Verano 2021: cinco playas solitarias y tranquilas de la Costa Atlántica para las vacaciones

Entre médanos y bosques. En una temporada atípica por los contagios de coronavirus, balnearios menos concurridos en la Costa bonaerense. Cuánto cuestan y qué ofrecen.

hhh

Médanos, bosques y olas saladas. Hay playas en la Costa Atlántica de la provincia de Buenos Aires donde no hay riesgo de chocar con nadie. Más solitarios y agrestes, estos balnearios no son la primera opción que se nos ocurre cuando pensamos en vacaciones junto al mar. Y ésa es su gran ventaja en estos días de distanciamiento socialaumento de los contagios de coronavirus y recomendaciones para limitar la circulación nocturna.

A continuación, cinco destinos para tener en cuenta este verano.

1. Aguas Verdes

Agreste y silenciosa. Cerca del movimiento comercial de San Clemente del Tuyú, Santa Teresita o San Bernardo, Aguas Verdes les ofrece tranquilidad a quienes necesitan dejar atrás el estrés, leer un libro con el sonido del mar y jugar en la arena sin gente pisándoles la lona.

Ideal para parejas, padres con hijos chicos o adolescentes en plan familiar, Aguas Verdes se destaca por sus playas amplias, su cordón de médanos de hasta 6 metros de altura y los bosques, en las inmediaciones del Castillo Duhau, una histórica residencia veraniega familiar.

Playas amplias y familiares en la Costa Atlántica bonaerense. Foto: Shutterstock

Playas amplias y familiares en la Costa Atlántica bonaerense. Foto: Shutterstock

Esta zona de pinares queda unida a Lucila del Mar (imperdible: el muelle construido íntegramente en madera), cuenta con dos campings y algunos comercios entre las casas y una capilla. Los nombres de las calles son buques de la Armada.

Aguas Verdes es una de las 14 localidades del Partido de la Costa, que tiene 96 km de playa desde Punta Rasa hasta Costa Esmeralda. Días atrás, el municipio anunció la organización de actividades artísticas y recreativas en las llamadas Zonas Culturales Cuidadas, a las que se suman el cicloturismo y las caminatas.

«El objetivo es ofrecer opciones a los turistas en una temporada signada por la pandemia del coronavirus y los protocolos previstos para evitar su propagación. La Costa brinda una amplia oferta de shows diarios de circo, magia, música y pintores», explica el subsecretario de Turismo, Cristian Escudero. En Aguas Verdes, la cita es en Av. Fragata Sarmiento 129.

Como en el resto del municipio, el protocolo de Covid-19 para el balneario establece que se deben mantener 2 metros de distancia mínimos entre mesas y reposeras. El mismo límite corre para las sombrillas, mientras que se determinó que la capacidad máxima por carpa debe ser de 6 personas de un grupo familiar o conviviente. Además, solo pueden usarse duchas al aire libre y los clientes tienen que llevar barbijo al usar las instalaciones.

El día de carpa cuesta $ 365 por persona y otro tanto por parcela; dormis para 2 con baño privado, cama matrimonial, mesa y parrilla, $ 1.815.

lacosta.gob.ar

Entre Mar de las Pampas y Mar Azul, Las Gaviotas pertenece al partido de Villa Gesell. Foto: Shutterstock

Entre Mar de las Pampas y Mar Azul, Las Gaviotas pertenece al partido de Villa Gesell. Foto: Shutterstock

2. Las Gaviotas

Todo queda cerca. Entre la paz de Mar de las Pampas y Mar Azul, Las Gaviotas pertenece al partido de Villa Gesell y es ideal para desconectarse, o mejor aún, conectar con lo esencial.

Las calles paralelas al mar tienen nombres de playas internacionales (Punta del Este, Copacabana, Viña del Mar) y las que cortan están numeradas. «Es una localidad encantadora que ofrece playas súper amplias, tranquilas y familiares, con una propuesta de servicios -sobre todo, de alojamientos- de primer nivel. Estamos hablando de un pequeño pueblo de 700 metros de frente costero y un entorno natural agreste, con bosques de acacias«, señala a a Clarín el secretario de Turismo de Villa Gesell, Emiliano Felice.

Hay casas, aparts y cabañas para alquilar. La tarifa para 4 personas sale entre $ 75.000 y $ 95.000. Más lejos de la playa hay mucha variedad de precios, y una semana para 4 personas va de $ 40.000 a $ 70.000, según los servicios, ubicación y categoría.

Las Gaviotas se destaca también por sus restaurantes, rotiserías, confiterías, heladerías y supermercados. Si se elige comer afuera, las porciones son abundantes y se pueden compartir. Por ejemplo, un bife de chorizo cuesta $ 800 y un volcán de chocolate, $ 250. ¿Y una pizza de muzzarella? Alrededor de $ 400.

www.gesell.tur.ar

Mar de Cobo se encuentra en el partido de Mar Chiquita.

Mar de Cobo se encuentra en el partido de Mar Chiquita.

3. Mar de Cobo

Buena pesca y extensa arboleda. En el partido de Mar Chiquita, esta localidad balnearia surgió a partir del loteo que comenzó cuando la Compañía General de Tierras Mar de Cobo compró en 1947 unas 300 hectáreas provenientes del desprendimiento de la estancia San Manuel.

Una de las primeras gestiones decidió plantar la arboleda que convirtió al lugar en Reserva Forestal. Álamos, pinos, olmos y cipreses son el hábitat de variadas especies de aves y brindan tranquilidad y sombra.

Por sus playas anchas, Mar de Cobo es elegido por quienes disfrutan de vacaciones apacibles: caminatas, paseos en bicicleta, avistaje de flora y fauna. El lugar también convoca a los pescadores, y en noviembre celebra la Fiesta del Cordero Costero.

Hace unos años, Mirtha Legrand donó el terreno que le pertenecía a su hijo para construir un espacio público , por lo que se inauguró la Plaza Daniel Tinayre en su memoria.

www.marchiquita.gob.ar

Mar Azul, una opción de playas extensas a17 km de Miramar.

Mar Azul, una opción de playas extensas a17 km de Miramar.

4. Mar del Sur

Un hotel fantasma y zonas de pesca. A 17 km al sur de MiramarMar del Sud o Mar del Sur es una localidad del partido General Alvarado, con playas amplias y dos arroyos que vierten sus aguas dulces en el mar.

La intención original fue fundar un balneario de excelencia hacia 1888, por lo que comenzó la construcción del Hotel Mar del Sud. Como no llegó hasta allí el ferrocarril -como se había proyectado- y el entorno era hostil, el gran establecimiento funcionó solamente dos temporadas.

Luego de años de abandono, el hotel se quedó casi sin rastros a principios del siglo XX, al punto que algunos vecinos llegaron a afirmar que nunca había existido, mientras que otros aseguraban que se lo habían tragado las olas fuertes del mar.

El proyecto del pueblo Mar del Sud no prosperó, pero miembros de la familia Otamendi iniciaron el loteo de una zona cercana a la que llamaron Boulevard Atlántico, junto a los arroyos La Tigra y La Carolina.

Se levantó un nuevo emprendimiento hotelero -el Boulevard Atlántico-, con dos plantas de lujo, de estilo europeo y más alejado de la playa. También abandonado con el paso del tiempo, fue declarado Monumento Histórico y atrae la curiosidad de los turistas, que también se sorprenden con la Casa de los Caracoles, la estancia La Eufemia y la laguna La Ballenera.

Para pescadores: la costa de Rocas Negras forma un espigón natural (hay una Virgen en lo alto) y pequeñas ollas que reciben vertientes de agua. El Remanso ofrece pesca variada y gran cantidad de pejerreyes.

mga.gov.ar

El balneario San Cayetano atrae a familias y amantes de la pesca.

El balneario San Cayetano atrae a familias y amantes de la pesca.

5. Balneario San Cayetano

Médanos y frondosa vegetación. Al sur de NecocheaSan Cayetano tiene playas tranquilas y familiares y una región de barcos hundidos. Además se practica la pesca deportiva del pejerrey en las 15 lagunas del partido de San Cayetano.

Entre los naufragios se destacan el barco pesquero Pagrus I, que encalló 9 km al oeste de la villa balnearia y tiene 17,9 metros de eslora y casco de madera, y el Charrúa, que era de la Armada, fue vendido a una empresa uruguaya y lo rebautizó, hasta que en 1979 encalló 4 km al oeste del pueblo.

A 75 km de la ciudad de San Cayetano, el balneario se encuentra rodeado por médanos y bosques, y tiene servicios hoteleros (casas de playa y cabañas con todas las comodidades) y campings con precios accesibles (en promedio, $ 250 por adulto, aparte de la parcela para carpa o motorhome).

Fuente: Clarín