Una argentina por el mundo, hoy en su país: Catamarca. Parte I

Por Verónica Vasallo, especial para DiariodeCultura.com.ar.

cat

Descubrir Catamarca es enamorarse a primera vista. Es como cuando te cruzas una mirada y algo te dice que ya no la podrás olvidar.

Por lo general, Catamarca es una provincia de la que poco se sabe, ¡y tiene tanto para mostrar! Esconde un sinfín de riquezas naturales y culturales para exhibir sin envidiarle nada a nadie, pero calladita y tímida, las va revelando poco a poco, y en esta crónica viajera, te propongo que, sin prisa, vayamos asomándonos a cada una de ellas.

SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA - YouTube

Datos útiles:

Desde Buenos Aires en la actualidad hay cuatro vuelos semanales a San Fernando del Valle, varios servicios de ómnibus la conectan con diferentes ciudades del país, y si deciden venir en auto desde la capital federal, son 1130 kilómetros de distancia. Advertencia: los últimos 200 por la Ruta Nacional 60 son tan monótonos que se hacen interminables. No conviene recorrerlos de noche o si el cansancio ya se hace sentir.

La mejor época para visitarla es en primavera u otoño. Los inviernos son crudos, y los veranos demasiado calurosos. Hay variedad de alojamiento con tarifas que se adaptan a todas las posibilidades: hoteles 4 estrellas, hosterías, hostels, campings.

Tengan en cuenta que muchos restos no abren los domingos por la noche, y que las cocinas cierran a las 15. En las afueras de la capital, no es tan fácil encontrar lugares para comer, por lo que siempre conviene llevar algún snack salvador en la mochila.

Los comercios bajan las persianas al mediodía, y suelen abrir a partir de las cinco de la tarde y hasta las diez de la noche. La hora de la siesta es sagrada.

Ir dispuesto a entregarse a un ritmo de vida mucho más relajado que el de la gran ciudad. Sacate el chip del apuro, acá todo es slow motion…

Paisajes y Naturaleza de Catamarca: Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca (Argentina)

Muy bien, ya estamos en destino.

No más llegar al hotel en San Fernando, dejamos las cosas y, como siempre, pedimos en la recepción que nos recomienden una agencia para contratar una excursión por la ciudad. Es una costumbre que nos encanta -y recomiendo- para cuando se visita un lugar por primera vez: un city tour con un guía. Para mí, la mejor manera de amigarse con el destino. “¿Excursión? ¿Para qué?”, nos dijo el conserje y agregó: “Vayan no más caminando que todo está muy cerca”.

La respuesta fue un anticipo de algo que advertimos varias veces en nuestra visita a la provincia: la misma gente, aun la que trabaja en el rubro, no está realmente preparada. No conocen los horarios de atención, o no saben sugerir o promocionar lugares para visitar o comer, o productos para adquirir, no saben “venderla”… Por supuesto, lejos está de ellos la responsabilidad de que así sea, por eso celebramos la reciente apertura de la casa de San Fernando, para informar al visitante sobre toda la oferta turística disponible. Se encuentra en calle San Martín 345 y funciona todos los días de 9 a 21.

Foto de La Casa de la Cultura, San Fernando del Valle de Catamarca: Casa de la Cultura- San Fernando del Valle de Catamarca- 2016. - Tripadvisor

Con lo investigado y lo estudiado, emprendimos nuestro propio itinerario. ¿Vamos?

Como en la mayoría de las capitales de provincia del país, el corazón es la plaza principal, llamada en este caso 25 de mayo, alrededor de la cual se ubican los edificios sedes de las principales instituciones.

Diseñada por el reconocido paisajista Carlos Thays está muy bien cuidada y tiene diferentes alturas que se sortean con escaleras, senderos arbolados, bancos y glorietas.

Su bella basílica consagrada a la Virgen del Valle es bellísima de día y de noche. Los muros conservan el original color rosado, logrado en su época al mezclar cal con sangre bovina. Por dentro es enorme y acogedora a la vez. Ejemplo del neo-renacentismo italiano, al igual que la lindera casa de gobierno, el conjunto fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Catedral basílica de Nuestra Señora del Valle - Wikipedia, la enciclopedia libre

El 8 de diciembre peregrinos de toda la Argentina y países limítrofes se congregan para celebrar la tradicional Procesión de la Virgen Morena, Patrona Internacional del Turismo y declarada “Reina de los Catamarqueños”.

La otra gran convocatoria popular es la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, que como desde hace medio siglo, se realiza en el mes de julio en el predio ferial, y representa una de las expresiones culturales más importantes de la provincia.

El paseo por el centro histórico continua con una visita al Museo Arqueológico Adán Quiroga que preserva miles de piezas organizadas para ayudarnos a comprender la evolución en las producciones de las distintas culturas que habitaron la zona. Se recorre rápido y de manera entretenida.

Exterior del museo - Picture of Museo Arqueologico Adan Quiroga, San Fernando del Valle de Catamarca - Tripadvisor

Siempre en un radio de una cuadra de la plaza principal, podemos adentrarnos en la vida del Fray Mamerto Esquiú (cuya ceremonia de beatificación se realizó el pasado 4 de septiembre), ingresando a la Iglesia y Convento de San Francisco, que conserva la celda en la que supo pasar varios días de su vida.

Esquiú, que fuera obispo de Córdoba pero también periodista y político, pasó a la historia por su férreo trabajo para reconciliar a las partes oponentes y lograr la aceptación en paz de la Constitución de 1853. Su oratoria era impecable y su célebre “Sermón de la Constitución” fue impreso y repartido por todo el país, y fue crucial para apaciguar la situación.

CASA NATAL DE FRAY MAMERTO ESQUIÚ | Casa de Catamarca

Llegado el momento del almuerzo, lo resolvimos en alguno de los tantos restaurantes que rodean la plaza. En cuestiones gastronómicas, no encontramos nada que se destaque. Ese es otro punto que reforzar: la identidad culinaria que seguramente la tiene, pero aún no la convida al turismo.

Hay muchas opciones para comer o tomar una merienda en la ciudad en pleno centro, sobre la peatonal y también cervecerías sobre la Avenida Illia, convertida en centro de la movida nocturna. En esa misma zona, hay un pequeño shopping con un café de una conocida cadena de apellido español.

Tras la comida, fuimos a La Casa de la Puna. Un espacio cultural de la artesanía textil, en un edificio de adobe que permite conocer todo el proceso de los tejidos con lana de vicuña.

Se vienen las peñas en Casa de la Puna - Catamarca Actual

Nuestra próxima parada nos alejó 7 kilómetros hacia el norte de la ciudad hacia la Gruta de la Virgen del Valle. Para llegar debimos atravesar el parque Adán Quiroga, un gran pulmón verde que los locales disfrutan andando en bicicleta, caminando o jugando al fútbol.

Llamada también la Gruta de Choya, es un centro de devoción y peregrinaje. Conmueven las muestras de fe junto a la imagen. Además del templete, hay una plaza, estacionamiento, sanitarios y un pequeño centro comercial.

Gruta de la Virgen del Valle Catamarca - YouTube

El día se va apagando, y es el momento ideal para relajar. Elegimos hacerlo desde los miradores del dique El Jumeal para contemplar el atardecer y las vistas panorámicas de la ciudad. A sólo 3 kilómetros de la plaza principal, se puede llegar en auto, bicicleta o incluso caminando con un mínimo esfuerzo.

De regreso al hotel para salir a cenar, sentimos que por delante nos quedaba una gran experiencia por disfrutar. Esto fue sólo el comienzo, pero falta mucha belleza por recorrer.

En los próximos capítulos estaremos en los alrededores de San Fernando: El Rodeo, la Cuesta de El Portezuelo, pero también nos iremos más allá hasta las bellísimas termas de Fiambalá, la histórica ruta del adobe, las inmensas Dunas del Tatón, las tan bien conservadas ruinas del Shincal, las ciudades de Londres y Belén, el increíble pero real campo de piedra pómez y la infinita ruta de los Seismiles. Imposible que todo quepa en una sola crónica. Así que les digo: ¡Hasta pronto!

===================================================

Verónica Vasallo es Locutora, Periodista y Licenciada en Turismo.

Instagram: @Verovasallo