Un argentino en París: Faros de Francia

Faros de Calais y de Ar Men – Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

faro2

FARO DE CALAIS:
El Faro de Calais, ( Phare de Calais), está ubicado en la localidad de Calais, departamento de Pas de Calais, Francia. Fue construido entre 1845 y 1848 y declarado monumento histórico de Francia, al igual que otros faros de esa misma época, a partir de 2010​.

Resultado de imagen para fARO Pas de Calais

Historia:

En 1845 fue adjudicada la construcción de un faro de primer orden en Calais (importante puerto de Francia) de acuerdo al plan de faros impulsado por Elisabeth de Rossel y Agustín Fresnel en 1825. La construcción de este terminó en 1848, año en que fue puesto en servicio al mismo tiempo que se apagó el faro existente que funcionaba desde 1818, en lo alto de la Torre de Guet.

Tenia una lente de Fresnel que propagaba una luz de 920m de distancia focal, era alimentado con aceite vegetal y emitía una luz blanca fija que luego fue sustituida por una de destellos largos con ciclos de 4 minutos.

En 1875 se modificó el tipo de alimentación pasando de vegetal a aceite mineral y en 1879 se construyó el edificio anexo para los diferentes servicios del faro así como de su personal.

En 1883 fue uno de los primeros faros franceses en ser electrificado y se le instaló una lamparilla de arco en una nueva óptica de 100 m de distancia focal pasando a tener una característica de 4 destellos en 15 segundos, que es la que se sigue manteniendo en la actualidad.

Durante la Segunda guerra mundial escapó a la destrucción total pero resultó severamente dañado y solo fue totalmente restaurado en 1948. En 1987 fue automatizado y en 1992 el fuste de la torre fue reforzado con anillos de hormigón situados entre las ventanas.

Image result for FARO DE CALAIS:

Características:

El faro consiste en una torre de sección octogonal de un diámetro interior de 3,70 m y una altura de 51 de dimensión, a la que se le debe añadir la estructura linterna la cual fue construida en ladrillo blanco. La parte superior esta adornada con pilastras de sillería (nombre de las piedras grandes labradas usadas en arquitectura) pintadas de color negro que sujetan la balaustrada, también pintada de blanco, y la linterna, de negro.

Anexo a la torre se encuentra un edificio de dos alturas también pintado de color blanco. Emite un grupo de cuatro destellos de luz blanca cada 15 segundos con un alcance nominal nocturno de 22 millas náuticas y limitada su visibilidad a un sector entre los 73º y 260º.

FARO DE AR MEN:

El faro de Ar Men (La roca, en idioma bretón) esta situado en el extremo oeste de la costa atlántica de Bretania, en Francia, en el departamento del Finistere.

Fue construido entre 1867 y 1881 en la roca del mismo nombre, para señalar a los barcos el limite occidental de la “calzada de Sein”, una zona de altos fondos marinos que se prolongan hacia el oeste en la isla de Sein, en el eje de la Punta de Raz.

Se trata de un faro mítico debido a su ubicación aislada y alejada de la costa, a unas 7 millas náuticas de la isla de Sein, debido a las dificultades que entrañaron su construcción. Pudo ser automatizado recién en 1990.

Image result for FARO DE AR MEN:

Descripción arquitectónica:
El faro tiene 37 m de altura total y consiste en una torre cilíndrica de mampostería de sillares de gres y de granito, levantada sobre un basamento de forma irregular hecho de mampostería de piedras a la vista.

Hay dos refugios de mampostería lisa adosados a la base de la torre, uno al este, y el otro al noreste. La mitad superior de la torre esta pintada en blanco, y la mitad inferior en negro.

Posee una cornisa rematada por una barandilla metálica que corona el tronco de la torre. La linterna esta cubierta por un tejado de zinc, y se accede a ella por una escalera de caracol de mampostería.

Historia de la construcción:
La Comisión de los faros de 1825, encargada de la señalización luminosa de las costas de Francia, había instalado una luz en la punta de Raz en linea con un faro en la isla de Sein para señalar a los navíos que se mantuvieran alejados de esta zona de arrecifes azotada por fuertes corrientes. Pero ninguna luz les indicaba a cuanta distancia era necesario alejarse hacia alta mar para estar a salvo.

Los naufragios no cesaban y las quejas se multiplicaban. Por ese motivo, la Comisión pidió en 1860 que se estudiara si era posible construir un faro en alguna de las rocas que afloraban en el extremo oeste de la calzada o camino de Sein.

En el verano de ese año, los primeros estudios fueron realizados bajo la dirección de Léonce Reynaud, director del Servicio de Faros, que encargó a una comisión compuesta de ingenieros hidrográficos, de ingenieros de puentes y de oficiales de la marina que valoraran cuál era el lugar mas adecuado.

Image result for FARO DE AR MEN:

El ingeniero, jefe del Departamento de Finisterre, Maitrot de Varennes, supervisó las operaciones y se propusieron varios arrecifes, entre los que se destacó la roca de Ar-Men, la más occidental, y que fue considerada la adecuada. Sin embargo, fue descartada en un primer momento debido a que no era posible desembarcar en ella, y se llegó a la conclusión de que era imposible emprender una construcción en un lugar tan expuesto y tan exiguo.

Los tres intentos de desembarco de 1861 tuvieron varios fracasos, al igual que otro emprendido por el joven ingeniero de Puentes, Paul Joly, destinado en Quimper.

A pesar de todo, los intentos se reanudaron en 1866 y el primero en alcanzar la roca fue el patrón de la cofradía de los marineros de la isla de Sein, Tymeur, que pudo traer una muestra de la roca de Ar-Men.

Image result for FARO DE AR MEN:

Entonces, se pudo calcular que la roca media 7 u 8 m por 12 o 15, que tenia una superficie muy desigual y que asomaba como máximo 1,50 m por encima de la superficie del mar y solo en épocas de mareas vivas.

Al año siguiente, bajo la dirección de Paul Joly y del jefe de obras Lacroix, se lograron 7 arribos con un tiempo total de permanencia en la roca de 8 horas en las que se perforaron 15 agujeros de 30 cm de profundidad. Las obras ya habían empezado.

La primera tarea de los constructores consistió en instalar un sistema de arribo para permitir a las lanchas acercarse y permanecer lo más posible y con la mayor seguridad al lado de la roca.

Para ello fue necesario fijar a la roca unos anillos y unos pitones a los que podían engancharse las lanchas y que servían también de agarraderas a los obreros. Las perforaciones iban también destinadas al anclaje de las barras metálicas que servirían de armadura a la base de la construcción.

Los obreros era aguerridos marineros de la isla de Sein, entrenados para la ocasión. Iban bien equipados con alpargatas para no resbalarse y con un cinturón salvavidas hecho de corcho. Trabajaban por parejas, y tenían a menudo que hacerlo tumbados en la roca, agarrándose de una mano y manejando las herramientas con la otra lo mas rápido posible mientras las olas les cubrían.

Si una los arrastraba, se mantenían a flote hasta que una de las embarcaciones presentes fuera a recogerlo para devolverlo al trabajo.

Image result for FARO DE AR MEN:

En 1867, se consiguió aplanar parcialmente la cima de la roca y perforar 40 agujeros más. La construcción en sí empezó en 1869, bajo la supervisión de otro ingeniero, Alfred Cahen.

Al terminar la temporada de aquel año, tras haber logrado 24 arribajes que permitieron un total de 42 horas de trabajo en la roca, a la que llevaron 25 m³ de mampostería que por suerte siguieron en pie al año siguiente. ​ Durante la campaña de 1870, solo se lograron 8 desembarcos y 19 horas de trabajo en la roca. La campaña de 1871 no fue mejor y la construcción solo alcanzaba 3 m de altura según un informe sobre la construcción del faro (archivo de la Comisión de los faros, noviembre 1873).

En 1872, un nuevo jefe de obras de 25 años, Probesteau, sustituyó a Lacroix y de 1874 a 1881, el ingeniero Mengin-Lecreulx tomó el relevo de Cahen.

Las obras se desarrollaban con lentitud, dado que a menudo las olas de las tormentas deshacían parte del trabajo realizado. En 1880, tras 12 años de trabajo, las obras se dieron por finalizadas, y la primera luz fue probada el 18 de febrero de 1881 por los cuatro primeros fareros que iban a habitar en medio de ese ambiente de fin de mundo.

El 31 de agosto de ese año el faro fue encendido oficialmente, pero los ingenieros no pudieron saborear su triunfo por mucho tiempo. Empezaron a temer que el diámetro del faro fuese demasiado reducido en relación con la altura total del edificio, y que una torre tan alta sobre una roca apenas mas ancha no aguantase los embates de las enormes olas que se presentan en esta zona.

Tras varios estudios, se decidió reforzar la estabilidad de la torre construyendo un sarcófago de obra de 11,20m de alto en su base, hasta la altura de la plataforma de entrada.

Las obras de consolidación empezaron en 1897 y no fue hasta 1900 que se pudo considerar el faro de Ar-Men como terminado.

Se convirtió así en el símbolo de los faros de mar y poco a poco el de Ar-Men fue el decorado de historias, reales o imaginarias, que escenificaron la difícil vida de los guardianes de faro. Ningún otro faro francés inspira actualmente semejante producción cultural.

Próxima entrega: Faro “La Vieille” (La Vieja), » La Jument» (La Yegua) en la región del Finisterre y «Les Poulains» (Los Potrillos) en la región de Morbihan.

____________________________________________________________________

*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en París para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).

Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por email a [email protected] o al teléfono celular en Francia: 00 336 0683 7915.

Se puede igualmente visitar su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar