“Che, vos, negador…”, el clip del coronavirus en primera persona que desafía a los que no cumplen con la cuarentena, viralizado por los famosos

MIRÁ EL VIDEO. La creación de Mariano Chiesa y Pablo del Campo pretende la reacción inmediata de aquellos que se niegan a acatar las recomendaciones del Gobierno

as

“Che, vos, negador”, así se titula el nuevo video que comenzó a circular en las últimas horas y que tiene la intención de mostrar al coronavirus en primera persona desafiando a las negadoras y los negadores que siguen sin aislarse y quedarse en la casa, a que no se la hagan tan fácil.

La filmación es una creación de Mariano Chiesa y Pablo del Campo, dirigida por Anibal Vecchio con producción de Bushi Contenidos que pretende que reaccionen los que ni siquiera cumplen a una cuarentena obligatoria. El material fue compartido en las redes por varios famosos.

“Che, vos, negador… haceme un favor, acercate a ese señor un poco más… un poquitito más… Pregúntale la hora… pregúntaselo que ya casi son… casi son las 3 y 23, me encanta esa hora porque con la ‘T’ y la ‘V’ salió un imperceptiblemente desde su aliento y en menos de medio metro y medio de distancia yo ya logré entrar dentro tuyo sin que te dieras cuenta”, comienza el video con un voz en off que muestra un balcón.

«Yo ya logré entrar dentro tuyo sin que te dieras cuenta”, comienza el video con un voz en off que muestra un balcón

“Te fuiste del hogar diciendo que la gente está paranoica y te echaste flor de bostezo en el auto… Te tapaste la boca, llegaste a tu casa, abriste la puerta y dejaste el sudor de tus manos en el picaportes sin siquiera notarlo. En un rato, tu hijo de 9 años va a tocar ese mismo picaporte y se va a refregar la carita, le va a poner el chupete a tu hija (la más chiquita, la bebé) para que no llore”, continúa.

“Pero vos, que negás todo, haciéndole un chiste a tu mujer la saludás con el codo muy prudentemente y le decís: ‘que el clima fuera de la casa es una exageración total’. Y te reís con caras de sabértelas todas. Pero tu mujer estuvo lavando una por una cada lata, cada paquete que trajo de afuera con mucha agua, jabón, lavandina… pero eso fua hace como dos horas…”, se escucha en la grabación, que se desarrolla con imágenes que van desde el tránsito a los quehaceres diarios en una casa.

“Pero sabés qué… ella no se dio cuenta que tu negación ya puso en peligro a toda la familia. No sabe que te encontraste con tu contadora que vive a media cuadra del súper para darle unos papeles que metiste en una caja y esa caja ya había pasado por cinco manos incluyendo las tuyas antes de llegar a ella. Y ni vos y ni ella, enterados que otras de esas cinco personas también me tenía adentro. Tu contadora, otra negadora que terminó la charla rapidito porque salía para la costa con su familia, aprovechando los permisos especiales para llegar a Pinamar. Ella no lo sabe, pero ya está contagiada por negadora, por ende, voy a contagiar a toda su familia, asi como tu mujer va a contagiar a una amiga que la va a ver mañana para pasar el rato, el tema de la cuarentena que ordenaron cumplir”.

«Tu contadora, otra negadora que terminó la charla rapidito porque salía para la costa con su familia, aprovechando los permisos especiales para llegar a Pinamar», expresa una parte de la filmación

“Dicen que mañana va a ver sol, yo prefiero el frío, aunque me adapto fácil… Quizás tenga suerte y la amiga de tu mujer venga acompañada de alguna otra negadora y en cuestión de segundos termine contagiándolas a todas… Sabés, va a sonar raro… pero lo que más disfruto no es matar, lo que más disfruto son los negadores. Negadores que dicen que ellos no tiene la culpa que justo yo haya coincidido con el fin de semana largo, los negadores que piden delivery sin tener idea por donde pasó ese paquete, negadores como vos.. como ella.. como ellos…como ellas… que piensan que está todo inflado por los medios y que si no los mató el cólera, el dengue o ninguna peste, menos los voy a matar yo… la peste invisible…”

“Negadora… negador… vos decís que tenes suerte porque acá me agarraron a tiempo y porque las estadísticas son por lejos mejores que la de Italia y España. Amo los negadores como vos… porque no me importa su clase social, no la plata que tengas, si viajaste o no viajaste… o si queres aprovechar la plaza porque ahora está más vacía. No me importa si deambulas por tu barrio cerrado porque es ‘cerrado’”

“Yo ya estoy acá y cada hora que te paseas sigo dándome más vida, seguís dándome más vida porque aunque tengas barbijo, guantes, desinfectante o alcohol en gel, vos te seguís moviendo y me seguís mirando y mientras yo me sigo desparramando, che, vos, negador, dale… no me la hagas tan fácil”, concluye.

Fuente: Infobae