Unidos en red, los museos argentinos proponen un protocolo para su reapertura

La muestra reciente de Ernesto Neto en el Malba parecía anticipar la necesidad del trabajo en red

1

Una buena noticia, derivada del coronavirus : acaba de nacer la Red Argentina de Museos y Espacios de Arte (RAME) , iniciativa federal creada partir de la colaboración entre cuatro de las principales instituciones culturales del país -Fundación Proa, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y el Malba-, «para pensar en la transición y reinicio de actividades de los museos y espacios de arte» tras la cuarentena .

Concebida como un «espacio de cooperación interinstitucional y federal en el contexto de la pandemia «, la nueva red reúne a instituciones municipales, provinciales y nacionales, públicas y privadas, «con la finalidad de establecer vínculos, colaboraciones e intercambios dinámicos entre las diversas instituciones de todo el país», se informó en un comunicado. Tiene en cuenta la necesidad de compartir contenidos y experiencias, así como de plantear una agenda común de trabajo con las preocupaciones del sector.

Una de las primeras acciones acordadas fue la creación de un protocolo que puntualiza las «medidas y escenarios posibles para preservar el bien común y la salud pública de los visitantes y los trabajadores», que se compartió con diferentes museos y centros culturales para que sirva de base y de guía en la confección de otros específicos según las características de cada institución y su contexto.

Entre otras medidas, ese documento propone limitar la asistencia de las visitas (una persona cada 16m2, hasta ocupar un tercio de capacidad), que serían pautadas a través de boletos emitidos por Internet, con horarios de ingreso y permanencia prefijados, así como usar marcas en el piso y señalización para delimitar la distancia social de dos metros en áreas de posibles usos frecuentes y espacios estrechos. También exigir que los visitantes usen barbijos y proporcionarlos cuando sea necesario; reabrir por fases para permitir un aumento gradual hasta probar y evaluar condiciones; priorizar audiencias barriales o de cercanía; fomentar el acceso a pie o enbicicleta; suspender las visitas grupales y otras actividades que promuevan la agrupación; reorganizar las audiencias (personas de mayor riesgo, familias, estudiantes, etc.) a través de horas o días de visita designados y minimizar o eliminar actividades de alto contacto y recursos compartidos, como las audioguías.

Por otro lado, se lanzó el foro regional «Administrar la incertidumbre», organizado por los cuatro museos fundadores, con la participación de referentes y profesionales de diferentes países, «para compartir experiencias, debatir estrategias comunes y plantear los desafíos de los museos hoy».

Ya se realizaron tres encuentros y el último tendrá lugar el próximo lunes, a las 16. «El arte como portal hacia nuevas formas de vida» será el tema que reunirá a Maristella Svampa (investigadora del Conicet y profesora de la Universidad Nacional de La Plata), Fabiola Heredia (directora del Museo de Antropología, Universidad Nacional de Córdoba), Teresa Riccardi (directora del Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, Buenos Aires) y Nicolás Testoni (director del Museo-Taller Ferrowhite, Bahía Blanca). La moderación del encuentro virtual estará a cargo de Victoria Noorthoorn, directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Informes e inscripción: www.museomoderno.org .

Fuente: Celina Chatruc, La Nación