Un argentino en París: Legión de Honor en Francia

Tan deseada, tan desconocida. Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

jcr_content

Una gran mayoría de franceses creen que «la Légion d’Honneur» es entregada a cualquiera. Pero, no seria tan codiciada, si fuese cierto y, tampoco, hubiese sobrevivido a todos los regímenes políticos desde 1802, vale decir: un consulado, dos imperios, tres monarquías y cinco repúblicas.

Orden Nacional de la Legión de Honor - YouTube

Cada nuevo año, los grandes medios de comunicación realizan uno de sus rituales favoritos: el «estudio» de la última promoción que recibió la Legión de Honor.

Unos 800 nombres entre los 3.500 que se señalan por año de los cuales dos tercios son civiles y un tercio, militares, se promocionan los que se podrían ser homenajeados ya y a su vez crearían una polémica, ya sea: por causa de su proximidad al poder, o porque sus «méritos eminentes»  sean tenidos en cuenta.

Collar de la Legión de Honor. 952 gramos de oro macizo para el presidente

Se espera que lo que hayan ejercido, durante al menos dos décadas, en beneficio de la Nación, sea evidente, aunque en algunos casos no tengan nada de cierto.

Los ministros son los únicos habilitados para proponer las nominaciones a la gran cancillería de la Legión de Honor. Si existiese amiguismo o complacencia; si se estimara la conveniencia electoral, e inclusive, se sospechara de algún evento de corrupción, los ministros son únicos responsables.

Varios directores de gabinete, tanto de derecha como de izquierda, confirmaron haber visto a su ministro «mirar la demarcación de su ciudad», incluso, intercambiar algunas proposiciones con colegas del gobierno para que se disimulen los orígenes territoriales comunes.

Ingrid Betancourt, condecorada con la Legión de Honor francesa | Internacional | EL PAÍS

  • Ingrid Betancour recibe la Legión de Honor

Uno de esos consejeros conto igualmente que la Legión de honor había sido propuesta un día como parte del pago a un jurista empleado por su gabinete y que, el interesado, la «había aceptado de manera inmediata». Lo que no contó la historia es si, ese jurista, obtuvo o no, «su» condecoración.

El honor de recibir esta Orden en su «palais», frente a las Tullerías, en el salón de los grandes cancilleres, frente a todos los retratos, incluido el del Primer Cónsul Bonaparte, alrededor de un tapiz del siglo XVIII, cuyos símbolos retratan la historia de la Orden: imperios, reinos y repúblicas.

«Es falso pretender de que se la damos a cualquiera»; decía el general del ejército Jean-Louis Georgelin, nombrado en junio de 2010, para un mandato, renovable, de 6 años.

Jean-Louis Georgelin - Wikipedia

Se trata del 32° gran Canciller de la Legión de Honor, desde su creación, en 1802. Tiene la función especial de presidir el Consejo de la Orden -integrado por 17 miembros para otorgar o retirar esta alta distinción.

La creación de esta Orden fue una idea revolucionaria y hoy los ministros deben pedir el acuerdo preliminar de los interesados.

El cuadro de 1812, titulado «Primera distribución de las cruces de la Legión de Honor», muestra a Napoleón en la Capilla de los Inválidos, dos meses después de haber sido proclamado Emperador.

A Brief History Of The Légion D'Honneur

  • Cuadro de la Primera distribución de cruces

Hoy las señoritas de los dos pensionados, creados por la Orden, visitan regularmente el Salón del Palacio. Todos los candidatos quieren ser condecorados por un ministro, y porque no, por el Presidente de la Republica. Este honor acordado de oficio con los legionarios elevados al grado de «Dignidad de Gran Oficial, y de Gran Cruz», es muy disputado.

Ser recibió por el general Georgelin es un enorme privilegio que el secretario general otorga solo a 10 personas, anualmente. El promocionado recibe su medalla debajo de la cúpula de la rotonda, parado en el centro del tapiz redondo de los cohortes, allí mismo donde se reúnen los ejes luminosos de las primeras legiones napoleónicas.

Lo que si es seguro es que ese honor no permite ninguna presión política.

_______________________________________________________________________________________________________________________________

*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 fue corresponsal en París para diferentes medios, tanto de la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).

Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas a la capital francesa (privadas o en grupo, no más de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para los turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por email a [email protected] o al teléfono celular en Francia: 00 336 0683 7915.

También puede visitarse su página web: www.jorgeforbes.com.ar