Vendieron por más de 9 millones de dólares un cuadro de Sir Winston Churchill, propiedad de Angelina Jolie

El lienzo "La torre de la mezquita Koutoubia", el más famoso de los cuadros pintados por el exprimer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, que fue un regalo al presidente Roosevelt y era propiedad de la famosa actriz, fue vendido por la casa de subastas Christie's.

chu

El óleo sobre tela está considerado «como el cuadro más importante de Sir Winston Churchill» dado que «se inscribe en la historia del siglo XX», según destacó el historiador de arte británico Barry Phipps en el catálogo de subastas, de acuerdo a lo citado por la agencia AFP.

Este paisaje simple, con tonos cálidos en una puesta de sol, representa el minarete, símbolo de poder de la dinastía Almohade (siglo XII), rodeado por las murallas de la vieja ciudad junto a las montañas nevadas. Churchill lo pintó durante la Segunda Guerra Mundial, inspirado en la luz de Marruecos, ciudad a la que viajó numerosas veces cuando el país se encontraba bajo el protectorado francés.

Su primera visita fue en 1935 y desde entonces «se enamoró de la calidad de la luz local”, dijo por su parte Nicholas Orchard, director de arte moderno británico en Christie’s en Londres, según informó el medio español El País. «Mucho del valor de las pinturas de Churchill está en la historia que las rodea, para quién fueron pintadas, a quiénes fueron regaladas», destacó el especialista.

Precisamente en el caso de «La torre de la mezquita Koutoubia» hay una historia de obsequios y nombres icónicos porque primero fue un regalo que Churchill le hizo al presidente de Estados Unidos Franklin D.Roosevelt después de la Conferencia de Casa Blanca de 1943, donde pactaron la estrategia para doblegar a la Alemania nazi.

Luego el cuadro fue vendido por uno de los hijos de Roosevelt en los años 1950 y cambió de manos hasta llegar en 2011 a la colección de la expareja hollywoodense compuesta por Angelina Jolie y Brad Pitt.

Valuada originalmente entre 1,5 y 2,5 millones de libras esterlinas, la venta de la obra superó ampliamente las estimaciones iniciales ya que la pintura se vendió por 7 millones de libras esterlinas, lo que equivale a unos 9,7 millones de dólares.