Un argentino en París: Abadía de Fontgombault

Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

p1000129m-4cd0710
La Abadía benedictina de Fontgombault, en la región de l’Indre, marca la vida monástica de esta comunidad que, paradójicamente, lleva a cabo una vida de soledad y en silencio con las plegarias a Dios.
Abadía Notre-Dame de Fontgombault - Wikipedia, la enciclopedia libre
Si hay un lugar particular en el mundo es el de los monasterios, en el cual los monjes viven al mismo ritmo que hace un, tres o siete siglos e incluso hasta mil años. Saben hacerse olvidar, pero rezan como péndulos y son plenamente felices.
Un argentino en París: Château y Abadía de Fontevraud | Diario de Cultura
Viven para y por Dios y le ofrecen toda su vida. Los monjes pasan todo su tiempo orando, lo hacen noche y día, en favor del mundo. Su vida es simple, mientras repiten sus plegarias en silencio, cuidan del ganado, labran los campos, pelan enormes montañas de papas, lavan sus vestimentas, reparan los techos, todas estas tareas se realizan sin ningún tipo de confort. Sin aire acondicionado y sin calefacción.
La espeluznante historia del “exitoso médico” que asesinó a su esposa, a sus hijos y a sus padres sin piedad - Infobae
La vida íntima del monasterio no es tan conocida, pero muchos han invertido una hora en la ruta, en sus vacaciones, para comprar los buenos quesos con los que el monasterio es, en parte, económicamente autónomo.
La armonía del claustro refleja esa armonía divina. Pocos periodistas tuvieron el raro privilegio de ingresar en la monástica vida de Fontgombault. Uno de ellos convivió con ellos durante un año en el que vivenció la vida de plegarias diurnas y nocturnas de unos 30 de los 60 monjes que componen la comunidad. Escuchó los momentos de alegría y también sus combates, sus luchas internas.
Divinas Vocaciones Religiosas.: 37. Benedictinos, Orden de San Benito
El autor pudo sentir los olores de la granja, de los talleres de cuero, de las flores del jardín, de los olores de los libros de la biblioteca, sin olvidar los olores del gallinero.
De esta comunidad de Dios nada escapó a las curiosidades de escritores, hombres de prensa o simples curiosos de paso por Fontgombault.
Divinas Vocaciones Religiosas.: 37. Benedictinos, Orden de San Benito
Hoy benedictina, la abadía respira el rezo y la oración desde 1114. El coro de la iglesia es el corazón de la vida de estos religiosos expertos en «combates» interiores.
Divinas Vocaciones Religiosas.: 37. Benedictinos, Orden de San Benito

____________________________________________________________

*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en París para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).

Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por email a [email protected] o al teléfono celular en Francia: 00 336 0683 7915.

Se puede igualmente visitar su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar