Crucigrama: Carreras

La fundación “Hermosa” de una amistad - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

c3

Poco más de un tres de décadas atrás, el 21 de julio de 1988, en un concierto al aire libre en su natal Barcelona, ante 30.000 personas, el tenor José Carreras volvía a cantar tras superar un grave proceso de leucemia.

Aún quien nunca visitó España conoce la rivalidad existente entre catalanes y madrileños. Josep María Carreras Coll, catalán, y Plácido Domingo, madrileño, se enemistaron en 1984 por cuestiones políticas, tanto que ambos hacían constar en sus contratos que sólo se presentarían en un espectáculo si el “otro” no estaba…

En 1987 a Carreras lo sorprendió el diagnóstico de leucemia. Su lucha contra la enfermedad fue muy dura, sometido a varias terapias y un autotransplante de médula ósea.

El tratamiento lo obligaba a viajar mensualmente a Estados Unidos por lo que no podía trabajar y, a pesar de una razonable fortuna, los costos de viajes y tratamientos agotaron sus finanzas.

Por ese tiempo tomó conocimiento de la existencia de una fundación en Madrid, cuya única finalidad era apoyar a enfermos del mal que sufría.

Con el apoyo de la fundación “Hermosa”, tal su nombre, venció la dolencia y retornó al canto y a los honores merecidos por su arte.

Trató de asociarse a la fundación pero al leer sus estatutos descubrió que su fundador, mayor colaborador y presidente era Plácido Domingo. Más tarde, supo que éste la había creado para atenderlo y se había mantenido en el anonimato para que no sintiera humillación por el auxilio.

El encuentro de ambos fue conmovedor. Carreras, por sorpresa, interrumpió una actuación de Plácido y se arrodilló a sus pies pidiendo disculpas, agradeciendo y con un fuerte abrazo sellaron el inicio de una gran amistad. 

A Domingo le preguntaron por qué había creado la entidad y ayudado al único artista que podía competir con él. Su respuesta fue corta y definitiva: “Por que no se puede perder una voz como esa”…

Como ésta…

Que está a un clic de distancia…

Norberto Tallón

(Twitter) @betotallon