El valor de la palabra: Navidad no es solo diciembre

Es cada vez que permitimos que Dios muestre su amor a los demás a través de nosotros. Cada vez que aliviamos la carga de otro ser humano, es Navidad. Por Sandra Auteri, especial para diariodecultura.com.ar.

Los-atributos-de-Dios-gloria_opt-1

El mensaje del sermón del sacerdote en la misa pasada se centró en las soledades. En los distintos tipos de soledades.

Así, se refirió a la gente que queda sola, por circunstancias de la vida. A la gente que dejan sola, por quien sabe que eventos. Habló también de las personas que no habían encontrado el sentido a su vida como una forma de soledad especial. De esas que aun teniendo vidas bendecidas no podían disfrutar de ella. Que en todo momento sentían, pese a estar rodeados, una profunda soledad.

Nos descubrió a nosotros mismos, en muchas ocasiones y ante algunas dificultades, sintiéndonos solos.

Imagen relacionada

Sin embargo, e inmediatamente, nos hizo reflexionar y nos llamó la atención a aquellos que según sus enseñanzas, teníamos una mayor fortaleza de espíritu con la cual empoderar al mundo para que hubiese menos soledades.

Esta fortaleza se basaba en la capacidad de utilizar cada uno los dones que había recibido, de la forma y modo que considerara necesarios y así inspirar a otros.

El sacerdote, hacía hincapié, con convicción, en que todos y cada uno venimos con un don. Lo decía con sencillez.

Imagen relacionada

  • Daniel López, Locutor

Para algunos será el don de hablar o el de comunicarse o el de saber escuchar o el de saber compartir, el de sonreír pese a la adversidad, y así en la vida se presentará cada uno con el suyo.

El clérigo nos invitaba a que pongamos nuestros dones al servicio de esas personas que no han descubierto el suyo, que se sienten solas, que no han entendido que tienen una misión en este mundo que solo ellas fueron elegidas para realizar.

Cuando yo pienso en los dones que he recibido siento el gran compromiso de compartirlos y así le doy un propósito a mi vida. Siento ese empoderamiento cuando pienso que mi don o dones son únicos.

Resultado de imagen para la luz de dios

A veces, me encuentro elogiando los dones ajenos. Nos resulta fácil ver la excelencia y los defectos de los otros y con ello nos damos cuenta que las luces y las sombras nos son comunes. No es agradable enfrentar a nuestras sombras y a lo mejor el secreto esté ahí.

Esta Navidad, siéntense a tomar mate con sus sombras. Conozcan a lo que deben ponerle luz y en la luz encontrarán sus dones.

Cuando se caigan, cuando piensen que nada pueden ofrecer, véanse en un espejo, corran a su sombra, para que se revele ese don con el que fueron bendecidos. La misión que venimos a cumplir transforma nuestras vidas.

Resultado de imagen para la soledad

Quédense con esa sensación. Suena en el alma y el alma no sabe de oscuridad, solo refleja luz.

Así pues descubrimos que la perseverancia es un don.
La capacidad de mirar por otros, es un don.
La capacidad de escuchar con respeto sin juzgar, es un don.
El talento de conectar a otros con la alegría, es un don.
La forma de moverte sin molestar al viento, con armonía, es un don.
La fortaleza para sobrellevar situaciones complicadas, de esas que sabemos que debemos soltar, es un don.
La humildad, es un don.
La de mirarse y reconocerse humano, es un don.

Hay que descubrirlos en uno, y así, uno nunca se sentirá solo. A ese don lo acompaña Dios, es un don que nos ha sido confiado y que mejor compañía podemos tener.

Y esa energía, hace que atraigas las mismas energía, porque el cerebro se programa para el bien. Para vibrar en esa sintonía.

Resultado de imagen para sinfonia de dios

Y resonando en esa sintonía, el tiempo nos enseña que la única moneda real de intercambio cuyo valor es inalterable y que está siempre en alza y que cotiza en todos los mercados del mundo, y a la que todos tenemos acceso, fue, es y será, el amor.

Con Dios de nuestra mano les propongo que hoy pongamos, también, la mesa de Navidad, en paralelo con la gran mesa Celestial, todos nuestros dones, para que nos sirvamos de ellos y a su vez los pongamos al servicio del mundo que fuimos enviados a construir.

Resultado de imagen para mesa celestial