Turismo interno y de cercanía: por algo se empieza, #faltamenos

Por Verónica Vasallo, especial para DiariodeCultura.com.ar.

turismo

Durante el último fin de semana extralargo, diversos destinos recibieron visitantes por primera vez desde que se declaró la pandemia.

En busca de lugares conectados con la naturaleza para evitar aglomeraciones, tentados por los precios en promoción que se adecuan a los flacos bolsillos, muchos fueron los que se subieron a sus autos y se largaron a la ruta.

Empecemos nuestro recorrido por Misiones que después de cuatro meses, llevó a cabo una prueba piloto en el Parque Nacional Iguazú que abrió sólo para habitantes locales y bajo un estricto protocolo de bioseguridad. Los visitantes que fueron 200 cada día durante sábado y domingo, recorrieron el Sendero Verde, el Circuito Superior y dos estaciones del Tren Ecológico en grupos y horarios limitados, y con turnos otorgados previamente.

Este regreso si bien no implica un gran cambio en materia de turismo para un atractivo acostumbrado a recibir una media cercana a los 200 mil visitantes de todo el mundo para este mes, es un testeo para animarse a reabrir otros parques misioneros.

La provincia de San Juan ya en vacaciones de invierno, tuvo una ocupación promedio del 94 por ciento con Calingasta, Valle Fértil, Iglesia y Jáchal como los destinos favoritos. El impacto económico fue de casi $62 millones solo durante el fin de semana, y de $102.576.692 desde comienzos de julio cuando la provincia aprobó la reapertura del turismo interno.

En la provincia del sol eterno la mayoría eligió casas particulares para alojarse seguidas de cabañas, casas de alquiler y posadas. En cada acceso a los atractivos turísticos personal de seguridad realizaba controles de salud y sanitización de los vehículos y todos los turistas debían poseer un permiso de circulación.

En Mendoza que, con la excepción de la ciudad de San Rafael, ya tiene el turismo interno habilitado desde hace un mes, el gobierno apela a la responsabilidad de los pasajeros y los prestadores de servicios, y aseguran que hasta ahora los controles realizados muestran un gran compromiso de todas las partes en cumplir con las medidas sanitarias exigidas.

Descuentos, fechas flexibles, precios fijos hasta el 31 de octubre y hasta la posibilidad de pagar en 12 cuotas son los beneficios que se ofrecen para estimular el sector. Como exigencia Mendoza les pide a sus pobladores tener la reserva de un establecimiento gastronómico o alojamiento habilitados para poder trasladarse, y a los proveedores de servicios les permite sólo la mitad de su capacidad de ocupación para respetar el distanciamiento social. Los pasajeros tendrán que pasar al menos una noche en el destino elegido y moverse sólo por las cercanías. Además, en todos los casos, los huéspedes deberán completar una declaración jurada sobre su estado de salud.

A diferencia de San Juan, en Mendoza aún no está permitido quedarse en casas particulares propias o prestadas, ni realizar acampes o reuniones tipo pic nic al aire libre.

Por su parte San Luis registró un gran movimiento interno de turistas que disfrutaron de destinos como Merlo, Potrero de Los Funes, El Trapiche, San Francisco y San Jerónimo. Desde la Secretaría de Turismo provincial se manifestaron contentos con la reactivación del sector hotelero y gastronómico, y esperan que las reservas aumenten en los próximos días.

En el caso de Santiago del Estero ya están habilitados bares y restaurantes y también el acceso a las termas de Río Hondo, su principal atractivo turístico, con protocolos adecuados tanto para preservar el distanciamiento social, como el tratamiento para el agua.

Desde mitad del mes pasado y con el programa “Descubrí tu provincia. Viaja por Salta”, la Linda permite recorrer sus caminos con una reserva previa, al igual que en Mendoza, como permiso de circulación. Las ciudades de San Martín, General Güemes y Orán están fuera de esa posibilidad por un rebrote de coronavirus.

Nos vamos al extremo sur para contarles que, bajo estrictos controles sanitarios, desde fines de junio en Tierra del Fuego se habilitaron los establecimientos hoteleros y los centros invernales, al tiempo que se permiten el montañismo y el senderismo entre otras actividades y prestaciones turísticas.

Y en la provincia de Buenos Aires, Mar del Plata, un destino que hubiera estado colmado en otras circunstancias, fue aprovechado sólo por sus habitantes que disfrutaron de la ciudad a pesar de las bajas temperaturas.

Poco a poco, quienes atraviesan fases más relajadas de la cuarentena tienen la posibilidad de salir, reunirse, pasear y alejarse un poco de sus domicilios. Para los habitantes del AMBA ese es un panorama que tiene un horizonte que se extiende al menos hasta este 17 de julio cuando llegue un nuevo anuncio. Mientras tanto, tomar la ruta, tocar la nieve, escuchar las cataratas, sentir el viento de la costa o las montañas, ver los colores de los cerros, seguirá siendo un anhelo, un sueño, que en realidad es como empieza cada viaje, con un sueño, que más que nunca deseamos que pronto se pueda hacer realidad para poner en marcha la actividad turística con todo lo que ella implica y abarca, y ojalá cuando ese día llegue seamos todos más responsables y respetuosos para que nada nos impida seguir haciendo camino al andar.

=============================================================

Verónica Vasallo es Locutora, Periodista y Agente de Viajes.

Instagram: @Verovasallo