Crucigrama: Los primeros grandes

Los iniciales 30 años del fútbol argentino - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

Primeros 01
Primeros 02
Primeros 03
Primeros 04
Primeros 05
Primeros 06
Primeros 07
Primeros 08
Primeros 09
Primeros 10
Primeros 11
Primeros 12

A fines de abril de 2016, en la segunda columna de este saltarín (temáticamente) “Crucigrama”, se contó la llegada del fútbol, con viajeros ingleses, a la Argentina y un primer partido, 20 de junio de 1867, en los terrenos que ahora ocupa el Planetario en Buenos Aires. Ese encuentro de “Colorados” y “Blancos” mereció su publicación, tres días después, en “The Standard” de Londres. También se relataron, en síntesis, los primeros años junto a la curiosidad de que el primer torneo, en 1891, no tuvo definición por falta de un juego de medallas ante un empate definitorio y de uno de los protagonistas “Old Caledonians”, se desconoce hasta el color de sus casacas.

Según la opinión de especialistas y estudiosos del deporte y las estadísticas, el verdadero “Decano” es el Club Atlético del Rosario, cuya fundación ocurrió el 27 de marzo de 1867, el más antiguo activo que lo haya practicado, hasta abandonar en 1915. En 1902, tras dos segundos puestos, fue el primer equipo del interior en ganar un lauro internacional oficial y obtuvo dos veces más de manera consecutiva: la Cup Tie Competition, entre la Argentina y Uruguay, luego denominada, por el donante del trofeo, Copa de Competencia Chevallier Boutell.

En los tiempos primigenios, la disputa estuvo dominada por equipos y jugadores británicos, con mayoría de escoceses. Declinó en los ’10, cuando se dominó y popularizó el juego en nuesro país. Conocemos a los considerados “grandes”, hoy por hoy, más allá de alguna contradicción que saldaremos pronto. La tarea es, entonces, a partir de aquí, intentar “dibujar” el espectro de los primeros grandes en las tres décadas pioneras, desde el comienzo hasta 1920, tras el extraño y “nunca debidamente aclarado” campeonato.

En ese último decenio del siglo XIX inscribió su nombre en la “Lista” el Lomas Athletic Club, alumnos y ex alumnos del Lomas Academy (Lomas de Zamora/Sur del Gran Buenos Aires -GBA-), primer campeón múltiple del fútbol porteño y, también, de rugby. Hasta el año pasado (2020) era el líder de la tabla histórica de campeones de hockey sobre césped femenino, con 18 logros. Anotó en el palmarés futbolero, los títulos de 1893 al 95 y del 97 y 98, el intermedio fue para Lomas Academy (1896), que “parecería” una escisión momentánea de algunos jugadores.

Por 1898, Alexander Watson Hutton, el profesor escocés reconocido como el padre del fútbol nacional, fundó el Buenos Aires English High School y con su equipo se alzó con el triunfo anual. Pero al año siguiente, se unió a la “Association” el recién nacido Alumni Athletic Club, o solo Alumni, con los alumnos del colegio mencionado. Si bien el origen era una institución británica, fue integrado por todos jugadores locales (con la supremacía de los hermanos Brown). Obtuvo 10 torneos y varias copas nacionales e internacionales, el primero con la “marca” de la escuela, el de 1900 y los de 1901 a 1903, 1905 al 07 y 1909 a 1911, en que dejó de competir para disolverse un par de años más tarde. El que interrumpió dos veces su racha fue Belgrano Athletic, fruto de la unión del club de los empleados del Ferrocarril de Buenos Aires y Rosario, con uno de ese barrio del norte de la ciudad: Saint Lawrence, que sigue en plena actividad aunque no oficialmente en el balompié.

Los terceros diez años de esta precursora “novela”, tuvieron como gran protagonista al Racing Club, entidad deportiva nacida en la ciudad de Avellaneda (sur del GBA), heptacampeón local en esos años con la obtención de los torneos de 1913 a 1919. Entre la racha de los Brown y la “Academia”, en 1912, el certamen fue para Quilmes Atlético Club, de la ciudad homónima, otra del sur del conurbano bonaerense.

Desde esa temporada hasta 1914, una división en dos entes rectores sumó a los recién mencionados como triunfadores de la otra competición en 1912 y 14 al Club Atlético Porteño, fundado por la idea en un atardecer en el Hipódromo Argentino, de unos jóvenes irlandeses (hoy funciona en la localidad de San Vicente) y, en el 13, al Club Estudiantes de La Plata, uno de los tradicionales de la capital de la provincia de Buenos Aires.

Con una nueva ruptura desde 1919, el “otro lado” tuvo como ganador a la decisión de seis adolescentes de origen italiano vecinos del barrio, que es su sede y lo identifica: el Club Atlético Boca Juniors.

Ante el dominio académico, vale citar a otras entidades que conquistaron subcampeonatos en el período: Club de Gimnasia y Esgrima de la Ciudad de Buenos Aires, GEBA, creado en la Confitería del Águila. Club Atlético Estudiantes, conocido como “de Buenos Aires” o “de Caseros”, constituido en ese momento en lo que era el centro de la Capital Federal, luego con traslado a Villa Devoto (donde permanece su sede social) y estadio en Caseros (GBA). Club Atlético de San Isidro, CASI, de la zona homónima del norte del GBA. Club Atlético Platense, actualmente con sede en Florida (Partido de Vicente López), certificado de nacimiento en el barrio de Recoleta y largo afincamiento en el de Saavedra. Club Atlético River Plate, con genética del barrio de La Boca, el tiempo lo llevó a Palermo y finalmente a Núñez/Belgrano. Club Atlético Vélez Sarsfield, afincado en Liniers y antes Villa Luro, se fundó en la estación Floresta del Ferrocarril del Oeste.

Entre los nombrados y apartando sus trayectorias, los que la han tenido o tienen, es difícil “separar”, a unos de otros, sin embargo, los lauros deportivos de esa época dejan períodos de diez años, con ventajas perfectamente sobresalientes para Lomas Athletic, Alumni y Racing Club, de forma que pueden “distinguirse” como “Los primeros grandes”.

A un clic de distancia, el primer capítulo de la serie del canal “DEPORTV” “El Fútbol es Historia”, titulado “El nacimiento (1867-1930”), producida por Koala Contenidos, con la voz del actor Darío Grandinetti y guión del periodista Ezequiel Fernández Moore. Y como de pasión popular se trata, es tela de discusión tanto lo escrito como también algún comentario, afirmación o conclusión del video. Puedo empezar por no estar de acuerdo con…

Cuídense mucho, muchísimo. La Pandemia no terminó.

Norberto Tallón

@betotallon