maestro Quino, está en el comedor de su casa. En un barrio cerrado, con grandes ventanales que dan a un jardín y con vista a la cordillera de los Andes. En la pared del comedor hay un retrato de su adolescencia, un regalo de su tío Joaquín Tejón, el pintor que inspiró su vocación de dibujante. Sus personajes entrañables asoman en una estantería, una colección en miniatura de Mafalda y sus amigos. Uno al lado del otro.

En Mendoza. Quino, en 2018

En Mendoza. Quino, en 2018

El sol de la siesta eleva la temperatura de un invierno helado, con mucha nieve en la cordillera. Quino está listo para dar su paseo diario por las calles del barrio. Lo acompaña uno de sus sobrinos porque tiene que usar silla de ruedas por problemas de circulación en sus piernas y un glaucoma que le ha afectado la visión. Más allá de esas dolencias propias de la edad, está bien de salud y de ánimo. “Le gusta escuchar noticias en la radio y la TV. Pide que le leamos los diarios de Argentina y de España. Sigue muy interesado en la política internacional”, dice el sobrino Diego Lavado, abogado especialista en Derechos Humanos, y quien más tiempo pasa con Quino.

Cuando sus sobrinos le contaron lo que ocurría con la pandemia del coronavirus​, creyó que era mentira, una broma

Otra sobrina, Julieta Colombo, es la representante de su obra. Lo mantiene al tanto y lo consulta sobre reediciones y lanzamientos en nuevas lenguas de sus libros. Desde 2012 que el maestro no dibuja, afectado por sus problemas de vista. Sin embargo, sigue vigente. Las últimas recopilaciones han sido la traducción de Mafalda en guaraní, armenio y braille; y las tiras feministas Femenino y singular.

Escultura. Quino en la ciudad de Mendoza

Escultura. Quino en la ciudad de Mendoza

El abrazo virtual de los mendocinos

Mafalda y Quino. El autor, en la inauguración de la escultura de Mafalda en Mendoza.

Mafalda y Quino. El autor, en la inauguración de la escultura de Mafalda en Mendoza.

El documental, Quinopedia, es un buscador interactivo que recorre lugares, momentos y anécdotas sobre la vida de Quino. Es el primero de una serie de homenajes a grandes artistas mendocinos, entre los que están Liliana Bodoc, Carlos Alonso y Julio Le Parc​. Cada capítulo dura 30 minutos.

El estreno de Quinopedia es este 17 de julio, a las 21, a través de la plataforma gratuita Mendoza en casa y el canal estatal Acequia. Durante los días previos, los seguidores de Quino subieron saludos en www.quinopedia.com.

Esas muestras afecto se han transformado en mensajes virales en las redes sociales y en cartelería en la vía pública. También sus sobrinos han recibido saludos grabados de sus fans, entre los que hay mensajes de los dibujantes Tute y Rep para Quino.

El ciclo documental es dirigido por Mariano Donoso y producido por el Ministerio de Cultura y Turismo de Mendoza. Los capítulos dibujan un mapa donde se cruzan imaginarios, búsquedas y posiciones en el mundo de cada artista homenajeado. El creativo José Bahamonde asume el rol de protagonista y entrevistador en cada episodio. La narración arranca en plena cuarentena​, donde el relator de la historia decide generar contenidos digitales para bucear en la obra de estos seis artistas.

Un trotamundo

Quino ha vivido en distintas ciudades. En 1975 se exilió en Milán, Italia, donde ya era reconocido por su obra. Recién volvió de visita a la Argentina en 1981. En 2001, se instaló en Madrid pero retornaba por varios meses al año a Buenos Aires. De a poco fue quedándose más en su departamento en la zona de Retiro hasta que Alicia falleció el 4 de septiembre de 2017. Dos meses después, Quino volvió a Mendoza, la provincia que había dejado a los 22 años para dedicarse a la ilustración.“Desde los 70 años, religiosamente, festejaba su cumpleaños en Mendoza”, recuerda Diego. Venían sus hermanos mayores Roberto y Cesareo (ya fallecidos), sus sobrinos y sobrinos nietos. “Éramos como 30. Quino decía que nunca le habían festejado el cumpleaños de chico, que pasaba como un día más. Pero, la verdad, le gustaba mucho”,  describe el sobrino.


Ya Quino no se encierra en su pieza con el tablero de dibujo. Pero sigue con algunas costumbres bohemias, prefiere acostarse tarde y no madrugar. De sus hábitos, añora ir al cine y leer. Un amigo editor en España le ha enviado El Quijote en audio libro y ha comenzado a escucharlo.

El homenaje de otro dibujante, Chanti, para Quino.

El homenaje de otro dibujante, Chanti, para Quino.

Cuando sus sobrinos le contaron lo que ocurría con la pandemia del coronavirus​, creyó que era mentira, una broma. “Qué barbaridad”, repetía. Recién notó el impacto del aislamiento cuando tuvo que cortar con todas las visitas, hasta la de su terapeuta y su kinesiólogo que venían todas las semanas. “Nos pedía saber qué estaba ocurriendo en Italia, se sentía muy afligido por la cantidad de muertes”, dice Diego.

Sobre el presente de Quino, sus sobrinos aseguran que se siente mimado. Al no tener hijos, mantuvo una relación estrecha y afectuosa con ellos. Diego cuenta que el historietista ha sido el tío canchero que traía las novedades de Europa: “Nos hizo escuchar por primer vez a los Beatles, y nos compró el álbum blanco cuando vivíamos en San Rafael”. Su hermano Guille, quien inspiró al hermanito de Mafalda, es músico de la Sinfónica de Santiago de Chile, y uno de los que lamenta no poder acompañar a su tío en el festejo de hoy.

Quino proviene de una familia longeva. Su tío Joaquín Tejón vivió hasta los 99 años y uno de sus hermanos, Roberto, alcanzó los 90. “Lo vemos muy bien de salud. ¡Tenemos Quino para rato!”, augura Diego. Y ojalá así sea.

Fuente: Clarín