Tras la polémica, la editorial del británico Roald Dahl publicará la versión clásica de sus obras

La editorial Alfaguara, encargada de publicar en español los textos de Roald Dahl, anunció que mantendrá los textos originales del autor británico sin modificar las palabras o referencias

aaaaaaaaaaaaaaaaaaa
ase

En las últimas horas, el sello editorial anunció que producirá versiones no censuradas de sus cuentos, como «The Roald Dahl Classic Collection», para mantener «impresos los textos clásicos» del autor.

«Hemos escuchado el debate a lo largo de la semana pasada, que ha reafirmado el extraordinario poder de los libros de Roald Dahl y las cuestiones muy reales en torno a cómo las historias de otra época pueden mantenerse relevantes para cada nueva generación», manifestó en un comunicado Francesca Dow, directora general de Penguin Random House Children’s, informó el diario británico The Daily Telegraph.

«En Puffin hemos publicado con orgullo las historias de Roald Dahl durante más de 40 años en colaboración con la Roald Dahl Story Company. Su espíritu travieso y su genio único para contar historias han deleitado la imaginación de lectores de muchas generaciones», agregó Dow.

En la nueva versión se cambiaron ciertos términos referidos fundamentalmente al aspecto físico de los personajes, entonces el Augustus Gloop de «Charlie y la fábrica de chocolate» es «enorme» en lugar de gordo, mientras los Oompa Loompas son «personas pequeñas» en lugar de «hombres pequeños» y también desaparece la palabra «feo».

Numerosos lectores consideraron en las redes sociales que dichas intervenciones respondían a buscar imponer una «corrección política» en las ficciones.

Ante el revuelo que se generó, la editorial declaró que había «escuchado el debate» y comprendido que había «cuestiones muy reales sobre cómo mantener la relevancia de las historias para las nuevas generaciones».

La revisión de estos términos se inició en 2020, cuando la empresa aún estaba dirigida por la familia Dahl, y finalizó el año pasado, tras la venta del patrimonio a Netflix.