«Trabajadoras», una video-obra que ganó el primer premio en el Salón de Artes Visuales 2021

Se repartieron más de tres millones de pesos; con una videoinstalación sobre la lucha de las mujeres trabajadoras, Gabriela Golder ganó el gran premio adquisición

qwe21

Trabajadoras ganó el premio adquisición a la primera mejor obra del Salón
La tormenta de Santa Rosa no impidió que se entregaran el miércoles los premios de la 109ª edición del Salón Nacional de Artes Visuales (SNAV), no en su sede oficial –el Palais de Glace, cerrado por reformas– sino en el Centro Cultural Kirchner. Allí se reunieron autoridades nacionales, directores de museos y artistas para participar del acto de premiación. Sin contar las menciones, se entregaron 27 premios, tres por cada una de las ocho disciplinas, y tres premios adquisición del conjunto de las categorías, que pasarán a integrar la colección pública del Palacio Nacional de las Artes. Un total de 3.080.000 de pesos se repartieron en premios.

La ganadora del gran premio adquisición “Presidencia de la Nación” fue la videoartista Gabriela Golder por su obra Trabajadoras, un video de diez minutos en cámara lenta donde dos actrices deconstruyen un gesto común en las luchas emancipatorias. Golder recibirá 500.000 pesos. El premio adquisición a la segunda mejor obra del SNAV lo obtuvo Jorge Mónaco por su foto Oriel, y el tercer premio adquisición fue para la pintura-instalación La intuición, de la salteña Ana Benedetti. Ambos recibirán $330.000 y $250.000, respectivamente.

“Es una relectura de una serie litográfica de Guillermo Facio Hebequer que vi en el Museo Sívori hace un par de años –dice Golder a la

nacion–. Son doce estampas de escenas de trabajo que decidí hacer en video”. A diferencia de la litografía Nº 10, en la que un hombre levanta un brazo en instancia de lucha, la artista grabó a dos actrices de un grupo de teatro comunitario (una joven y una adulta) que reproducen el gesto. Hace tiempo que Golder involucra en sus obras a trabajadores desocupados y de fábricas recuperadas. “Me interesa mucho la deconstrucción de los gestos, en este caso el de lucha, desde que nace hasta que decae”, agrega. En el CCK, los monitores están colgados de manera vertical sobre un fondo negro. “Es un trabajo que tiene mucho de cinematográfico”, dice. A la hora de la entrega del premio, emocionado, el ministro de Cultura, Tristán Bauer, felicitó a la artista, que había sido su alumna años atrás.

Las tres obras que pasarán a formar parte del patrimonio nacional se pueden ver en el quinto piso del CCK, una de las dos sedes del SNAV y donde se exponen 104 obras de las 266 seleccionadas en esta edición. Las 162 restantes se hallan en la Casa Nacional del Bicentenario (CNB). La monumental muestra –donde conviven trabajos de artistas reconocidos como Alejandra Fenochio, Martín Di Girolamo, Nora Iniesta, Daniel García, Luciana Lamothe y Eugenia Calvo y de otros más jóvenes– estuvo al cuidado de Marcela López Sastre, que organizó el aluvión de pinturas, esculturas, dibujos, videos, fotos, grabados, instalaciones, textiles, cerámicas y performances en núcleos temáticos como “inclusión y diversidad”, “militancias”, “trabajadores del arte”, “modos de hacer”, “comunidades” y “pandemia”, entre otros. Muchos trabajos de esta edición quedarán como testimonios artísticos del azote que representó el Covid-19 en el país. Si bien hay que viajar de una sede a otra para completar el recorrido del SNAV 2021.

Según la secretaria de Patrimonio Cultural, Valeria González, esta edición del Salón fue la de mayor convocatoria en su larga historia: se inscribieron 2942 personas. Tanto González como el ministro de Cultura destacaron que había sido la edición de la “diversidad”. En esta edición, también aumentó la inscripción de jóvenes de 18 a 34 años: 32% más que en 2019. Respecto del federalismo, hubo un importante salto cuantitativo y cualitativo. Por un lado, se inscribió un 36% más de artistas de provincias que en 2019 y, por otro, y por primera vez en la historia del certamen, la Secretaría de Patrimonio Cultural se hizo cargo del transporte de las obras seleccionadas de artistas que viven más allá del área metropolitana de Buenos Aires.

Los tres primeros premios no adquisición de todas las categorías recibirán, respectivamente, $110.000, $80.000 y $60.000. La directora del Palais, Feda Baeza, ofició como anfitriona del acto de premiación. En la categoría de Escultura, las tres obras premiadas fueron El plurente, de Nushi Muntaabski; Get Out, de Martín Di Girolamo, y Testimonios, del misionero, de Andrés Paredes. Obtuvieron menciones del jurado la impactante Lluvia plateada, de Luciana Lamothe; El equilibrio de la señora Miyuki, de Mónica Canzio, y una obra sin título de la serie Trauma, de Lucía Pellegrini.

En Instalaciones y Medios Alternativos, el premio no adquisición a la primera mejor obra lo obtuvo Retard, de Silvia Rivas; el premio no adquisición a la segunda mejor obra fue para Fortuna material, de la rosarina Eugenia Calvo, y el premio no adquisición a la tercera mejor obra, para Apropiaciones invertidas: Kevin Royk x Queen Cobra, de Queen Cobra.

En la categoría Grabado los tres primeros premios fueron para WOW, de Lulú Lobo; Horas y espadas, de Adrián Sosa, y Los perros de la resistencia, de Ezequiel Verona. Esteban Álvarez recibió la mención especial por Los Benjamines, con la que los visitantes que quieran pintar con crayones se pueden llevar a casa la imagen de Benjamin Franklin, el “señor dólar”. En Dibujo, el primer premio lo ganó Coordenadas de una aproximación alquímica, de Cynthia Kampelmacher; el segundo, Ahora el fantasma de Hamlet soy yo, de Lux Lindner, y el tercero, una obra sin título de Lucas Bragagnini.

Pintura suele ser una de las categorías más convocantes del SNAV. El primer premio lo ganó El pandenauta, de Alejandra Fenochio, que retrata al chofer de un vehículo en tiempos de pandemia; el segundo, la delicada Jarrón con flores sobre fondo amarillo, de Daniel García, y el tercero, la pintura enrejada y sin título de la serie Una casa en llamas, de Leila Tschopp.

En Cerámica, se premió 1007 cuentas, de Débora Pierpaoli; Ura Callu-la lengua de Abajo, de Florencia Califano, y Mi mamá abanderada, mi papá en Atenas, de Rosalba Mirabella.

En Fotografía, se premió Objetos memorables, de la talentosa Viviana Zargón; Madre, de Kenny Lemes, y La toma, del mendocino Rodrigo Etem.

Por último, en la categoría Textil, el primer premio fue para Origen flujo derrame amarillo sombra fuga estoica colapso, de Guillermina Baiguera (con una obra inspirada en bordados de sus abuelas, vecinas de Manuel Puig en General Villegas); el segundo premio lo obtuvo una obra sin título de Yaya Firpo y el tercero, Ñandu-jouy, de Lía Porto.

En la ceremonia también se anticipó que próximamente se realizará un homenaje a los ganadores del Premio Nacional a la Trayectoria Artística, los artistas y maestros de artistas Anahí Cáceres, Alicia Herrero, Leandro Katz, Alina Neyman, Luis Pazos, Alfredo Prior, Norberto Puzzolo y Dalila Puzzovio.

Para agendar Exposición de la 109ª edición del Salón Nacional de Artes Visuales, con entrada gratuita.

◗ Casa Nacional del Bicentenario (Riobamba 985), hasta el 31 de octubre, de jueves a domingo de 15 a 19. Visita sin reserva previa: ingreso por orden de llegada hasta completar el aforo de las salas de exposición.

Centro Cultural Kirchner (Sarmiento 151), del 2 de septiembre al 15 de octubre, de miércoles a domingo de 14 a 20.Visita con reserva previa en www.cck.gob.ar.

Fuente: La Nación