Un estudio reveló que la sonrisa fue clave para que los humanos aprendieran a “tener sexo” en la prehistoria

El equipo científico de la Universidad de Milán difundió el hallazgo y afirmó que fue un factor clave en la evolución humana.

DSVV

Un nuevo estudio publicado en la revista Science Advancesreveló que la sonrisa fue un factor clave para “tener sexo” en la prehistoria. El hallazgo fue difundido recientemente por científicos de la Universidad de Milán.

Esta característica fue desarrollada por humanos antiguos como una forma de atraer pareja. El paper afirma que la amabilidad que los humanos pueden mostrar a través de las expresiones faciales fue importante en nuestra evolución.

Cómo se realizó el estudio

Para llevar a cabo el hallazgo, los profesionales recopilaron datos genéticos de células madre humanas tomadas de los restos de dos neandertales y un denisovano.

Estos dos grupos de antepasados ​​prehistóricos vivieron aproximadamente al mismo tiempo e incluso hay evidencia que sugiere que se cruzaron.

La sonrisa fue clave para que los humanos procreen

Los genes específicos estudiados se conocen como “BAZ1B”, que según los profesionales, es un factor muy influyente en las expresiones faciales humanas y es el gen que permite que los perros expresen sus ojos de una manera que los lobos no pueden.

Los científicos creen que los patrones de reproducción seleccionados de algunos neandertales condujeron al gen BAZ1B y podrían haber contribuido a que el Homo sapiens desarrollara caras distintivamente expresivas.

Por su parte, los investigadores concluyeron de este nuevo hallazgo sobre la sonrisa, que los humanos estaban seleccionando compañeros con expresiones faciales más comúnmente que sus antepasados.

Otras teorías

Sin embargo, en el estudio científico, los profesionales no descartaron que este patrón de apareamiento, también condujo a una condición llamada síndrome de Williams-Beuren, un trastorno del desarrollo que afecta muchas partes del cuerpo.

Fuente: Radio Mitre