Crucigrama: Los días…

Los cómo y por qué pero también los “pero” - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

thumbnail_Día 01
thumbnail_Día 02
thumbnail_Día 03
thumbnail_Día 04
thumbnail_Día 05
thumbnail_Día 06
thumbnail_Día 07
thumbnail_Día 08
thumbnail_Día 09
thumbnail_Día 10

Agasajo, recuerdo, reunión… En una semana se transitará en nuestro país el Día de la Madre y puede ser válido para recorrer motivos y contradicciones acerca de elección de la fecha. Algunas explicables, otras aceptables y también las “impuestas”. Y en ésta última línea se utilizó el plural, ya que planteado el asunto, es posible ir por más.

Las Naciones Unidas establecieron, a principios de los ’90, el “Día Internacional de las Familias” para el 15 de mayo de cada año y el fin de “crear conciencia sobre el papel fundamental de las familias en la educación de los hijos desde la primera infancia, y las oportunidades de aprendizaje permanente para los niños y las niñas y los jóvenes”. El Día de la Familia, decisión de la ONU. En la Argentina, recorriendo se hallan además de la citada otras “opciones” de almanaque: Un “Family Day” (con tradición en sociedades anglosajonas) en inverso (Primavera austral, en consonancia con la original de la “fecha oficial” en la misma estación boreal). Asimismo, es dable encontrarla en el “tercer domingo de octubre”, sobrepuesta con la de las madres. Muy “manejable”.

El Día del Niño. Desde 2020, promovido a “Día de las Infancias” por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. La Asamblea General de la ONU, en 1954, recomendó destinar una jornada para “fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo y recordar sus derechos y problemáticas”. En 1958 la Cámara Argentina de la Industria del Juguete activó su festejo, con las razones obvias de sus posibilidades comerciales y se instauró el primer domingo de agosto para cumplir con “todos” los objetivos. Claramente movido por la “disponibilidad dineraria”, en 2003 cambió al segundo domingo, diez años después al tercero. En el resto del mundo ocurre en junio o noviembre. Loables las ideas de origen, “transparente” el “interés” anual.

El Día del Padre resulta ser el más “complicado” en historia. Surgió en Estados Unidos, por 1910, cuando Sonora Smart Dodd quiso rendir tributo a su progenitor, William Jackson Smart Dodd (veterano de la Guerra Civil), que la había criado en soledad a ella y sus cinco hermanas, sin ayuda, en una granja del estado de Washington.

En estas tierras la primera celebración fue el 24 de agosto de 1958, pues en ese día y mes en 1816 nació “Merceditas” (Mercedes Tomasa de San Martín y Escalada), hija única del Gran Libertador y Padre de la Patria. Igualmente, más allá y cuando, como en otros países con culto católico predominante, la establecen en honor, cada 19 de marzo, a San José, padre adoptivo de Jesús de Nazaret. El tercer domingo de junio, no fue el “día” hasta los ’60 cuando se impulsó la decisión de abandonar el de agosto…

… Y hay que retornar a la señora Dodd, ya que en 1924 el presidente estadounidense le “prestó su oído” y lo proclamó para ese tiempo cercano al inicio de su verano (nuestro invierno). Cuarenta años más tarde otro presidente de EUA, Lyndon Johnson lo estipuló oficialmente como el momento de la conmemoración.

Fue entonces que el gobierno de la Revolución Argentina, liderado por Juan Carlos Onganía, “adhirió” al homenaje a Mr. Dodd. Polémico como efeméride católica en una nación que presume ser “Crisol de razas (y naturalmente de respeto religioso)”, más discutible aún cuando se rinde tributo a un muy buen señor totalmente desconocido para nuestra cultura, por sumarse a algo, con todo el “matiz” de obediencia. Creo…Habría que pensar en las fechas sanmartinianas prontamente.

Bueno, aquí llegó: el “tercer domingo de octubre”, es el Día de la Madre (ciertamente como empezamos). Tiene, también, basamento en otra celebración de la Iglesia romana. En 1931 el Papa Pío XI dedicó el 11 de octubre a la “Divina Maternidad de María”, en recuerdo de 1.500 años antes, cuando en 431 el Concilio de Éfeso declaró a María, verdadera Madre de Cristo. Obviamente, hay variedad de lugares en el calendario, según la “Madre” a quien otorgarle el sitio prioritario para homenajear, en cada uno de los puntos del mundo. Cabe aquí lo antedicho con respecto a su vínculo original con una religión.

A un clic de distancia, “El curioso origen del día de las madres”, breve documental mexicano (Mayo 2019), que retrocede hasta las antiguas civilizaciones. Sigamos con los cuidados de salud por cada uno y para todos. ¡Feliz Día de la Madre! Para aquellas que disfrutan con la presencia y el saludo de sus hijos, y el recuerdo para las que ya no están.

Norberto Tallón

Twitter: @betotallon