Un argentino en Brasil: Cuatro días en la vida de Jorge Amado

Por Alberto Curia, desde Brasil, entrega especial para diariodecultura.com.ar

8eb0ca50a6b657ff474a6156beb3769b

Este material lo llamamos “Entrega Especial”, debido a que ya fue divulgado en estas páginas, pero a raíz de la publicación reciente sobre Jorge Amado y a la solicitud de varios lectores que solicitaron saber más sobre las obras del escritor, en acuerdo con la dirección de “Diario de Cultura”, decidimos narrar esta experiencia.

Hablar de grandes íconos de la literatura sudamericana y no mencionar a Jorge Amado, sería no reconocer que la tierra brasileña nos brindó, a través de la pluma del bahiano, novelas inolvidable como “Gabriela Clavo y Canela”, “Doña Flor y sus dos Maridos” o “Mar Muerto”, por citar solamente tres de sus escritos.

Resultado de imagen para gabriela clavo y canela

Todo ese caudal de buenas ficciones, me despertó la curiosidad de conocer más sutilmente quién fue Jorge Leal Amado de Faría.

El lunes 15 de octubre, abordé desde el aeropuerto Santos Doumont de Río de Janeiro,el vuelo G 3 – 1521, de Gol Líneas Aéreas, horario de partida 07,58, con destino a Salvador de Bahía, arribo 09,15 al aeropuerto Luís Eduardo Magalhães. Allí comenzó mi derrotero de 4 días en la vida de Jorge Amado.

Cuando llegué a Salvador, capital de la Bahía y luego de dejar mis pertenecías en un hotel sencillo, cerca de “Plaza da Sé”, mi primera excursión fue a la Rúa Alagoinhas 33, en el displicente y bohemio barrio de Río Vermelho..Allí residió Jorge Amado y, como era su deseo, la casa se convirtió en un museo, el “Memorial do Río Vermelho”. En esa residencia, el literato cohabitó casi cuatro décadas con la también escritora Zélia Gattai, su amor y compañera durante 56 años.

Resultado de imagen para casa de amado en rio vermelho

Resultado de imagen para casa de amado en rio vermelho

La directora de ese instituto es Paloma Amado, hija del matrimonio de escritores, quien ante nuestra requisitoria nos atendió amablemente y relató para “Diario de Cultura”, vivencias de su padre, entre ellas, que su nombre deriva de la gran amistad que tenía con el pintor español Pablo Picasso y su esposa, Paloma.

La historia –dice Paloma- se inicia así: El novelista había nacido el 10 de agosto de 1912, en una hacienda de cacao en el pueblo de “Pirangui”, cerca de “Itabuna”, en el interior bahiano.

Resultado de imagen para paloma casa de amado en rio vermelho

Vivió su infancia en “Ilheus”, donde presenció la lucha entre los acaudalados exportadores de cacao, con los trabajadores mal pagos, hecho que le inspiró varias de sus obras.

En esa conversación, supimos que cuando Jorge Amado tenía 12 años, su familia decidió mudarse a Salvador, donde el primogénito cursó sus estudios secundarios.

En el año 30, Amado se trasladó a Río de Janeiro, donde comenzó a estudiar derecho y a escribir sus primeros poemas.

Resultado de imagen para jorge amado

  • Jorge Amado y Zélia Gattai

Sus trabajos eran marcados por el realismo liberal y en ellos describía lo que sucedía en las plantaciones de cacao, en el sur de la Bahía, o las injusticias sociales en Salvador.

Sus obras, “O País do Carnaval”, “Cacau, “Suor”, “Mar Morto”, “Capitães de Areia”, “Terras do Sem Fim”, “São Jorge dos Ilheus” y “Los Subterraneos da Liberdade”, fueron parte de esa primera etapa, en la que sus libros eran considerados documentos de las dificultades de los brasileños originados por la transición de una sociedad agraria a otra industrial.

En 1935 de graduó en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Facultad de Derecho de Río de Janeiro.

Sus ideas marxistas en aquellas épocas no eran bien vistas y, en un país de gobierno totalitario, no le era fácil lidiar con esa situación. Pasó mucho tiempo escapando del acoso y ratificando sus ideales con el arma más letal: sus novelas.

Fue encarcelado en 1936 y vivió exiliado en la Argentina y Uruguay, entre 1941 y 1942.

Más tarde, cuando regresó a su tierra, en 1945, fue electo Diputado Federal por el partido Comunista Brasileño.

Como legislador, auspició un proyecto que garantizó la ley de credos. Por esa época, Jorge Amado se manejó entre ser un escéptico y un místico. Era reconocida su simpatía por el candomblé (religión afrobrasileña), que lo contó como un asiduo visitante a los terreiros (casas donde de celebran los rituales).

Su exilio prosiguió en París, entre 1948 y 1950, y en Praga, antigua Checoslovaquia, en 1951 y 1952.

Jorge Amado, mantuvo durante toda su vida una fuerte amistad con el compositor bahiano Dorival Caymmi, así como con el pintor argentino Héctor Julio Páride Bernabó, conocido como “Carybé”. Los tres, unidos por el amor a la Bahía, se influyeron unos a otros en sus respectivas artes.

Resultado de imagen para dorival caymmi y jorge amado

  • Jorge Amado y Dorival Caymmi

Luego de aquellos sucesos, viajó por Europa y Asia, y retornó a Brasil recién en 1952.

La permanencia en la capital bahiana de este corresponsal fue muy auspiciosa. Luego de recorrer varios sitios de interés turístico, en el barrio del “Pelourinho”, me trasladé hasta el objetivo principal: la “Fundación Jorge Amado”, en la Rua (calle), “Largo do Pelourinho” 51, donde fui atendido gentilmente por su directora, Myriam Fraga, quien me suministró detalles de suma importancia, que anexé a los brindados por la hija del homenajeado y que transcribo en esta nota.

Resultado de imagen para Fundación Jorge Amado

  • Fundación Jorge Amad

En el segundo día, después del desayuno en el hotel, fui hacia la terminal donde abordé el ómnibus para recorrer los 462 kilómetros que separan Salvador de la ciudad de Ilheus.

Luego de dejar atrás las localidades de “Feira de Santana”, “Serra Grande” e “Itabuna”, viajé la hermosa “Costa do Cacau”, hasta llegar al destino final.

Resultado de imagen para costa do cacau ilheus

Fueron casi ocho horas desde la partida, en un viaje que parecía interminable, en una ruta sin señalizar y en mal estado.

El arribo al hotel fue un deleite, ya que era necesario un buen baño; en un cuarto acogedor cumplí mi deseo para más tarde, degustar un delicioso “Acarajé”, (bomba de masa de poroto fradinho, sumergida y frita en aceite de dendê”, característico de la Bahía, una delicia relleno con camarón, acompañada con una Skol (cerveza muy popular), helada, mientras preparaba mi tercer día, ya en la tierra del polvo del chocolate.

Las primeras horas en los dominios de Gabriela y Nacyb –los personajes centrales de la novela más figurada entre lo ficticio y la realidad de Amado: “Gabriela Clavo y Canela”-, confirman que son los actores de nombres de avenidas, shoppings, comercios… todo está relacionado con el mito tan popular.

Recorriendo las calles de la capital del cacao, me sentí un integrante más de los escritos de Amado; colores, sabores y musas inspiradoras colmaron su literatura de belleza, exaltadas por el escritor en la calidad de sus obras. Injusticias y detalles significativos en una sociedad tan dispar para la época, fueron subrayadas en su narrativa, como una voz de protesta general.

Todo en «Ilheus” gira en torno a la enigmática personalidad de Jorge Amado. El recreado “Bar Vesuvio”, lugar imaginario de los protagonistas de «Gabriela Clavo y Canela”, fue inaugurado allá por 1909 por dos italianos, subsistió en manos de varios dueños que no lograban rentabilidad, hasta que en el año 2000, el señor Guido Paternostro arrendó el establecimiento, hizo una gran reforma y fundamentó su éxito rescatando toda la tradición novelesca del bar más famoso de la Bahía.

Cuando uno llega a la fonda, lo aguarda Jorge Amado, inmortalizado en una estatua, sentado a una mesa, donde se puede compartir un trago, una comida o bien sacarse fotos.

Resultado de imagen para estatua de jorge amado en brasil

De una de las ventanas, “Gabriela”, la atractiva mulata, le observa desde una efigie similar a la de su marido Nacyb, -realizadas por el mismo escultor de Jorge Amado-, que desde otra janela (ventana), les dan la bienvenida.

“Bar Vesuvio”, historia de pasión, traición, tragedia y muerte; amores platónicos, jueces y políticos que se reunían en el lugar, ignorando ver a los aristócratas dueños de haciendas jugar a los naipes por dinero. Todo eso nos marca el derrotero, en el lugar de los hechos.

El cuarto día me mantuvo entre el escenario histórico y la ficción. La realidad de hablar con quienes conocieron al artista y sus mitos, examinar lugares como el “Bar Vesuvio”, o la casa donde vivió Amado, situada en el N° 21 de la calle que lleva el nombre del literato y que puede visitarse con horarios marcados.

Resultado de imagen para bar vesubio jorge amado en brasil

“Ilheus”, tierra del cacao, de Amado, Gabriela y Nacyb, sus coroneles, los cabarets con sus bataclanas, las “moquecas” de peces que en la ficción cocinaba “Gabriela o los “kibies”, que en la fábula preparaba el “turco” Nacyb, todo eso nos habla de la vida del escritor y de sus fantasías.

En las reuniones de los cafés del centro de París, donde Amado se reunía con Pablo Neruda, también en el exilio, Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Pablo Picasso, Salvador Dalí y otros artistas, en esa mágica París, de los cafés “Les Deux Margots”  y “Café de Flore” -seguramente-, Jorge Amado contó a sus amigos, al igual que en sus obras, la esencia del Brasil de tierra adentro, el Brasil del interior.

Resultado de imagen para Les Deux Magots jorge amado

Jorge Amado falleció en Salvador, una semana antes de cumplir los 89 años, el 6 de agosto del 2001.

Resultado de imagen para estatua de jorge amado en brasil

Luego de esos cuatro días en la vida del escritor, entre las historias reales mezcladas con las fantasías creadas por Jorge Amado, otro vuelo similar al de ida, me depositó en Río de Janeiro, enriquecido por las experiencias vividas.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Alberto Antonio Curia es Consultor Turístico y Agente de Viajes.

Brindamos un servicio exclusivo y personalizado de paquetes turísticos a todos los destinos del Brasil. Nuestra agencia es atendida por profesionales capacitados y con experiencia en el área de turismo.

Proyectar un buen viaje es fundamental para disfrutar mejor los destinos turísticos que Brasil tiene para ofrecer: Cataratas del Iguazú (Foz do Iguaçú), Recife, Río de Janeiro, Búzios, Cabo Frío, Arrial do Cabo, Río das Ostras, Salvador Bahía, Porto de Galinhas, Florianópolis, Balneario Camboriú, Governador Celso Ramos, Itapema, Fernando de Noronha o el destino que usted proponga.

Nuestra agencia selecciona prestadores de servicios de alta calidad y nuestros paquetes de viajes, en todos los destinos brasileros, incluyen vuelos, hoteles o departamentos de 2,3 y 4 ambientes, excursiones, transfer, etcétera.

Viaje al Brasil: Consultor Turístico Río — [email protected]