Crucigrama: El Duke del Jazz

Edward Kennedy Ellington - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

d1
d2
d3
thumbnail_Duke 03
thumbnail_Duke 04
thumbnail_Duke 05
thumbnail_Duke 06
thumbnail_Duke 07
thumbnail_Duke 08
thumbnail_Duke 09

En Washington DC, con el nombre de Edward Kennedy Ellington, nació el 29 de abril de 1899 el músico (Piano), compositor y director de orquesta de Jazz y Big Band “Duke” Ellington. Distinguido en el Paseo de la Fama de Hollywood, contribución a la industria discográfica, Grammy Lifetime Achievement Award, Medalla Presidencial de la Libertad (el más alto premio civil del país), doctorado honorario del Berklee College of Music, Legión de Honor por Francia, los más altos honores civiles y Premio Pulitzer Especial póstumo por toda la vida con la música y cultura. Ganó 12 Grammy y 9 temas están en el Salón de la Fama del premio.

Su carrera tuvo más de cinco décadas, desde 1923. Desde mitad de los ‘20 vivió en la ciudad de Nueva York, ganó un perfil nacional a través de sus actuaciones en el mítico reducto de Harlem “Cotton Club”. En la década posterior partió con sus músicos de gira a Europa.

Algunos de los miembros de su orquesta son valorados como parte de los mejores músicos del género. Él los nucleó en la mayor formación de la historia jazzística. Fue un maestro en escribir miniaturas para el formato de tres minutos en discos de pasta de 78 rpm, pero a menudo componía, en especial, para el estilo y habilidades individuales de sus músicos. En ocasiones, en colaboración, escribió más de mil temas, de los cuales muchos se convirtieron en Standards.

Asimismo grabó obras de sus compañeros de banda, tales como “Caravan” y “Perdido” de Juan Tizol. Por 1941, colaboró con el compositor, arreglador, letrista y pianista Billy Strayhorn. Con él creó piezas extendidas, o suites, así como pequeños adicionales. Tras una presentación en el Newport Jazz Festival, en julio de 1956, el grupo disfrutó de un gran renacer, partió en tours mundiales. Grabó para la mayoría de las discográficas locales de su era, actuó en varias películas, compuso para varios filmes también, así como musicales. El trabajo de cine comenzó con “Black and Tan” (1929), cortometraje de RKO de 19 minutos completamente afroamericano en el cual interpretó al héroe, “Duke”.

A inicios de los años 60, grabó con artistas que habían sido amistosos rivales en el pasado, o eran músicos jóvenes con enfoque en estilos posteriores. Las orquestas de Ellington y Count Basie juntas. Durante un periodo registró discos con Louis Armstrong, Coleman Hawkins, John Coltrane y participó en una sesión con Charles Mingus y Max Roach.

En septiembre de 1965, estrenó el primero de sus Sacred Concerts (Conciertos sagrados). Creó una liturgia cristiana de jazz. Aunque el trabajo recibió críticas mezcladas, estaba orgulloso de ellos. Los conciertos continuaron en otros dos en 1968 y 1973. Los tres últimos shows fueron el 21 de marzo de 1973 en la Universidad Purdue y dos el 22 de marzo de 1973 en el Auditorio Sturges-Young en Sturgis, Míchigan.

Este domingo se cumplen 46 años de su muerte, a raíz de un cáncer de pulmón, en Nueva York cuando tenía 75 años.

A un clic de distancia, en concierto en Copenhague (Dinamarca) por 1965, Duke, su orquesta y el solo de saxo de Harry Carney, para “Dama sofisticada”.

Cuídense.

Norberto Tallón

@betotallon