Sergio Denis: Un galán de la música melódica nacional

Luego de estar internado durante 14 meses, Sergio Denis murió este viernes, a los 71 años.

o

El cantante popular se encontraba en una clínica de rehabilitación de Buenos Aires, tras un grave accidente, en marzo de 2019 al caer de una altura de tres metros desde el escenario del Teatro Mercedes Sosa, de San Miguel de Tucumán. Estaba por comenzar un recital, no calculó bien sus pasos y cayó al foso de la orquesta, sufriendo heridas de gravedad.

Sus canciones se llegaron a cantar en los estadios de fútbol, la mejor aprobación para un artista popular. Autor de éxitos como “Yo nunca supe más de ti”, “Cada vez que sale el sol”, “Cómo estás, querida”, “Te quiero tanto” y “Un poco loco”, el cantautor se caracterizó siempre por un estilo propio para componer e interpretar el pop melódico y la balada romántica.

Héctor Omar Hoffmann o Sergio Denis para todos, fue una figura indiscutida de la canción melódica argentina. Había nacido el 16 de marzo de 1949 en Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires. Hijo de Feliciano Hoffmann y de María Esther Fenzel, nació en el seno de una familia de ascendencia alemana procedente del Volga, a excepción de su abuela materna, que era española. Su acercamiento a la música se produjo a edades muy tempranas. Empezó a cantar en las fiestas escolares y en las reuniones familiares. A los 16 años y ya decidido a dedicarse a la actividad artística, se incorporó al grupo Los Jockers, con quienes recorrió, durante cuatro años, las localidades vecinas a Coronel Suárez. En 1969 decidió viajar a Buenos Aires para probar suerte en la gran ciudad, y se unió a Los Bambis, banda que había nacido en Paso del Rey. Con este conjunto grabó por primera vez para el sello discográfico CBS Columbia. Ese mismo año, la compañía le dio la oportunidad de comenzar su carrera como solista. Así es como surgen las canciones “Fui un soñador” y “Te llamo para despedirme”, que formaron parte de un exitoso simple que vendió 250 mil copias.

En 1970, como consecuencia del éxito de este registro inicial, el cantante editó su primer disco en solitario: Te llamo para despedirme, lo que marcó el comienzo de su carrera musical como Sergio Denis. Por aquel entonces realizó su primera aparición en televisión y cantó en el programa Casino Philips, conducido por Andrés Percivale y emitido por Canal 13. Durante ese mes fue contratado por la misma emisora para el ciclo Sábados circulares, de Pipo Mancera.

Viene de tapa

En marzo de 1970, Denis viajó a la Ciudad de México para participar en el Primer Festival de la Canción Latina, donde ocupó el quinto lugar con el tema “Yo te amo como entonces”. Al regresar debió ingresar al servicio militar obligatorio, actividad que pudo alternar con sus actuaciones en público y en programas de televisión.

En 1971 grabó su segundo disco,

Sergio Denis, del que se desprendieron un ícono de su repertorio, “Me enamoré sin darme cuenta”, y otros temas como “La vida es hoy” y “Cuando salga el sol”. Al año siguiente, llegó su tercer trabajo –con igual título que el anterior– y protagonizó la película Me enamoré sin darme cuenta, junto a Alicia Bruzzo (fue el debut cinematográfico de esta gran actriz) y Luis Brandoni, con dirección de Fernando Siro.

Nunca supe más de ti fue su cuarto disco solista, con arreglos y dirección de Jorge Calandrelli. La canción que tituló el disco se convirtió rápidamente en éxito en la Argentina y en América Latina, y se erigiría como una de las más emblemáticas en la carrera de Sergio. A partir de ese momento empezaba a encontrar un lugar importante entre los baladistas de la época, peleando su propio puesto en el mercado de la música romántica frente a fenómenos internacionales como Nino Bravo y Raphael.

Aquellos fueron años de intensa producción, con una media de un disco por temporada. En 1974 se convirtió en el primer cantante popular argentino en realizar un espectáculo en el Teatro Ópera, acompañado por una orquesta de 36 músicos, con arreglos y dirección de Jorge Calandrelli.

Tras desvincularse de CBS, dos años más tarde grabó para una discográfica recién creada y denominada TK. En esta compañía solo editó un álbum, también llamado Sergio

Denis, del cual se desprendieron temas como “Eras como el mar”, “Una pena lejana” y “No sé si te amo o si te amé”. En 1977 firmó contrato con Polygram, casa discográfica con la que llegaría a editar trece discos entre 1977 y 1990. Como Cada vez que sale el sol (1977), Por ti (1978) y Una

mañana volveré (1979). Tras la gran repercusión que obtuvieron los tres temas versionados en este último álbum, la discográfica le ofreció editar un disco íntegramente de covers en español. Así es como grabó Al estilo

de Sergio Denis, con versiones de temas como “Algo”, de George Harrison; “Tu amigo fiel”, de Carole King, y “Muchacha ojos de papel”, de Luis Alberto Spinetta. De los teatros a la cancha

En 1981 pudo presentar Sergio Denis inédito, con una mayoría de canciones propias. Sin embargo, la que más se destacó es su versión de “Solo le pido a Dios”, de León Gieco.

Tras una serie de trabajos intermedios, en 1985 lanzó Afectos, el disco más vendido de su carrera, con más de 450.000 placas. Los temas “Nada hará cambiar mi amor por ti”, “Gigante, chiquito”, “Así fue nuestro amor”, “Dame luz”, entre otros, llevaron a Sergio a la cúspide de su carrera.

Imágenes ( 1986) fue su primer disco grabado en los Estados Unidos. De este se desprendió la canción más imla portante de toda su carrera :“te quiero tanto”, que se convirtió en un himno de las hinchadas argentinas de fútbol. Tal fue la repercusión del álbum que Sergio presentó su disco por primera vez en el emblemático estadio Luna Park, donde, debido al éxito, se volvió a presentar al año siguiente.

En 1988 salió a la venta Cerca del cielo, con arreglos musicales de Mario Parmisano y Pedro Aznar. Se trató de un disco con un sonido muy particular y electrónico, que hasta ese momento Sergio no había logrado y con el que llenaría el Luna Park en siete funciones. En 1990, en tanto, llegó al Gran Rex con Solo es amor, y un año más tarde, al firmar contrato con el sello Emi-odeón, pasó a integrar el plantel artístico de esa compañía, con la cual editó cuatro álbumes entre 1991 y 1995: Un poco loco (1991) –presentado en el Gran Rex, compartiendo escena con Patricia Sosa–,

Cuando llega el amor (1992) –grabado en Los Ángeles y con el que llenó tres Luna Park–; Natural (1994) –con “Tanto te amo”, cortina musical de popular tira Grande pa!, y con seis funciones en el Ópera–, y Horizonte (

1995). Este último se trató del vigésimo tercer disco su carrera y el último con la compañía EMI. Del álbum se desprendió el hit “Los domingos”.

En 1996, Sergio se presentó por primera vez en el Festival Nacional de Folklore de Cosquín, en Baradero, y en el Festival de Reconquista, entre otros. Tres años después, grabó La vida vale la pena, en el cual recopiló

15 éxitos de toda la vida y nuevas canciones. Sergio retornaba así al mercado discográfico mientras cumplía sus 30 años en la música con un éxito que no se hizo rogar: vendió más de 120.000 placas con dicho álbum, y volvió al Gran Rex.

En 2000, vendió más de 30.000 discos con otro trabajo: Esperanza.

Tres años después, lanzó Te llevo en

la sangre. En 2006, el director Ariel Winograd lo convocó para hacer de él mismo en la película Cara de queso, junto a Susú Pecoraro, Mercedes Morán y Juan Manuel Tenuta.

En mayo del año siguiente, mientras estaba de gira en Asunción, Sergio sufrió un grave problema de salud que lo tuvo al borde de la muerte, a causa de una importante descompensación que derivó en un paro cardiorrespiratorio. Ingresó inconsciente al sanatorio San Roque de esa ciudad, pero pudo ser reanimado por los médicos. Logró recuperarse y, poco tiempo después, presentó Ciclos, su 27°disco, que produjo de manera independiente junto a su hermano Carlos. A pesar de su popularidad, el artista prefería manejarse por su cuenta, sin managers.

En 2009, el tema que diera nombre a su séptimo disco, “Cada vez que sale el sol”, fue elegido por el grupo Teen Angels para hacer una versión que volvería a convertir en éxito la canción. Como cierre de un año repleto de shows a lo largo y ancho del país, realizó una función a sala colmada en el Teatro Gran Rex.

Un paréntesis

Los años que siguieron fueron un período oscuro en la vida del cantante, con numerosos problemas de salud y de dinero. Cayó en una grave depresión y sufrió un cuadro de estrés, que lo obligaron a recibir tratamiento psiquiátrico y psicológico, además de atravesar episodios angustiantes por la pérdida de voz. “Estuve muchos años mal por la situación financiera y, después, por el accidente de Paraguay. Me he pasado de pastillas y los médicos no me vieron nada bien y me internaron”, confesó en 2011 en el programa de Susana Giménez sobre su paso por un neuropsiquiátrico. “Estuve 17 años pagando deudas”, señaló Denis sobre las complicaciones que le trajo la adquisición de un teatro, que reacondicionó pero que no dio sus frutos. En 2012, el artista participó de la obra Supermacho, convocado por el productor Darío Arellano, con Coco Silly. A fines de 2013, Javier Faroni cuenta con él para la revista

Brillantísima con humor, con Moria Casán y Carmen Barbieri.

Tras seis años sin grabar, en 2015 editó de manera independiente su 28° disco: Clásico, con el que fue reconocido en la 19ª edición de los Premios Gardel a la Música, en la categoría a Mejor álbum artista romántico-melódico, en 2017.

Fuente: La Nación