Crucigrama: El último “Adelantado” del Río de la Plata

El Virrey Monsieur Carlos Bianchi - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

thumbnail_Virrey 01
thumbnail_Virrey 02
thumbnail_Virrey 03
thumbnail_Virrey 04
thumbnail_Virrey 05
thumbnail_Virrey 06
thumbnail_Virrey 07
thumbnail_Virrey 08
thumbnail_Virrey 09
thumbnail_Virrey 10
thumbnail_Virrey 11
thumbnail_Virrey 12
thumbnail_Virrey 13
thumbnail_Virrey 14

Carlos Bianchi nació el 26 de abril de 1949 en la ciudad de Buenos Aires; los barrios de Versalles y Villa Real fueron los de su infancia, adolescencia y juventud.

Como futbolista, entonces “Carlitos”, debutó a los 18 años (1967) en la categoría superior, procedente de las divisiones menores del club, en Vélez Sarsfield, al que retornó en 1980/84 para su retiro como jugador. En su etapa francesa actuó en Stade Reims (Goleador torneos 1973/74, 75/76 y 76/77), Paris Saint Germain (goleador 1977/78 y 78/79) y Rácing de Estrasburgo.

Es el segundo goleador histórico argentino en encuentros de clubes de primera división de nuestro país como extranjeros, con 433 tantos, detrás de Lionel Messi (Si se excluye a Alfredo Di Stefano que optó por la nacionalidad española y representar a ese país en selecciones). Solo Sergio Agüero tiene posibilidades normales para superarlo en poco tiempo.

En la Argentina anotó 206 goles, es el décimo artillero de nuestro fútbol, lista encabezada por el paraguayo Arsenio Erico. El más cercano en actividad, posición 42, con 132 tantos al momento, es el uruguayo Santiago Silva. En tres torneos fue el máximo goleador: Nacional 70, Metropolitano 71 y, en su vuelta, el Nacional 1981. Fue campeón en el primer campeonato en la división mayor obtenido por “El Fortín”, Nacional 68, entrenado por el “Colorado” Manuel Giúdice (había alcanzado en 1942 el de Ascenso, luego de competir en él por tres años).

En la selección nacional, convocado originalmente por Juan José Pizzutti, disputó 14 partidos y convirtió 7 goles (En este rubro hay diferencias entre estadísticas de “partido y gol más o menos”). Tanto en su tiempo de jugador como luego en el de técnico, la selección en un caso no le brindó y en otro, según declaró hace poco más de un año al semanario France Football, que no estuvo, pese a ser candidato número uno de Julio Grondona: “No es un arrepentimiento. Fue mi decisión. Siempre me negué porque tenía valores morales, valores importantes para mí en la vida, una forma de ser que no coincidía con la Selección. Dije que no en 1998, en marzo, justo antes de la Copa del Mundo en Francia, luego en 2004 y en 2006″.

Después del “intermedio albiceleste”, el encuentro, ahora, es con el director técnico que inició esa actividad en Stade Reims, siguió en el Niza, antes de otro regreso a Buenos Aires. Más tarde (1996/97) condujo a la Roma y (2005/06) Atlético de Madrid. A fines de 1992 otra vez con la familia, como siempre, a la Argentina, para la responsabilidad de “La V Azulada” o el “Fortín de Liniers”, que significó 322 partidos con la obtención de tres campeonatos: Clausura 93 y 95 y Apertura 96, la Copa Libertadores de América 94, la Copa Intercontinental, que desde 1980 era oficialmente Copa Europea-Sudamericana (la FIFA la declaró, cuando la reemplazó por esta, Copa Mundial de Clubes), y la Copa Interamericana 96.

En su nuevo periplo hacía el sur, tras el año en Italia, fue contratado por Boca Juniors, relación que tendría tres etapas. De 1998 a 2001 con el logro de seis títulos: Apertura 98, Clausura 99, Apertura 2000, dos Copas Libertadores de América (2000/01) y Copa Intercontinental 2000.

En 2003/04 volvió a la “Mitad más uno” con el triunfo en la Copa Libertadores 2003, Apertura 03 y Copa Intercontinental 03. Su último paso por la entidad xeneize fue en 2013/14, donde no se consiguió ganar torneos.

Para destacar, como si hiciera falta entre tantos galardones, Boca Juniors marcó su racha de más partidos sin perder en Primera División: el invicto durante 40 encuentros (con su dirección luego de los primeros 5 a cargo de Carlos María García Cambón).

Con 7 títulos en el orden nacional, 3 en Vélez y 4 en Boca, es el entrenador más ganador de la historia de la Primera División, junto a Ángel Amadeo Labruna y Ramón Ángel Díaz.

Al sumar 4 conquistas sudamericanas es quien mayor cantidad de Copas Libertadores ganadas en la historia de esa competencia. Asimismo, junto al catalán “Pep” Guardiola, son los únicos en haber conseguido alzar 3 veces el trofeo de Campeón del Mundo de clubes (Intercontinental, Europea-Sudamericana y/o Mundial de Clubes).

Y es tiempo de hablar del “Último Adelantado”….

Doce años más tarde del River del 86, el 31 de agosto de 1994, Vélez Sarsfield, un equipo argentino, en el estadio Morumbí, con tiros desde el punto del penal, volvió a obtener la Copa “Libertadores de América” al vencer al campeón defensor: el San Pablo de Telé Santana. El Virrey con Boca Juniors repitió en 2000 y 2003 su “paternidad” con equipos de Brasil, frente a Palmeiras y Santos y en 2001 alcanzó el torneo, con serie de tiros desde el punto de los once metros, al doblegar al Cruz Azul de México.

En lo que refiere a la Intercontinental (Mundial de Clubes) desde el triunfo de Nacional de Montevideo (1988) hasta el mismo Boca de 2003, a la fecha (hubo tres clubes argentinos finalistas) tampoco ha tenido otros campeones de ambas orillas del Plata que los de Liniers y la Ribera mencionados. El 1° de diciembre de 1994 la cita «fortinera» fue también con el “dueño de la copa”, el temible Milan de Fabio Capello y con los auriazules enfrentó otra vez al Milan pero dirigido por Carlo Ancelotti y en 2003 ante el Real Madrid de Vicente del Bosque.

Lauros del, sin duda, “Ultimo Adelantado del Río de la Plata”… y se me ocurre, por sobre algunas conquistas brasileñas, sin un líder y símbolo tan claro y presente.

Si bien hasta el año pasado era habitual verlo en el palco del estadio José Amalfitani, con su esposa Margarita, mirando las competencias de los velezanos, desde el comienzo de la Pandemia está, cumpliendo rigurosamente con todas las instrucciones sanitarias, sin salir de su casa del Barrio Parque porteño.

A un clic de distancia, como cada semana, la posibilidad de encontrarse con lo que no se ha dicho en la columna sobre infancia, adolescencia, comienzos en el fútbol, cómo conoció a Margarita, la primera división, el derrumbe del algún mito, su recorrido como jugador de fútbol y los primeros años del técnico. Compendio de una entrevista pública, en la que tuve la suerte y el honor de ser el entrevistador, el 18 de junio de 1996, antes de su partida contratado por la Roma de Italia, en la Casa de la Cultura de Liniers, en el acto en que se le entregó la distinción de esa Institución “Al Maestro del Barrio”…

Pausa, de este “Crucigrama” hasta febrero de 2021 (En principio que deje de ser 2020, es buena noticia). Cuídense mucho, traten de reflexionar que la pandemia no terminó, es el peor período para distraernos, la vacuna es esperanza y el cumplimiento de las medidas de distanciamiento y protección es lo que no podemos desperdiciar.

¡Las mejores Fiestas posibles para todos!

Norberto Tallón

@betotallon