Un argentino en París: Canon La Gaffelière

En Canon La Gaffelière se encuentran ocho siglos de oficiales y diplomáticos germanos. Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

4ac4b0b4-e5d6-45c5-b724-18989f1e8a6c
5d2ddd0d657e7_chateau-l-etampe-1400X600

El conde Stephan von Neipperg, proveniente de la más alta nobleza del Santo Imperio romano germánico y su esposa Sigweis, perpetúan los valores «aventureros» de sus ancestros.

Transmitir. Esta palabra evidencia en este lugar la línea de los viñedos de Bordeaux, pertenecientes a los condes von Neipperg. Transmitir, se despliega como un acto de fe.

Desde hace 8 siglos la familia cultiva la viña en el valle norte de Wurtemberg, en Schwaigern, feudo de su condado y de su fortaleza en Alemania.

Château Canon-la-Gaffelière: The Terroir Tasting - Bordeaux Travel Guide

Un patrimonio, y un tacto, preservado de generación en generación gracias a una regla sucesoria muy simple, el derecho de primogenitura. «Contrariamente a Francia, en Alemania, se le otorga todo a un único linaje. El hijo mayor (varón) hereda: el título, los archivos, los bienes y las propiedades, además de las responsabilidades y los derechos», explica el conde Stephan von Neipperg. «Por ejemplo si una vieja tía necesita una ayuda será, también, responsabilidad del guardián de la familia manejar y administrar esa necesidad», resume con humor Sigweis von Neipperg, casi aliviada de la libertad facilitada por la quinta posición ocupada por su marido entre sus 8 hermanos.

Stephan und Sigweis von Neipperg, Saint-Émilion | Winzerlegende | VINUM

  • Stephan y Sigweis von Neipperg

El matrimonio no tiene que ocuparse de esa carga de sucesión en su país de origen, por el contrario, por pedido de su padre, Josef Hubert von Neipperg (1918-2020), el conde Stephan, aceptó ocuparse de las propiedades vitícolas francesas adquiridas a inicio de los años 1970, por el patriarca.

Eurohistory: + Count Josef Hubert von Neipperg (1918-2020)

  • Josef Huber von Neipperg

«Mi padre quedó muy marcado por la guerra y el temor de que los rusos invadieran Alemania. Ya en 1971, había decidido invertir en Saint-Emilion para diversificar los capitales familiares. Muchas veces, para bromear, yo le decía que se había instalado acá, porque en caso de peligro, podía tomar un barco para irse a Estados Unidos. Pero amaba esta región y se integró muy rápido. En esa época se contentaba con mirar los balances y poder dar consignas en una mezcla de inglés y latín, persuadido  de que lo comprendían bien. Era un poco osado, y hasta un cierto punto, atrevido de su parte».

Stephan von Neipperg, el único integrante de la familia que hablaba el francés, por haber estudiado en París, fue la persona a la cual, en 1983, le confiaron las llaves de los viñedos en el Hexágono. «Teníamos 23 y 25 años, llegamos a una casa sin calefacción y donde todo estaba roto. Dormíamos en el suelo, teníamos que prender el horno de la cocina para tener un poco de calor», cuenta Sigweis von Neipperg, quien recuerda con emoción las bicicletas de sus hijos mezcladas en el patio con las de los amigos, circulando como una alegre banda que iban de un sitio agrícola a otro. «Era otra época y había muchas más familias propietarias», recuerda suspirando.

Château Canon La Gaffelière - Hersteller - Weinshop | Gottardi

Al ver la hermosa casa, con su magnífico jardín, es difícil imaginar que entre esos muros, hoy tan confortables, hayan organizado su primera cena invitando a los propietarios de los grandes viñedos de la vecindad a sentarse sobre los cajones para compartir un plato de ravioles bávaros. «Era todo lo que teníamos. Estábamos fuera de lugar, pero quería agradecerlos. Nos habían abierto sus corazones y sus casas, recibido de manera suntuosa, con el servicio de mesa de plata, tacos altos y vestidos Chanel. Se debían preguntar, pero que hacen acá estos dos jovenzuelos».

Es con el entusiasmo empresarial de sus antepasados con el que Stephan les rendía homenaje. Al servicio de la corte imperial de Austria desde el siglo XVI, esos nobles
del Santo Imperio romano germánico tienen en sus filas a un gran número de oficiales y de diplomáticos, entre los cuales, claro, está el seductor general Adam Albert, conde von Neipperg (1775 – 1829), segundo esposo de Marie Louise, ex emperatriz de los franceses, y madre del «aguílucho», hijo de Napoleón.

El Aguilucho: ¿Qué fue del hijo de Napoleón?

  • Un destino que, frente al Águila Imperial, como se conoció al primer Bonaparte, solo le permitió ser “el Aguilucho”, el sobrenombre se le dio de manera póstuma.

Después de la abdicación napoleónica de Fontainbleau en mayo de 1814, fue a Adam Albert von Neipperg que el emperador François II le confió su hija, después de haberla entregado a Napoleón, su gran enemigo. Un tanto perdida por la caída de su marido, se consoló en los brazos de Adam Albert y se exilaron, ambos, en el ducado de Parma, Piacenza y Guastalla, los cuales les pertenecieron luego del Congreso de Viena.

Adam Albert von Neipperg n. 8 avril 1775 d. 22 février 1829 - Rodovid FR

  • Adam Albert

Von Neipperg y Marie Louise administraron juntos el ducado, tuvieron 4 hijos en situación de adulterio y debieron esperar hasta la muerte de Napoleón en 1821 para celebrar su boda morganática, (unión realizada entre dos personas de rango social desigual). «Hoy, está muy a la moda de casarse con su bodyguard», se divierte Sigweis von Neipperg. El conde Stephan es descendiente directo de Adam Albert. Peor fue la  primera boda de su antepasado con Teresa Pola, «condesa muy bella y un tanto galopante, a la que «saco de un monasterio para casarse».

Teresa Pola - Wikidata

  • Teresa Pola

Por su parte, Sigweis von Neipperg, nacida von Stotzingen, originaria de Suabia, sur de Alemania, supo que era una de los ancestros directos de Alienor de Aquitaine. Una revelación que la emocionó enormemente. «Un círculo que se cierra», filosofa, pensando en los esfuerzos realizados con su marido desde su instalación en Canon La Gaffelière «primer gran caldo (cru) en Saint Emilion, certificado biológico», se enorgullece el conde Stephan. «Suelo, árboles, viñas. El vino es un producto formidable ya que expresa el equilibrio». Como una familia. «Nuestras raíces son como las del árbol. Vivimos con el espíritu de nuestros ancestros. La historia reposa sobre el pasado, el presente, pero también sobre el futuro. Porque estamos todavía aquí?. Porque la vida esta todavía aquí. Como transferir una tierra a sus hijos si el suelo no esta vivo?.

Learn about Chateau Canon La Gaffeliere St. Emilion, Complete Guide

El conde Stephan nos cuenta su sorpresa cuando en 1983 organizó, con amigos, una degustación vertical de Canon La Gaffelière sobre 50 años a partir de 1978. «Como explicar que en 1964, y antes, los vinos eran netamente mejores? También, me interrogué sobre el uso de herbicidas, de fertilizantes químicos». Desde el inicio enfatizó su elección sobre el respeto del medio ambiente. «Creen en nosotros porque respetamos a otros», un principio inalienable que el virtuoso conde afirma de manera vigorosa. Una nobleza de alma aplicada en su gestión vitícola diaria basada «sobre la parte espiritual, a la carrera por la clasificación». VIRTU SOL NOBILITATE (solo la virtud ennoblece). El lema está escrito en el escudo familiar excluido todo otro tipo de ornamento en las etiquetas de los vinos Condes von Neipperg que afirman que «nuestros vinos tienen algo en común: la familia que los produce».

2014 Château Canon-la-Gaffelière, France, Bordeaux, Libournais, St. Émilion Grand Cru - CellarTracker

En la Edad Media, los caballeros enarbolaban en sus escudos el blasón familiar para ser reconocidos. Hoy, los escudos de armas von Neipperg, sirven de logotipo: «el marketing es agresivo pero le permite a nuestras botellas ser reconocidas de manera inmediata en los estantes de los mercados».

Es, también, una garantía gustativa. «Con el background de la familia mostrado en la etiqueta, el consumidor se alerta muy rápido y se dice: forzosamente, sabe lo que hace, y debe ser cualitativo».

Château Canon la Gaffelière 2019 (bio)* 75 cl | Klassewijnen

Un mensaje claro, neto y asumido por parte de un propietario que reivindica «esa facilidad en decir las cosas» como uno de los principales componentes que la nobleza recibió en herencia.

Al mismo titulo que «sentido del deber y responsabilidad, facilidad y holgura a pasearse en todas las capas de la sociedad». Una «vista general» que no esta «dada a todo el mundo». Pero que se consagra al transmitirlo a sus hijos.

schiller-wine: Tour and Tasting at Château Canon-La-Gaffelière, Appellation Saint-Émilion, Premier Grand Cru Classé B, with Proprietor Count Stephan von Neipperg - Bordeaux Tour 2019 by ombiasy WineTours, France

Entre ellos, su hijo Ludovic, el menor de tres hijas, el que eligió suceder a su padre y a su abuelo en la dirección de los dominios vitícolas sobre la ribera derecha. En cuatro décadas será la tercera generación en anclarse en este terruño de Saint Emilion. Para los von Neipperg un regalo para honrar.

____________________________________________________________________________________________________________________________

*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 fue corresponsal en París para diferentes medios, tanto de la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).

Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas a la capital francesa (privadas o en grupo, no más de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para los turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por email a [email protected] o al teléfono celular en Francia: 00 336 0683 7915.

También puede visitarse su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar