Casi intacto: un buzo logra fotografiar un avión de la Segunda Guerra Mundial en el fondo del mar

El fotógrafo Martin Strmiska llegó hasta los restos de una aeronave hundida hace 70 años y consiguió increíbles imágenes

asa

Un buzo consiguió fotografiar un avión de combate hundido en el fondo del océano. Se trata de una aeronave B-17 Flying Fortress que volódurante laSegunda Guerra Mundial y ahora permanece en el mar Adriático después de ser derribado a 50 kilómetros de las la costa de Croacia.

Martin Strmiska, un hombre de 40 años oriundo de Vietnamska, Eslovaquia, fue el encargado de retratar la nave en las profundidades. Al conocer su ubicación exacta, el fotógrafo se lanzó en una operación para registrar los restos a 70 años de su caída.

El fotógrafo asegura que esta nave caída durante la Segunda Guerra Mundial es la mejor conservada que se haya encontrado hasta el momento   Foto: Martín Strmiska / Caters News
El fotógrafo asegura que esta nave caída durante la Segunda Guerra Mundial es la mejor conservada que se haya encontrado hasta el momento Foto: Martín Strmiska / Caters News

Según trascendió,el avión Boeing estaba en una misión de bombardeo a Viena cuando realizó su último viaje el 6 de noviembre de 1944. Tras sufrir un extenso daño por obra del enemigo, se estrelló en el mar Adriático, a 31 millas (50 km) de la costa croata, cerca del pueblo de Rukavac.

El avión era famoso por sus capacidades defensivas y tenía una torreta con dos ametralladoras en la cola     Foto: Martín Strmiska/ Caters News
El avión era famoso por sus capacidades defensivas y tenía una torreta con dos ametralladoras en la cola Foto: Martín Strmiska/ Caters News

En las imágenes se puede ver cómo la estructura original permanece intacta, pero con algunos moluscos producto del paso de los años en el fondo marino. Se cree que la nariz del avión está rota por el impacto durante la caída, donde el tren de aterrizaje fue el más afectado. En la cabina de la nave, el fotógrafo y su equipo encontraron una bota suelta.

El avión Boeing B-17 fue construido en la década de 1930 para el Cuerpo del Ejército del Aire de Estados Unidos. Se dice que estaba equipado con ametralladoras en la cola.En tanto, los expertos afirman que una aeronave de esa magnitud podría transportar cargas de bombas de hasta 3600 kg en misiones de corta distancia, por eso se destacaba por sus capacidades defensivas.

Parte del interior de la nave que mantiene su estructura original intacta siete décadas después del accidente    Foto: Martín Strmiska/ Caters News
Parte del interior de la nave que mantiene su estructura original intacta siete décadas después del accidente Foto: Martín Strmiska/ Caters News

Por otro lado, se cree que el piloto aterrizó en el mar para que la tripulación pudiera escapar en balsas salvavidas. El copiloto, el segundo teniente de la Fuerza Aérea del Ejército de Estados Unidos, Ernest Vinneau, murió en el accidente ya que no pudo ser rescatado antes de que el avión se hundiera.

Los restos de este B-17 están entre los mejor conservados de las naves caídas durante la Segunda Guerra Mundial.

Las imágenes fueron captadas por el fotógrafo y su equipo, quienes aseguran que dentro de la nave se halló una bota   Foto: Captura de video
Las imágenes fueron captadas por el fotógrafo y su equipo, quienes aseguran que dentro de la nave se halló una bota Foto: Captura de video
El interior de la aeronave derribada   Foto: Captura de video
El interior de la aeronave derribada Foto: Captura de video

Fuente: La Nación