Una argentina por el mundo, hoy en su país: Puerto Madryn. Parte III

Por Verónica Vasallo, especial para DiariodeCultura.com.ar.

avistaje-de-ballenas

Remarcábamos en las primeras partes de esta crónica viajera que Argentina siempre es una gran opción, por la gran oferta de atractivos turísticos, por eso hoy les propongo un tercer capítulo para recorrer el tramo final de uno de los destinos más elegidos y recomendados: Puerto Madryn. Parte III (Para leer la segunda parte copia y pega este link: https://bit.ly/3mJj1IW)

Luego de haber visitado las cercanías y alrededores, llegó el momento del plato fuerte: el embarcarnos para avistar a la Ballena Franca Austral, un coloso del mar considerado en peligro de extinción, razón que llevó al gobierno nacional a declararla Monumento Natural en 1984 para brindarle protección.

La excursión que planeamos es de día completo, así que cargamos el termo y algo para comer porque salvo en Pirámides, los demás comedores de la zona están cerrados.

Chubut. Arrancó la temporada de ballenas en Puerto Madryn

Debimos reservar con 24 horas de anticipación para asegurarnos nuestro lugar en el barco ya que se trabaja con un aforo limitado por protocolo sanitario. Nos decidimos por el turno de las 10 de la mañana contando que el paseo en el agua dura 90 minutos y queríamos tener tiempo de recorrer toda la península y volver al hotel antes del atardecer.

El costo del pasaje en agosto fue de $5.250 para mayores y $2600 para menores de 12 a 3 años. Tengan en cuenta que a partir del 1 de septiembre empieza la temporada alta y los precios aumentan a $7.875 y $3900 respectivamente. Si la salida es al atardecer el ticket trepa a $10.000 y $5.000.

Existe la opción de hacer el avistaje en un semisumergible construido para este fin, en el que los pasajeros pueden observar a las ballenas en superficie desde la cubierta superior como en una salida tradicional, o desde la cabina submarina a través de sus 40 ventanas, cada una con su propio asiento. Doble es la posibilidad, doble también es el precio…Si se puede, se hace por supuesto.

Avistaje De Ballenas en Submarino > Puerto Madryn Excursiones |  Actividades, Tours, Paquetes y más.

La jornada comenzó temprano ya que el trayecto desde Madryn hasta Puerto Pirámide, desde donde parten las embarcaciones, dura una hora y cuarto aproximadamente, y el pasajero debe presentarse con media hora de anticipación al horario de salida.

Sugerencias: hacerlo entre lunes y jueves cuando las embarcaciones van menos cargadas y se pueden ver los cetáceos con mayor comodidad. No es recomendable hacerlo con niños en edad de llevarlos en brazos. Si se levanta viento, el frío se hace sentir y bastante, no mezquinar abrigo.

Bueno, allá vamos.

Llegan las ballenas. ¿Se las podrá ver? | Mejor Informado

Dejamos Madryn y luego de transitar unos 40 kilómetros en la ruta nos recibe una cabina tipo de peaje de la Oficina de Administración de la península donde se paga la entrada de $600 por cada residente argentino mayor de 12 años, de $300 de 6 a 11 años y Jubilados, menores de 5, gratis.

Avanzamos 20 minutos y llegamos a las modernas instalaciones del Centro de interpretación que nos brinda un pantallazo de lo que nos espera en la visita. Un trecho de 30 kilómetros más y ya estábamos en la bajada desde donde partía nuestra embarcación.

Península Valdés por su riqueza natural y biodiversidad fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad, según la UNESCO, desde 1999. Para recorrerla completa desde Puerto Pirámides y hacia Caleta Valdés, Punta Norte o Punta Delgada son unos 80 kilómetros por caminos de ripio a veces en muy malas condiciones.

Puerto Madryn, el paraíso argentino de las ballenas - Infobae

En la Isla de los Pájaros, bajando desde la ruta pocos kilómetros de ripio hacia el Golfo San José, hay un pequeño Centro de Interpretación y largavistas para observar las aves allí apostadas.

En Caleta Valdés se observan elefantes marinos desde miradores ubicados en el acantilado y hay un sendero de interpretación para llegar a la boca de la caleta con hermosos paisajes del mar penetrando en esa lengua de tierra de 30 km de extensión formando islas interiores.

Punta Norte también ofrece centro de Interpretación para un apostadero de lobos marinos de un pelo y elefantes marinos.

Todo esto que les conté es lo que hicimos luego de la navegación, que, como moño de regalo, guardé para el final del relato.

Las imágenes que dejo la vuelta a los avistajes de ballenas en Puerto  Piramides | Ciudadanos | La Voz del Interior

Comienza el avistaje.

Apenas bajamos del auto frente a la playa de Puerto Pirámides, ya divisábamos las ballenas y la ansiedad iba in crescendo. Tuvimos la charla de seguridad previa al abordaje, nos colocaron los salvavidas y allá salimos.

La vista siempre fija en el mar de donde sin aviso, emergían aletas, narices, colas y majestuosos saltos de los colosos del mar y sus crías.

Es inexplicable la excitación de sentirlos tan cerca y tan amigables. La curiosidad los lleva a nadar lentamente acompañando al bote y despertando la admiración total y plena de los que teníamos el privilegio de contemplarlas. Se desplazan lento, se mueven serenamente y juegan en danzas de remolinos con sus cachorros.

El conductor de la nave se arrima cuidadoso sin entorpecer el camino de las estrellas del momento y mientras tanto la guía nos relata con su ojo entrenado lo que vemos y quizás no distinguimos: esa es una hembra, esa es su cría, ese un macho que pretende un cortejo.

2021 fue una temporada excelente, con cientos de ballenas que llegaron a las costas chubutenses brindando un espectáculo inigualable. Las memorias de los teléfonos regresaron agotadas, y los humanos volvimos con imágenes que jamás se borrarán de nuestra memoria.

Nos queda aún por delante, toda la vuelta a la península. En la mayoría del trayecto no hay señal de celular, lo que podría ser un problema, nos abre la posibilidad de dejar fluir nuestros pensamientos sin interrupciones, admirando el paisaje en una conjunción única: somos sólo nosotros, el viento y el mar, momentos recientes que ya son recuerdos imborrables y un escenario soñado para seguir disfrutando de tanta emoción…

Así fue mi paseo por Puerto Madryn en el invierno 2021 y en familia. Una ciudad que estará siempre en agenda para volver.

===================================================

Verónica Vasallo es Locutora, Periodista y Licenciada en Turismo.

Instagram: @Verovasallo