Eclipse, Luna de Sangre y Superluna de Flores, los tres fenómenos astronómicos que coincidieron esta madrugada

Pudo verse la Luna de Sangre y un eclipse lunar total, mientras que en el hemisferio norte se apreció en todo su esplendor la Superluna de Flores, una luna llena que se da en plena primavera boreal.

sdfsd

Luna de Sangre

El eclipse total pudo verse perfectamente en la zona occidental de América del Sur, en parte de Centro América y en el oeste de Estados Unidos, así como también en Oceanía y en algunas partes de Asia.

En Argentina la Luna de Sangre empezó a las 8.18. Aquellos que residen en Buenos Aires no pudieron ver el eclipse, ya que a esa hora la Luna ya se encontraba debajo de la línea del horizonte.

Aun así, el fenómeno pudo verse parcialmente. El eclipse penumbral se inició a las 5.47 y el eclipse parcial comenzó a las 6.44. En este punto del planeta el eclipse pudo verse en su mayor magnitud a las 7.46, donde el cielo estuvo despejado y, además, pudo contemplarse a simple vista.

Superluna de Flores

Este fenómeno puede verse también este 26 de mayo, pero principalmente en el hemisferio norte. La Superluna de Flores se produce cuando el satélite está en su fase llena y se ubica en el perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra.

La Superluna de Flores es una luna llena mucho más grande que el promedio, justamente la del 26 de mayo será la más grande de este año. Esto se debe a que se produce mientras nuestro satélite se encuentra en el punto más cercano a la Tierra en su órbita mensual.