Crucigrama: Antonio Brasileiro

Tom o Antonio Carlos o… - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

J1
J2
J3
J4
J5
J6
J7
J8
J9
J10

Gran exponente del arte de su país, el compositor, arreglador, cantante, guitarrista y pianista de Bossa Nova, Música Popular Brasileña y música clásica, Tom Jobim fue uno de los “Padres” de la Bossa Nova, el gran “exportador” y difusor del género fuera de las fronteras de Brasil.

Lo compuso al más alto nivel y lo fusionó, junto a artistas estadounidenses, con el Jazz en los años 60. En Claude Debussy, Frédéric Chopin y Heitor Villa-Lobos encontró influencias decisivas. Le unió el Samba y el folklore autóctono y las armonías jazzísticas del “Cool”, como de los musicales de la neoyorquina Avenida Broadway. Limitó la guitarra, básicamente, al acompañamiento tranquilo de los ritmos sincopados del Jazz. Su voz, suave, sencilla y ligeramente ronca subrayó la emoción de las letras. “Garota de Ipanema”, Tom con letra de Vinicius de Moraes, fue una de las canciones que difundió por el mundo.

Comenzó a estudiar Arquitectura, pero a los 20 años su entusiasmó por la música lo llevó al piano en los night-clubs y a trabajar en estudios de grabación. Su primer registro fue, en 1954, como líder de “Tom e a sua banda” y el inicial suceso, en 1956, lo obtuvo con Vinicius, en parte de la música de la obra teatral “Orfeo da Conceição” (luego en el cine “Orfeo negro”). Por el 58 produjo, con algunos temas de su autoría, un disco al guitarrista y cantante João Gilberto, punto de partida del nuevo género con “Chega de saudade”.

Su repercusión en el exterior se produjo en 1962, cuando logró un sorprendente éxito con su tema “Desafinado”, en una versión del saxofonista Stan Getz. Un año más tarde, con otros compatriotas, participó en un espectáculo en el Carnegie Hall. Con su impulso y sus creaciones, el ritmo se convirtió en un fenómeno internacional y los músicos de jazz se acercaron a él. Con Frank Sinatra grabó, en 1967, una particular “Garota de Ipanema”.

En su carrera dio prioridad a los estudios de grabación sobre las giras, con varios discos de sus composiciones y en sus distintas facetas artísticas en Verve, Warner Bros., Discovery, A&M, CTI y MCA. Luego se concentró en el cine y la televisión local. Hacia 1985, con el auge de las llamadas “Músicas del Mundo”, encaró un tour con un grupo en el que estaba su segunda mujer, Ana Lontra, sus hijos Paulo y Elizabeth y varios ejecutantes amigos.

Su último álbum fue “Antônio Brasileiro”, que en sentido contrario a muchos que bautizan su primer trabajo con su nombre, Tom lo tituló de esa manera, tal vez sin saber de su final. El 8 de diciembre de 1994, a causa de un tumor de vejiga, recuperándose de la cirugía, hace 25 años y a los 67 de edad, murió en el Cedars Sinai Hospital de Nueva York, en Estados Unidos. Tres días después salió a la venta ese trabajo discográfico: ANTÔNIO CARLOS BRASILEIRO de Almeida Jobim, su nombre de nacimiento en Río de Janeiro, el 25 de enero de 1927…

A un clic, su interpretación de uno de sus clásicos: “Insensatez”…

Norberto Tallón

Twitter: @betotallon