Diez aplicaciones para reforzar las materias de la escuela

MIRÁ LOS VIDEOS. Para Primaria y Secundaria, hay de matemáticas, lengua, astronomía y más. Están basadas en técnicas de juegos, donde cada nivel se adapta al progreso del alumno.

ASDASD

La suspensión de las clases en todo el país empujó a muchos padres a convertirse en profesores por obligación. Y si bien durante los primeros días de la cuarentena la paciencia sobraba, tras más de 50 días de encierro se hace inevitable recurrir a herramientas pedagógicas. Las aplicaciones educativas, como un recurso de apoyo, pueden ser una opción de aprendizaje dinámica y relajada hasta recuperar la rutina escolar. Las diez mejores alternativas gratuitas para no perder el ritmo de estudio.

El coronavirus está afectando la educación de 1.500 millones de alumnos, perjudicando al 89,4 % de la población estudiantil del planeta, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). A nivel local, deja a más de 13 millones – contando Jardín, Primaria y Secundaria- de chicos en sus casas.

El coronavirus está afectando la educación de 1.500 millones de alumnos.

El coronavirus está afectando la educación de 1.500 millones de alumnos.

En este sentido, las aplicaciones pueden colaborar en el proceso de formación y motivar al estudiante mediante juegos didácticos, recompensas y desafíos que ponen a prueba los conocimientos adquiridos. Muchas de estas app, fomentan la interacción entre pares, rompiendo con la clásica experiencia de contemplación pasiva.

Otra de las ventajas es que, al estar divididas por edad, facilitan un entorno de aprendizaje personalizado, que se adapta a las necesidades de cada alumno. Este equilibrio se logra a través de la inteligencia artificial (IA), lo que permite aumentar la dificultad a medida que se incrementa la comprensión del material. Cuando registra cierta dificultad, baja la exigencia.

Muchas de estas apps, fomentan la interacción entre pares.

Muchas de estas apps, fomentan la interacción entre pares.

Read Along. Estrenada esta semana, viene con el sello Google. Su misión es ayudar a los chicos de 5 a 8 años a leer de forma independiente, a su propio ritmo y en base a un progreso individual. Ofrece lecturas y juegos adaptados a distintos niveles. Emplea tecnologías de reconocimiento del habla y de texto a voz para detectar las dificultades que puedan tener cuando se lee en voz alta. Diya, una niña avatar, se encargará de animar y asistir con la pronunciación de las palabras o las frases. Quienes hayan completado la lectura o el juego le otorga puntos para desbloquear premios.

Un viaje por el Universo

El recorrido incluye desde las constelaciones, las estrellas, hasta los planetas del Sistema Solar.


Star Walk: Astronomía para Niños. Es una completa guía de iniciación sideral para descubrir todo lo que gira en el Universo. Para adentrarse en los fundamentos espaciales, la estructura del sistema solar, recorrer la Vía Láctea, ver constelaciones, cometas y examinar las proezas del Telescopio Espacial Hubble, utiliza una variedad de animaciones. Además, esta adaptación infantil de la famosa aplicación astronómica Star Walk, se puede conocer la posición exacta de las estrellas y otros objetos con relación a su tiempo y ubicación, en un mapa gráfico del cielo. Hasta los 9 años. Está financiada con publicidad. Hay una versión paga sin anuncios.

Rey de las Matemáticas Junior. La clave de este juego con ambientación medieval está en resolver los pequeños acertijos gráficos para ascender de categoría. Su gran acierto es incentivar a los jugadores a pensar por sí mismos, ya que los ayuda a desarrollar el cálculo mental. En caso de que el pequeño falle en reiteradas ocasiones, reformula los conceptos matemáticos para que al ser vistos desde diferentes ángulos, sean más fáciles de entender. A los tradicionales ejercicios de suma, división y multiplicación, se suman otros como geometría, fracciones y mediciones. La edad adecuada es entre 6 y 9 años.

Inglés para los más pequeños

Emplea un sistema de aprendizaje que se adapta al alumno


Lingokids. Con 12 millones de alumnos, es la referente del sector para los idiomas. La clave de su éxito está en la calidad de los contenidos cuidados y basados en una metodología lúdica que consiguen captar y retener la atención. A través de rutinas de escritura y gramática enseña los sonidos, la pronunciación, la fonética y la entonación de las palabras al hablar y cómo escribirlas en inglés. Se pueden descargar actividades para hacerlas offline, también hay trabajos para imprimir. Incluye también un Área de Padres desde la que es posible seguir el progreso y explorar el plan de estudios de la plataforma. El modo gratuito habilita dos tareas a la semana.

Brainly. Esta red social educativa está formada por más de 200 millones de estudiantes, profesores y expertos. La mecánica es muy sencilla, uno hacer una pregunta en la aplicación y hay otros que la contestan. Cada respuesta correcta, suma puntos y permite ascender de rango. Así, se empieza siendo un novato, se pasa aspirante, ambicioso, avanzado, hasta llegar a profesor y genio, las dos categorías máximas. En cuanto a la espera, el 80% de las contestaciones se dan, en promedio, dentro de los siguientes 10 minutos, indican. Hay una base de datos con las 6 millones de dudas más frecuentes.

Red social de estudiantes

Cuando alguien tiene una duda, otro tiene la respuesta


¿Cuánto sabes de Primaria? Pese a lo obvio del título, es una opción muy divertida. Aprovechando el auge de los programas en donde hay cuatro respuestas y sólo una es la correcta, reúne unas 500 tarjetas sobre inglés, lengua, matemáticas, música, historia. A medida que se acumulan los aciertos, se obtienen puntos que se pueden canjear por pistas, reducir a dos las posibilidades y obtener comodines.

Palabra perfecta. Este método ágil para practicar ortografía y gramática, trabaja sobre los errores más comunes de escritura. Desde acentuación, formas verbales, confusiones en el vocabulario, uso de mayúsculas, separación de palabras, uso de prefijos. Así, una tarjeta muestra una oración a la que le falta una palabra y abajo, cuatro opciones. Una está bien escrita y las otras tres, tienen alguna equivocación. El punto en contra es que tiene muchos anuncios.

El sabelotodo

Se le puede consultar sobre cualquier asignatura


Herramientas para el secundario

Socratic. A través de la IA de Google asiste a los estudiantes para despejar sus dudas mediante un algoritmo de aprendizaje automático desarrollado a partir de la cooperación de profesores y expertos. La idea es tan sencilla como hacer una foto a la pregunta para obtener ayuda instantánea. El software se encarga de hacer el correspondiente reconocimiento de caracteres para obtener la pregunta y obtener el contexto de la misma usando IA. Oficialmente, está preparado para todo tipo de preguntas entre ellos álgebra, geometría, trigonometría, biología, química, física, historia y literatura, presentando explicaciones muy detalladas de cada asignatura.

Coursera. Abre la puerta a cursos gratuitos en línea de más de 115 de las mejores universidades e instituciones educativas del mundo, incluyendo Stanford, Yale, Princeton, algunos con subtitulado. El catálogo incluye más de 800 cursos en más de 25 áreas temáticas. Desde programación Java, aplicaciones Android y lenguaje Python, análisis de datos. Emprendimiento, negocios y liderazgo. Finanzas, contabilidad, y economía, cálculo y estadística. Música, nutrición, gestión de proyectos, psicología, entre otros.

La calculadora del futuro

Basta con sacar una foto al problema para ver como se resuelve


Microsoft Math Solver. Algo más sofisticado que el clásico Photomath ayuda a despejar problemas que incluyen aritmética, álgebra, trigonometría, cálculo, estadísticas y otros temas utilizando un solucionador matemático avanzado con IA. Basta con escribirlos en la pantalla o tomar una foto. El solucionador lo reconoce instantáneamente y brinda explicaciones paso a paso, con gráficos interactivos y tutoriales de video.

Fuente: Clarín