Vacaciones de invierno. 8 lugares elegidos para disfrutar sin viajar lejos

Alternativas para escaparse en familia o de a dos durante las próximas vacaciones, muy cerca de la ciudad de Buenos Aires.

wer34

El receso escolar está próximo y todos sentimos ganas de viajar, alejarnos de la rutina y reponer energías. Aquí elegimos ocho destinos a no más de 400 km de la ciudad que invitan a cambiar de aire. Hay opciones para todos, sitios pensados para familias con niños que privilegian las actividades recreativas, establecimientos donde la historia dejó su impronta o donde el glamour es cosa de todos los días. También están las alterantivas que se proyectaron con eje en un cuidado diseño y otras que proponen experimentar la vida de pueblo. No faltan los sitios a orillas del mar y al pie de las sierras. En todos la naturaleza está ahí nomás para cautivarnos con una estadía renovadora.

La Candelaria. Lobos

La pampa en versión siglo XIX

Panorámica de La Candelaria desde lo alto.
Panorámica de La Candelaria desde lo alto.

El cascoparece salido de un cuento. Fue diseñado a fines de XIX con todos los guiños de un castillo francés. Las habitaciones de alma palaciega son perfectas para estadías de a dos. El sector colonial, es ideal para familias. Además, está el molino convertido en una suite preciosa para aquellos que buscan privacidad total. El parque fue compuesto por Thays y maravilla al recién llegado.

Para estas vacaciones de invierno,La candelaria imaginó un programa pensado para aquellos que se alojen con niños. A la tradicional charla histórica se suman talleres de cocina, de artesanías rurales, de emociones y de yoga para chicos. Además, planificaron fogones con cuenteada y salidas casi todas las noches, linterna en mano, para descubrir los secretos del campo bajo las estrellas

La Bandada

Diseño y relax

Una de las suites de La Bandada, la atmósfera soñada para descansar en grande.
Una de las suites de La Bandada, la atmósfera soñada para descansar en grande.Estrella Herrera

La casa, una construcción de estilo colonial del siglo XIX, aparece rodeada por una profusión álamos, pinos y ginkgo-bilobas, que al llegar el otoño envuelven el sitio en un sueño amarillo.

En 2007 la propiedad fue renovada para recibir. Las luminosas habitaciones y departamentos (dos cuartos independientes + sala con escritorio) fueron ambientados con diferente personalidad. Guardan en común un clima exquisito con detalles pensados para sorprender y crear una atmósfera que invita a la ensoñación.

La Bandada es el reino de las mujeres, que son nueve, y atienden con verdadero encanto al recién llegado.

En la cocina Rosana Gelerman –chef vegan raw– diseñó una carta especializada en alimentación sana que se arma cada mañana a pedido de los pasajeros.

Delicias caseras a la hora del desayuno.
Delicias caseras a la hora del desayuno.Estrellla herrera

Del 18 al 24 de julio organizaron un programa especial para vacaciones de invierno con pensión completa y un menú de actividades que invita a los huéspedes a sumarse a las tareas de la huerta y de la granja. Además, se ofrecen caminatas para avistar aves y plantas, actividades con caballos, juegos tradicionales y charlas históricas. A la hora del té se pensó un encuentro con el sommelier Pedro Alperowicz.

Bolacuá. Gualeguaychú

Para disfrutar con niños

Las instalaciones de resort Bolacuá, un all inclusive a orillas del Paraná.
Las instalaciones de resort Bolacuá, un all inclusive a orillas del Paraná.JULIAN SHEBAR

Este hotel de campo en versión all inclusive es ideal para aquellos que buscan un buscan un programa familiar o en grupo donde el eje es la recreación. El sitio ocupa un predio de diez hectáreas y su fuerte son las propuestas entretenimiento que se despliegan en una apretada grilla diaria. El alojamiento se ofrece en los clásicos formatos de habitación –doble y familiar –, también está el lodge de campo, una casa de 5 habitaciones – cada cuarto tiene su baño privado–, cocina y living.

Bolacuá propone talleres de plástica, de baile, juegos, clases de streching y la posibilidad de practicar fútbol, vóley, tenis y arquería. Los niños de 3 a 6 años quedan a cargo de un grupo animadoras en un espacio especialmente armado para ellos. Los más grandes pasan el día en actividades guiadas para su edad.Por las noches se organizan cenas show. Todo está incluido, excepto las bebidas alcohólicas.

La Encantada. Ramallo

La ilusión de la casa propia

Serenidad total en La Encantada.
Serenidad total en La Encantada.

En Ramallo, al sur de San Pedro, esta casa es un reducto para los amantes de río y la vida campestre. La vivienda ocupa una de las tantas chacras loteadas dentro de la estancia La estrella Federal y goza del privilegio de una añosa arboleda ya que está emplazada en el área del casco de la antigua propiedad.

La Encantada fue diseñada con generosa galería, tres habitaciones, una cocina preciosa y un living para extender las horas haciendo fiaca.

El sitio cuenta con el Paraná a 200 metros y playita propia. Muy cerca trascurre otro río – interno del campo- donde se pescan tarariras gigantes al llegar el verano. Después está la cancha de polo y el casco convertido en restaurante. Las 450 hectáreas de campo del barrio se disfrutan casi en privado y tientan a larguísimas caminatas.

Villa María. Máximo Paz

Glamour total

La increíble fachada de Villa María, un rincón a todo lujo muy cerca de CABA.
La increíble fachada de Villa María, un rincón a todo lujo muy cerca de CABA.

A pasos de Ezeiza, esta soberbia estancia con gran parque, añosa arboleda y lago artificial, es una opción para aquellos que sueñen con la vida lujosa del campo argentino.

El palacio de estilo tudor-normando diseñado por Alejandro Bustillo aparece rodeado por 74 hectáreas de llanura, a pasos de la ciudad de Buenos Aires. Fue construido en 1919 para Celedonio Pereda. Revestido con ladrillo a la vista y detalles neogóticos, hoy funciona como un lujoso hotel boutique.

Por dentro, Villa María muestra una arquitectura de arcadas entrelazadas y exhibe dos escaleras de mármol que llevan al piso superior donde están las habitaciones. Las once suites conservan la elegancia de antaño y fueron remozadas con detalles modernos y de confort.

Estas vacaciones la estancia se prepara con un menú de actividades especialmente diseñado para aquellos que concurren con niños.

Palantelén. Punta Médanos

Playa & naufragios

El living de Palantalén exhibe en su decoración restos del barco que naufragó en sus playas.
El living de Palantalén exhibe en su decoración restos del barco que naufragó en sus playas.

El sitio es un sueño cumplido: una estancia con mar y un naufragio que se puede ver con solo hacer una caminata breve por la playa. Allí, en 1891, encalló el Anna Hamburgo, un velero que se dirigía a Valparaíso por la ruta del Cabo de Hornos.

La casa principal de Palantelén se construyó con algunos restos de este barco: varias de las puertas internas pertenecieron a los camarotes del Anna, lo mismo que una lindísima boiserie que decora uno de los cuartos. La mesa de la galería nació de un mástil y hay huellas de obenques y amarras en la decoración. Durante los meses de invierno, la casa –con capacidad para 8 personas– se alquila entera.

Para una estadía en pareja, está La usina, una construcción independiente ambientada en tono romántico. En ambos casos, blanco y servicio de mucama están incluidos en la tarifa.

Les Aldudes. San Andrés de Giles

Encanto bucólico

La  casa familiar es ahora un hostería de campo para aquellos que buscan unos días de calma.
La casa familiar es ahora un hostería de campo para aquellos que buscan unos días de calma.

Marta y Emilia son madre e hijas. Juntas decidieron reciclar la casa familiar de sus antepasados, los Saldhubehere, inmigrantes vascofranceses que llegaron a la zona un siglo atrás. Así surgió esta hostería rural de cinco habitaciones, un destino es ideal para aquellos que buscan disfrutar de la tranquilidad pueblerina.

Marta oficia de anfitriona mientras que Emilia, su hija, experta en hotelería, dibuja las propuestas que apuntan a la experiencia campestre y el trato personalizado.

Los desayunos se sirven con mermeladas hechas en casa de los frutales propios y delicias de la repostería criolla. El asador está disponible para los huéspedes con ganas de encender el fuego.

En las diez hectáreas de Les Aldudesse crían caballos y vacas y se siembran pasturas. En los alrededores de la casa se pueden ver las antiguas máquinas de labranza, las mismas que usaron los abuelos inmigrantes.

Si piensa quedarse un mínimo de 2 noches, pregunte por la promo de vacaciones de invierno que incluye 2 menores sin cargo, alojamiento con desayuno y una cabalgata.

Chacra Bliss. Tandil

Las sierras, ahí nomás

El colorido espíritu del Santa Fe Style se percibe en cada rincón de Chacra Bliss.
El colorido espíritu del Santa Fe Style se percibe en cada rincón de Chacra Bliss.SEBASTIAN PANI

A 6 kilómetros del pueblo, se encuentra este complejo de hostería & casas diseñadas en el colorido Santa Fe Style, una arquitectura que nació en el sur de los EEUU y se define por los gruesos muros, los ángulos redondeados y los tonos tierras y ocres que se combinan con la intensidad luminosa de los turquesas y los verdes, presentes en los detalles. Mucho de ese espíritu impregna el conjunto y los interiores de Chacra Bliss, ambientados con increíble magia.

Uno de los cuartos, pura luz y color.
Uno de los cuartos, pura luz y color.SEBASTIAN PANI

Mark Welford recibe a los viajeros en compañía de Kira, su perra, un Boyero de Berna que lo sigue a sol y sombra. En invierno, el hogar siempre encendido da la bienvenida al viajero. En la hostería las habitaciones en suite son espaciosas y tienen un clima seductor, ideal para estadías de a dos. Luego están las cuatro casas Guadalupe, Macarena, Al cielo y Frida, totalmente equipadas para una vida independiente.

Para obtener esta edición especial, comuníquese al chat de Facebook de Revista Lugares o envíe un mail a [email protected]

Fuente: La Nación