Un argentino en París: Catherine de Medicis

Su majestad, Catherine, nacida en Italia, apodada “El rey más grande de Francia” - Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

catherine-de-medicis-pas-sauvage_credit_chateau-de-chenonceau

Hizo brillar el valle del Loira en el Renacimiento. Su fuerza de carácter fue impresionante. Atravesó contingencias terribles, pero siempre aplicándose a conservar la unidad del reino.

Italiana, burguesa riquísima; Catherine de Medicis no tenía ninguna razón para gobernar Francia. Nacida en 1519, el 19 de abril en Florencia, perdió a sus padres y se convirtió en la única heredera de la inmensa fortuna de los Médicis. En esos tiempos de guerra fue protegida por su tío, el Papa Clemente VII.

Resultado de imagen para Papa Clemente VII

Seducido por la perspectiva de una bella dote y un acercamiento con el Papa, el rey François 1ro negoció el casamiento de su hijo menor, el duque Henri de Orleans.

Casamiento Provenzal

La unión fue celebrada en Marsella el 28 de octubre de 1533. Catherine no volvería a ver su Italia natal de la que llevó un poco en sus maletas. Los recién casados tenían 14 años. La corte descubrió una joven mujer graciosa, de tez muy blanca, que compensaba el que no fuese una belleza. Su inteligencia hacía que le chisporroteasen sus saltones ojos azules.

Resultado de imagen para catherine de medicis

La duchessina (pequeña duquesa) se sintió desconcertada al llegar a esa corte nómada, muy familiar, en donde no existían las antecámaras. Las comidas se organizan según lo que se hubiese cazado, fuesen aves o venados, liebres o conejos.

Muy rápido se convertiría en la nuera preferida del rey gracias a un punto en común: la caza mayor. Catherine innovó al montar como los hombres y con calzones de jinetes que le permitían el galope o el trote.

Logró así eclipsar a Diane de Poitiers durante las salidas de montería ya que tenía que cohabitar con la espectacular amante de su esposo, la cual tenía 20 años más que él.  Ojos azules, tez clara, su rival era deportista para conservar la forma, que completaba en Chenonceau bañándose en el río Cher helado. El colmo?, tanto Diane como Catherine estaban emparentadas por los de La Tour de Auvergne. La ‘amante’ (Diane) la protegía ya que, siendo repudiada, una princesa más bella la podría eclipsar.

Resultado de imagen para Diane de Poitiers

Catherine, como toda italiana que se precie, tenía buen apetito. En sus ‘maletas’ se trajo cocineros y encargados de las salsas, igual que sorbetes, brócolis, alcachofas, guisantes y sobre todo «la pasta». Se cocinaba con especias, que se fueron democratizando. Un gramo de azúcar valía, en esa época, un gramo de oro.

Un hijo tan esperado

Henri no estaba llamado a reinar, pero la prematura muerte de su hermano François lo convirtió en el ‘delfín’. En agosto de 1536 el joven príncipe murió como consecuencia de la ‘fiebre’. La causa habría sido un vaso de agua helada que le fue dado luego de un juego de  «paume» (equivalente al frontón o del actual tenis) en tiempo tormentoso y entregado por un gentilhombre de cámara italiano, el cual fue torturado por eso. Es el punto de partida de la «leyenda negra»; figurando la italiana (Catherine) como manipuladora, e incluso como envenenadora.

Resultado de imagen para paume

Catherine por su parte quería tener un hijo y probaba todas las posibilidades, incluida la magia o los filtros de herboristas: incluso espiaba a Diane y al rey en plenos actos sexuales. Henri II, concibió uno con la noble piamontesa, Filippa Duci, durante una campaña militar, lo que probaba que el Delfín no era estéril. El médico real detectó una malformación genital en Henri y le aconsejó nuevas posiciones en la cama. Y funcionó!. Un heredero, llamado François en honor a su abuelo, se hacía presente llegando  al  mundo en 1544.

Resultado de imagen para Filippa Duci,

Catherine y Henri tuvieron 10 hijos, nacidos en Blois y educados en Amboise, verdadera guardería real en un château considerado muy seguro. Los pequeños aristócratas fueron educados aparte, en la Casa de los niños de Francia. Había 70 servidores para un príncipe o una princesa los cuales disponían de una suite. La Maison, estructura autónoma, era móvil en caso de epidemia (enfermedad contagiosa) o cuando un acercamiento con el rey o la reina es deseado.

Resultado de imagen para catherine de medicis y sus hijos

Los secretitos de Catherine

Experta en combinaciones matrimoniales. Prometió a su hija Marguerite a Jeanne d’Albret, madre de Henri de Navarre, pero de igual forma al joven rey de Portugal o al heredero de Felipe II de España. Durante toda su vida combinó casamientos para sus hijos y para otros. Al mismo tiempo tenía un Escuadrón Volante compuesto de bellas mujeres a su servicio que, sobre las almohadas le obtenían los secretos de sus adversarios políticos.

Resultado de imagen para catherine de medicis

A la muerte de François 1ro. en 1547, Henri II accedió al trono. Catherine fue consagrada reina en 1549 en Reims y Diane fue elevada al rango de duquesa de Valentinois y el rey le dedicaba mucho de su tiempo. La soberana compró el château de Chaumont-sur-Loire con su habitación verde (sus colores). Instaló a Cosme Ruggeri,  venido desde Florencia, para sesiones de ‘cristalomancia’. Otro que le predicía las maravillas esperadas era Nostradamus. Predijo los reinados de sus tres hijos y el de Henri de Navarra.

Resultado de imagen para Henri de Navarra

Se define la mujer política

Catherine se convertiría con el correr de los años en una verdadera mujer política, reteniendo las lecciones de François 1ro. Al morir su esposo en 1559 durante una disputa por el casamiento de su hija, recuperó la regencia.  Inmediatamente apartó a Diane de Poitiers, recuperó Chenonceau – un bien de la corona dado abusivamente por Henri- y le cedió a Diane, Chaumont-sur-Loire cuyo rendimiento agrícola era superior.  Al expulsar a Diane hizo desaparecer las iniciales en todos los monogramas. La ‘D’ se conviertió en ‘C’…. como Catherine. En Chenonceau hizo cubrir el puente de una doble galería y embellecer los jardines.

Resultado de imagen para chenonceau francia

Su trono fue instalado en el  lado sur: los visitantes deberían salir retrocediendo, saludando durante unos 60 metros. Durante 30 años Catherine de Médicis reinó, como regente o consejera de sus tres hijos, sucesivamente reyes de Francia. La reina madre tenía igualmente el gusto por las fiestas, obrando, según ella, por la paz.

Sin embargo, Amboise es el lugar donde, el 17 de marzo de 1560 se produjo una tentativa de secuestro del joven rey François II por parte de los protestantes. La reina madre fue implacable en su reacción: hizo ejecutar a los responsables.

Experta en comunicación política, siempre de negro. En enero de 1562 llegó el fin del adagio del reinado «una vez, una ley, un rey» (une foi, une loi, un roi) cuando decidió sobre la libertad de culto, casi 40 años antes del edicto de Nantes de Henri IV en 1598.

Resultado de imagen para une foi, une loi, un roi

Se la responsabilizó de las masacres de Saint-Barthelemy en agosto de 1572, evento que los historiadores rechazan hoy y la consideran como una leyenda negra del siglo XIX.

Catherine casó, muy a su pesar, a su hija Marguerite, bella y sabia, con el protestante Henri de Navarra, con el objetivo de tentar una nueva cohabitación religiosa.

Cuando su hijo preferido accedió al trono de Francia con el nombre de Henri III ella estuvo feliz, orgullosa de ver al que llamaba «mis ojos» grande, bello, elocuente, capaz; es violentamente envidiado por François duque de Alençon, el cual tomó el partido de la reforma.

El rey trató de aislarlo de su madre la cual se debilitó físicamente. Henri hizo asesinar, en diciembre de 1588 en el château de Blois a Henri de Guise  cosa que desacreditó a los Valois. Dos semanas mas tarde, el 5 de enero, Catherine de Médicis, murió.  Fue enterrada muy rápido ya que Saint-Denis estaba en manos de unos católicos extremistas. Sin embargo hizo preparar un suntuoso monumento para ella y su adorado esposo Henri II. Quedó en la historia como una soberana amante de las artes, la cacería y las fiestas.

Resultado de imagen para estatua de catherine de medicis y henri II

Extranjera, mujer y reina…. la austriaca Marie-Antoinette sufrió las mismas infamias, finalmente Balzac dijo de Catherine : «Para quien ahonde  en la historia del siglo XVI en Francia la figura de Catherine de Médicis aparece como la de un gran rey ». Amaba reír y se rodeaba de bufones y enanos encargados de divertirla, incluso en sus frecuentes viajes por las rutas de Francia.

Cifras para brillar en la sociedad de Catherine de Medicis

28 mil ecus fue la dote en valor de las joyas de Catherine en el casamiento con el futuro de Henri II. Se agregaron 100.000 ecus de plata.

Resultado de imagen para ecus de plata

100.000 francos fue el precio del banquete en Chenonceau en 1577 celebrando la paz. Fue pagado por los servidores más ricos y cortesanos italianos.

_______________________________________________

*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en París para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).

Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por email a [email protected] o al teléfono celular en Francia: 00 336 0683 7915.

Se puede igualmente visitar su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar