Un argentino en París: Faro La Vieille

En la región del Finisterre – Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

18019189-orig

El faro de la Vieille se encuentra en el medio del mar de Iroise, en el norte de Bretania, en la región de Finistère, construido entre 1882 y 1887 sobre un promontorio rocoso, el Gorlebella (la roca alejada, en bretón).

Resultado de imagen para Faro La Vieille

Se trata de una torre cuadrada de una altura de 26,90 metros. Su construcción fue bastante compleja debido a su emplazamiento y demoraron mas de 5 años en construirla.

Este faro esta situado en la Punta de Raz, en el término municipal de Plogloff, e ilumina y advierte del peligroso pasaje del Raz de Sein. Centenares de aves acuáticas anidan entre las rocas y los vientos marinos. La vista desde esa punta es una verdadera maravilla, y al fondo se puede ver la isla de Sein.

Resultado de imagen para isla de Sein

Esta ubicado en 48° 02’26” N y 4° 45’23” O. Tiene luces a 3 ocultaciones agrupadas (2+1) blanca, roja o verde (por sectores) cada 12 segundos con un alcance de 12 millas. El “infierno” de la Vieille debe su celebridad a su aislada situación en el mar, en una zona muy agitada.

La acumulación de imágenes de un mismo faro permite, a veces, percibir su evolución.

El faro fue automatizado en noviembre de 1995 y los guardianes de los faros en señal de protesta, por el posible y seguro relevo, hicieron una huelga. El asta o mástil llamado “Temperley” fue agregado en 1926 para facilitar el relevo de los fareros, o guardianes, y solo fue remplazado igual al anterior, luego de su desaparición durante una tempestad en el 2008.

La necesidad de un faro en el raz (o calzada) de Sein
El raz (o callejón marítimo) de Sein es la ruta marítima mas corta y mas segura para las naves que circulan entre el Atlántico y la Mancha. En efecto, mas al oeste, de los altos fondos, la isla de Sein más el raz (o calzada) barren la ruta por mas de 30 millas. Es, sin embargo, un pasaje tan peligroso por las corrientes violentas generadas por las mareas (hasta 6 nudos con las aguas mas avasalladoras). Las guías de navegación recomiendan esperar una disminución de la fuerza de las aguas, momento en que la corriente sea menor, para poder franquear el raz de Sein. Los alrededores de la punta de Raz, y en particular la bahía de Audierne, vivieron, especialmente, hasta el siglo XVIII, de los restos de naufragios encontrados en los lugares de los diferentes accidentes marítimos.

Estudios de factibilidad
A partir de 1860,el principio de construcción de un faro fue detenido. Un faro de primer orden, el Héaux de Bréhat, construido igualmente sobre rocas, había sido encendido en 1840. El 30 de noviembre de 1861 la Comisión de Faros se mostró favorable para construir un faro de 3er orden sobre un promontorio de rocas en el mar.

Resultado de imagen para Héaux de Bréhat

En 1862, los ingenieros presentaron su ante-proyecto al mismo tiempo que para el faro de Tévennec, pero en razón de las dificultades previsibles de realización y de la construcción delicada el faro d’Ar la espera de sea terminado y contentarse, en lo inmediato de un sistema provisorio de iluminación, decidieron poner en marcha el faro de Tévennec y las dos luces de alineamiento de la punta del Raz.

Resultado de imagen para faro de Tévennec

  • Faro de Tenennec

Pero en 1879, dos años antes de terminar el faro d’Ar-Men, el proyecto fue relanzado: parecía en efecto oportuno llevar a cabo los dos obrajes al mismo tiempo para hacer trabajar a los obreros en la obra de la Vieille cuando la roca d’Ar-Men fuese  inabordable.

La construcción del faro de la Vieille solo fue confirmada luego de una serie de estudios de factibilidad. El primero de esos estudios comenzó en 1879, se realizó una campaña in situ con cinco desembarcos sobre el sitio del futuro faro.

Durante esa campañía fueron estudiados: la roca, el régimen de las corrientes y las condiciones de atracamiento. Los pescadores de la isla de Sien, contratados para esos trabajos, lograron, con cierta dificultad, efectuar algunas perforaciones que permitieron sellar los arganeos (argollas para colocar las anclas).

Los albañiles que participaron de la edificación del faro d’Ar-Men hicieron seis metros cúbicos de mampostería en las partes bajas mejorando sensiblemente los puntos de atracamiento simple. La roca de la Gorlebella sobre la cual estaría el faro es alargada en el sentido de las corrientes, sobre todo cuando estas fuesen violentas.

Resultado de imagen para faro de’Ar-Men

De ese hecho, la roca no ofrecía muchas zonas protegidas y estas solo están calmas en breves lapsos de tiempo. La configuración de los lugares para amarrar eran los siguientes: al sur están las bajas; al este y al oeste, todo aparcamiento estaba prohibido en razón de que las corrientes podían superar la velocidad de seis nudos.

Solo quedaba la parte norte que por la violencia de las corrientes solo permitía amarrarse con mar calmo, tres días de antes y tres días después del cuarto menguante, en periodo de aguas tranquilas. Un mar agitado en esa zona podía provocar remolinos de 40 a 50 metros.

A pesar de todo, la construcción fue mas fácil que la del faro de Ar-Men ya que las dimensiones de 50 por 20 metros de la roca de base eran más importantes y esta emergía por encima del nivel mas alto del mar. Una vez tallada, la roca permitió la construcción de una plataforma de 20 metros por 10.

Construcción
En 1881, la construcción del faro d’Ar-Men se terminó.
Las primeras medidas fueron realizadas para construir un pequeño refugio para, obreros, útiles y víveres. Se trataba de una protección ante los caprichos del tiempo mientras los operarios continuaban trabajando en la roca. Finalmente, luego de tres temporadas de esfuerzos, la torre y su plataforma están terminadas así como algunos arreglos interiores. Para la terminación total tendrían que esperar hasta 1887.

Resultado de imagen para faro de’Ar-Men

Las luces de la Vieille fueron finalmente encendidas el 15 de setiembre de 1887, fecha en que finalizaron los trabajos, marcada en la base del faro.

Arquitectura y acondicionamiento
Es por una simple razón que tiene una forma cuadrangular y fornido, levemente acordonado y que agranda hacia la base. La linterna esta cubierta de un techo de zinc y el faro esta recubierto de una terraza. El aspecto del faro denota una búsqueda estética por parte de quienes lo concibieron, pero igualmente la voluntad fue la de realizar un edificio fácilmente reconocido, que no pudiese ser confundido por mal tiempo con su vecino Tévennec.

El interior del faro esta acondicionado con eficacia. En la planta baja están los grupos electrógenos, las cisternas y los diferentes materiales de atacramiento. Un poco mas arriba hay cuatro habitaciones superpuestas las cuales albergan: los aceites, la cocina, la de dormir y por ultimo, la habitación de la vigilia, bajo la linterna.

Historia de la señal

En el transcurso de su historia la luz de la Vieille logro balizar el Raz de Sein de diferentes maneras con varias mejoras sucesivas. La primera luz fija fue encendida el 15 de setiembre de 1887. Provisto de una lente focal de 50 cm, estaba compuesta de sectores blancos, rojos y verdes. En el mismo momento en que las dos luces de la punta del Raz son apagadas. En 1898 la luz fue equipada de un sistema de ocultaciones cada 5 segundos. El combustible fue reforzado en 1904 por un quemador a petroleo de incandescencia. Una señal de bruma fue agregada el 15 de noviembre de 1913. La actual de tres ocultaciones (2+1) blanca, roja y verde comprende 5 sectores blancos, rojos y verdes de un alcance de 18 millas instalada en 1939; se repite cada 12 segundos. La linterna de un diámetro de 3 metros esta equipada de una lampara halógena de 250 w.

Los combustibles variaron con el correr del tiempo. El aceite mineral fue utilizado a partir de 1887. Luego, a partir de 1898, con el vapor de petroleo y finalmente la electrificación y la automatización fue a partir de 1995.

Los grupos electrógenos eran utilizados para el confort de los guardianes y no para el funcionamiento de las luces del faro. Durante la Segunda Guerra Mundial la luz fue apagada el 21 de enero de 1944 y reencendida el 1 de junio de 1945.

La vida en el faro
Guardianes y el relevo
El faro estaba ocupado de manera regular por dos guardianes, que eran cambiados, pero no al mismo tiempo, sino alternativamente. Dos lanchas motoras eran las encargadas de los faros y las balizas de las costas en la región de Finistère.

Como para la mayor parte de los faros marítimos, el relevo de la Vieille se efectuaba con la ayuda del «cartahu», un cable que los guardianes lanzaban a la tripulación de las lanchas motoras. Una vez atrapado el cartahu de ida y vuelta entre el faro y el barco, el guardián se subía, equipado de un chaleco salvavidas en una sillita rudimentaria, que originalmente era de corcho, con la cual era « transferido » y se aferraba al cable mediante una polea . Estos relevos garantizaban la presencia permanente de al menos dos hombres en el faro que era indispensable, no solo para asegurar el servicio, sino para efectuar los relevos en buenas condiciones. Llegado a la plataforma del faro el guardián que entraba le pasaba el chaleco salvavidas al el guardián que descendía. De igual forma, se reaprovisionaba. Durante toda la maniobra la lancha motora rozaba apenas las rocas de la base del faro, un ejercicio que requería, a su vez, la agilidad de los « pasajeros » y el virtuosismo de la tripulación, cosa imposible de realizar con un mar demasiado agitado.

Un nuevo modo de relevo de los guardianes se efectuó durante el verano de 1926 gracias a la construcción de una torre o mástil con un sistema denominado Temperley y el cual fue igualmente desmontado en noviembre de 1995 al ser automatizado el faro y la torre destruida por una tempestad en el 2008. Desde ese momento el acceso al faro se realiza en helicóptero.

Noël Fouquet, Jean Donnart, Michel Rozenn y Guy Lasbleiz pasaron su última noche en el faro antes de ser automatizado. En efecto, protestando contra esa decisión, Jean Donnart y uno de sus colegas se había negado a un precedente relevo lo que explico la presencia de cuatro guardianes en el faro en vez de los dos reglamentarios. Desde esa fecha el faro es telecomandado desde la isla de Sein.

_________________________________________________________________

*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en París para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).

Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por email a [email protected] o al teléfono celular en Francia: 00 336 0683 7915.

Se puede igualmente visitar su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar