Crucigrama: Sandrini

Más de medio siglo del espectáculo argentino - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

thumbnail_Sandrini 01
thumbnail_Sandrini 02
thumbnail_Sandrini 03
thumbnail_Sandrini 04
thumbnail_Sandrini 05
thumbnail_Sandrini 06
thumbnail_Sandrini 07
thumbnail_Sandrini 08
thumbnail_Sandrini 09
thumbnail_Sandrini 10

Luis Sandrini se graduó de maestro y a los 18 años comenzó su trabajo en el circo “Rinaldi”, junto a sus padres genoveses, como payaso. Por los años 30, ingresó al teatro en la compañía de Enrique Muiño y Elías Alippi. Allí conoció a su primera esposa, la actriz Chela Cordero. Debutó en el cine en 1933 actuando en las dos primeras películas sonoras nacionales ¡Tango! (dirigida por Luis José Moglia Barth, primera en ser estrenada) junto a estrellas de la Revista y el Tango tales como Pepe Arias, Libertad Lamarque, Azucena Maizani y Tita Merello, con quien luego tuvo un intenso y extenso romance y “Los Tres Berretines” (dirección de Enrique Telémaco Susini, la más temprana es filmarse).

Brilló en la radio. Encarnó a “Felipe”, símbolo del porteño bonachón creado por Miguel Coronatto Paz, en uno de, al menos, dos formatos con la compañía de Antonio Carrizo.

Su éxito motivó su llegada a la televisión años más tarde. Fue en el Canal 13 conducido por Goar Mestre que, a su vez, en su pantalla estaban los “capocómicos” Tato Bores, Alberto Olmedo, Pepe Biondi, José Marrone, Carlos Balá, Dringue Farías y Juan Carlos Altavista.

En teatro fue el actor central de “Cuando los duendes cazan perdices”, luego con versión cinematográfica. Por ese ese tiempo “descubrió” a la joven actriz Malvina Pastorino, con quien se casó y fue padre de Sandra y Malvina. Ese suceso lo transformó en figura popular de la época de oro del nuestro cine. En su carrera participó, en su gran mayoría como protagonista, de ochenta películas, a lo largo de 47 años, entre la Argentina, México y España. Un puñado de títulos: “Riachuelo”, “La muchachada de a bordo”. “Bartolo tenía una flauta”. “La casa de los millones”, “Juan Globo”, “La casa grande”, “Fantoche”, “Pimienta y pimentón”, “Hoy le toca a mi mujer”…

Conquistó el corazón del mundo hispano con sus personajes, al tiempo que algunas de sus frases fueron muy populares. “Chespirito”, el actor y creador mexicano Roberto Gómez Bolaños dijo, en sus memorias: “Se trata de un argentino que debería tener residencia oficial en el Olimpo de los comediantes: el señor don Luis Sandrini, un actor en toda la extensión de la palabra, que lo mismo nos arranca carcajadas que lágrimas, mi ídolo desde la infancia y siempre”.

Premiado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina al mejor actor, Cóndor de Plata como mejor actor cómico y otros tres a mejor actor, de manera póstuma el Konex de Honor (1981).

A las 23.30 del 5 de julio de 1980, hace cuatro décadas este domingo, en el Sanatorio Güemes de la ciudad de Buenos Aires, tras varios días de agonía a causa de un edema y parálisis cerebral, a la edad de 75 años, murió Luis Sandrini (Nacido en San Pedro -Provincia de Buenos Aires-, Luis Santiago Sandrini Lagomarsino).

A un clic de distancia un detallado documental sobre su vida personal y artística, publicado en You Tube sin créditos de realización.

Cuídense.

Norberto Tallón

Twitter: @betotallon